6 estrellas que el FC Barcelona dejó escapar siendo niños

El FC Barcelona tiene una de las mejores canteras del mundo. La Masía ha sido siempre reconocida en los cinco continentes por sacar jugadores de grandísima calidad. Además, creando un ‘ADN’ que les caracteriza. Sin embargo, los últimos años no han venido haciendo las cosas del todo bien. Muchos de los futbolistas que hoy están triunfando pasaron un día por la cantera azulgrana sin pena ni gloria, y algunos de ellos incluso podrían venir muy bien en la situación en la que actualmente está el club.

Son muchos los niños que pasan año tras año por las categorías inferiores de los grandes equipos de fútbol, pero hay que ser consciente de que todos no van a llegar a la cima. Algunos ni siquiera empezarán a escalar la dura montaña de este deporte. Sin embargo, hay que saber ver el talento en los más jóvenes, darles oportunidades y creer en ellos. Quizá sea eso lo que ha faltado en el club catalán, y por ello hoy vamos a hablar de 6 estrellas que el FC Barcelona dejó escapar siendo niños.


André Onana (Ajax)

El portero camerunés André Onana llegó a la cantera culé en 2010, con 14 años, procedente de la academia de Eto’o. Jugando en el Barcelona Sub 19 despuntó en la UEFA Youth League, y el Ajax se lo llevó por 150 mil euros. Tras dos temporadas difíciles en el Jong Ajax, la marcha de Cillessen al propio Barça le llevó a debutar en el primer equipo, donde pronto se ganó la titularidad con grandes paradas salvadoras y un liderazgo impropio de su juventud.

En su primera temporada encajó solo 36 goles en 46 partidos, ganando la Eredivisie y llegando a la final de la Europa League. Dos años después, fue pieza clave en un Ajax que llegó a semifinales de la Champions League, quedando a un solo paso de jugar la final. Hoy en día, a sus 24 años, está valorado en 35 millones de euros. De haberse quedado en el FC Barcelona estaría seguramente siendo suplente de Ter Stegen, algo que, seguramente, no hubiera aceptado.

Dani Olmo (RB Leipzig)

Aunque comenzó en las filas del Espanyol, la mayoría de sus primeros pasos en el fútbol los dio en la Masía. Después de pasar 7 años como azulgrana, parece mentira que un jugador con las cualidades de Dani Olmo llegase libre al Dinamo Zagreb. En el club croata ha despuntado y sorprendido a media Europa, con registros goleadores muy buenos.

Dani Olmo es uno de los jugadores españoles en la Bundesliga 2019-2020

Esta temporada llevaba 8 goles en 21 partidos con el Dinamo Zagreb, pero, en el mercado de invierno, llegó el RB Leipzig para hacerse con sus servicios. Desde entonces ha jugado 13 partidos y ha marcado 4 goles. El club alemán estuvo muy listo para hacerse, por 19 millones, con una de las promesas españolas más emergentes.

Adama Traoré (Wolverhampton)

Llegó con tan solo 8 años procedente del Hospitalet, el equipo de su ciudad. El hispano-maliense aguantó en el club más que los anteriores; escaló por todas las categorías inferiores y llegó incluso a debutar con el primer equipo. Con solo 17 años, ya jugó unos minutos incluso en Champions, con el ‘Tata’ Martino en el banquillo.

La siguiente temporada jugó 6 partidos, estrenándose como goleador en Copa, en una goleada de 8 – 1 ante el Huesca. Su velocidad y explosividad eran sorprendentes; siempre que cogía el balón creaba peligro con su desparpajo y su pegada. Tras aquella breve demostración, el Aston Villa inglés se lo llevó por 10 millones de euros.

Como ‘villano’ no hizo sus mejores partidos, y fichó una temporada después por el Middlesbrough de Karanka. Su primera temporada fue desastrosa, para él y para el club, que descendió a la Championship, la competición donde sí explotó. En esa temporada, además, comenzó a verse un cambio físico brutal que le dio incluso una imagen muy personal en el mundo del fútbol, más acorde con la del fútbol americano.

Aquella campaña la acabó con 5 goles y 10 asistencias, y el Wolverhampton se hizo con sus servicios por 20 millones de euros. Esta temporada ha sido uno de los jugadores más destacados de la Premier, por su imagen y por su gran rendimiento. Ha marcado 6 goles y dado 13 asistencias, y son muchos los equipos que ya andan tras él.

Adama Traoré - Cómo juega, equipos y estadísticas

Héctor Bellerín (Arsenal)

Hubo un momento en el que pareció que Héctor Bellerín iba ser el ‘nuevo Jordi Alba’. Al igual que el actual lateral culé, dejó la cantera buscando su sitio en otro equipo, y resultó ser un grandísimo jugador. Sin embargo, a diferencia del de Hospitalet, este no ha dejado (aún) su equipo para volver a su antiguo hogar.

El Arsenal apostó por él cuando estaba aún en las categorías inferiores del FC Barcelona, pagando medio millón de euros por un niño de 16 años. Tras unos años en Hale End, marchó cedido al Watford, y, al poco de volver, debutó en el primer equipo.

Con 19 años ya era titular en todo un Arsenal, y, actualmente, ya con 25 años, es uno de los mejores jugadores del equipo. Su velocidad y su gran pase han dado muchos puntos a los ‘gunners’. En la temporada 2015-16 hizo sus mejores registros, dando 9 asistencias en 43 partidos. En un Arsenal lejos de sus mejores años, siempre ha sido de lo mejor.

Pudo ser campeón de la Europa League la temporada pasada, pero el Chelsea lo impidió. El Barcelona ha intentado en numerosas ocasiones hacerse con sus servicios, pero no lo ha podido lograr. Ha terminado haciendo apuestas como la de Sergi Roberto como lateral o fichajes como el de Semedo.

Mauro Icardi (PSG)

Mauro Icardi, una de las estrellas que dejó escapar el Barcelona de su cantera

Muchos desconocerán el breve romance que tuvieron el delantero argentino y el FC Barcelona. En invierno de 2008 llegó a la Masía procedente de la cantera de Vecindario. Jugó en un principio como cadete, y pronto pasó a ser juvenil, hasta que, justo 3 años después, llegó la Sampdoria buscando su cesión. Marcó 4 goles en 8 partidos, y a final de temporada se lo llevó por 300 mil euros.


Aquella temporada marcó 19 goles en 23 partidos, siendo una auténtica estrella en el filial Sub 19 del club italiano. De hecho, llegó a debutar, marcando al poco tiempo de salir al partido. La Sampdoria ascendió a la Serie A y un joven Icardi, con 19 años, fue titular indiscutible.

Solo una temporada completa jugó en la Sampdoria cuando llegó el Inter Milán con 13 millones de euros bajo el brazo, y el resto es historia. 134 goles y 30 asistencias más tarde fue fichado por un PSG estelar, donde juega actualmente y lleva 23 goles marcados.

En estos momentos es uno de los ‘9’ más cotizados del panorama, y el FC Barcelona se encuentra, precisamente, en busca de uno. Aunque sus intentos han sido varios, no ha acabado decidiéndose por pagar el caro precio que ahora vale. Ya no va a costar 300 mil euros.

Takefusa Kubo (Real Madrid)

El 1 de enero de 2011, con 9 añitos, Takefusa Kubo llegaba a Barcelona procedente de la cantera del Kawasaki Frontale. Al parecer, no le bastaron 4 años al FC Barcelona de la gran perla que poseían, y lo devolvieron a su país. Esta vez marchó al Tokyo, donde debutó con tan solo 15 años. Su desparpajo y habilidad le hicieron ganarse en dos temporadas un viaje directo, de nuevo a España, pero esta vez al Real Madrid.

Takefusa Kubo - Cómo juega, equipos y estadísticas

En su primera campaña en Europa, cedido en el Mallorca ha demostrado muchas cosas, y quién sabe si volverá a la capital para quedarse, dando patadas en el estómago al club culé, al ver que un antiguo canterano puede ser el futuro de su máximo rival.

Con esta joven perla acabamos este artículo de estrellas de hoy en día que se le escaparon al FC Barcelona siendo niños, ejemplos de una mala gestión y una pobre visión de futuro. No es casualidad que haya más de 5 niños convertidos en grandes futbolistas fuera de la Masía, una Masía que ha dado a tantos grandes jugadores, convertida en seña de identidad ‘culé’.

El FC Barcelona debe volver a cuidar a esos niños que llegan con talento y con ganas de triunfar, y guardar el dinero para invertir en ellos, no en las joyas caras que día a día salen al mercado. El mejor Barcelona de la historia llegó de la mano de la Masía, y el mejor futuro puede estar también en ella.

Deja un comentario