Categorías: LaLiga

¿Qué es potenciar?

Desgranando el acuerdo por el que han llegado 9 futbolistas árabes en España

La liga española, presidida por Javier Tebas, ha puesto en marcha el acuerdo trilátero entre La Liga, la General Sports Authority y la Federación de Fútbol de Arabia Saudí. El domingo pasado en Riad se llevó a cabo la presentación de los nueve futbolistas árabes que se repartirán entre siete clubes de primera y segunda división española con el objetivo de potenciar el emergente fútbol saudí, según señala la Liga de Fútbol Profesional. La AFE ha advertido a través de un comunicado que “dicho acuerdo antepone el negocio a la promoción de futbolistas españoles”. Si bien hay mucho dinero de por medio, hay que plantearse lo siguiente: ¿es realmente beneficioso para nuestro fútbol?

Presentación de los nueve futbolistas árabes en España el pasado domingo en el Riad. mundodeportivo.com

El pasado mes de octubre en Londres, se formalizó una asociación que envuelve a La Liga y al fútbol árabe cuyo fin, citando las versiones oficiales de dicho acuerdo de ambas partes, es potenciar el fútbol árabe para que este crezca y siga desenvolviéndose en los próximos años. En dicho pacto, confluyen tres entidades: la Liga Profesional de Fútbol, la General Sports Authority (que viene siendo el ministerio del deporte de Arabia Saudí) y la Federación de Fútbol del mismo país. Entre las actividades acordadas el año pasado estaban la construcción de campos de entreno en territorio árabe bajo la marca de La Liga y un intensivo trabajo de scouting por parte de los clubes españoles con el fin de promover el talento de los futbolistas y facilitar su salida a las ligas europeas.

Futbolistas árabes en España: Nooh Al Mousa posa con la camiseta del Real Valladolid. marca.com

Pues bien, fue recién este año que casi de un solo golpe empezaron a verse las principales actividades de dicho acuerdo. Tal fue la progresión de las relaciones entre entidades que hace unos días arribaron a la liga española nueve saudíes, quienes llegan prestados hasta final de temporada. Todos a la vez fueron presentados en la ceremonia realizada en el Four Season en Riad. Ahora bien, como es lógico, los detalles de cada contrato son muy similares al tratarse de un acuerdo en masa como este. La única diferencia relevante es que solo tres de ellos llegan a equipos de primera: Yahia Al-Shehri la Leganés, Fahad Al-Muwallad al Levante y Salem Al Dawsari al Villarreal. Mientras que otros cuatro recalarán en La Liga 123: Ali Al Namer al Numancia, Abdulmajeed Al Sulayhim al Rayo Vallecano, Abdullah Alhamdan al Sporting de Gijón y Nooh Al Mousa al Valladolid. Los dos sobrantes, Marwan Othmnan y Jaber Issa, se incorporarán a los filiales del Leganés y Villareal respectivamente. Todo muy normal hasta acá. Lo curioso del tema viene aquí: los nueve futbolistas llegan a coste cero. Sí, cero. Es más, es muy probable que cada club registre algún ingreso de entre uno y cinco millones de euros al final de la cesión por cada jugador que acogen. Sin embargo, este factor no influirá en las decisiones técnicas de cada club pues estos no tienen la obligación de hacerlos jugar.

Futbolistas árabes en España: Al Sulayhim Abdulmajeed junto a Martín Presa del Rayo, y directivos árabes. marca.com

El principal motivo de la ejecución de esta y otras operaciones, que nos parecen más naturales de un mundo empresarial que de nuestro mundo del fútbol, reside en la búsqueda de recursos que necesita La Liga para seguir siendo una de las mejores ligas del mundo. Hoy en día, dos de los equipos futbolísticamente más competitivos a nivel europeo de los últimos años viven en España, uno en Madrid y otro en Barcelona, y es una realidad apoyada en las figuras de Cristiano Ronaldo y Lionel Messi, quienes hacen a esta liga aún más atractiva en el exterior. Eso, como es lógico, se reproduce en ingresos económicos para los clubes y, por lo tanto, para La Liga.

Sin embargo, la industria no sólo del fútbol sino del deporte se ha visto notablemente desestabilizada por la inyección de dinero ajeno al mundo deportivo. Qatar, Rusia o la misma Arabia Saudí han dado pasos gigantescos en su afán por apoderarse de la industria del fútbol comprando clubes o consiguiendo patrocinios multimillonarios. Es por esto que la liga española está perdiendo poder económico frente a otras ligas de primer nivel, especialmente la inglesa. De ahí que los directivos de la LFP estén con el afán de posicionarse fuertemente en los mercados extranjeros para aumentar los ingresos económicos sin descuidar el alto valor futbolístico que ha sido y es intrínseco del fútbol español.

Fernando Sanz, Director de la LFP en Oriente Medio y el norte de África, junto a Javier Tebas en un acto en Abu Dhabi. @fernandosanzd19 via Twitter

Por esa razón, el acuerdo suscrito el pasado domingo es muy conveniente especialmente para los clubes. En teoría, sucederá lo siguiente: los jugadores árabes empezarán a tener el protagonismo correspondiente en cada club, esto desencadenará en que los aficionados saudíes se interesen más en los clubes de poco reconocimiento mundial como el Levante, Leganés o el Rayo, cosa que ya se ha evidenciado apenas se han anunciado los fichajes en redes sociales (según MARCA, “El Levante ha sido el equipo que más revolución ha notado en sus perfiles sociales, creciendo hasta 20.000 veces más de su media en Twitter. El Villarreal también incrementó en un 14.000% su número de seguidores en esta red social mientras que el Real Valladolid, por ejemplo, incrementó su número de fans en Facebook un 2.000%. Cifras incomparables con cualquier otro fichaje de estos clubes”). Los derechos de televisión son vendidos por La Liga a las empresas involucradas en el pacto y así se genera el influjo monetario.

El crecimiento mediático de los clubes y la liga en los últimos días. marca.com

A primera vista, todos parecen ganar. Los clubes se refuerzan con jugadores nuevos sin gastarse un euro y suman seguidores, los futbolistas tienen la chance de brillar en el fútbol europeo de primer nivel y prepararse para la Copa del Mundo y el fútbol español se promociona en Arabia Saudí y vende los derechos de transmisión. Pero no todo es positivo. La Asociación de Futbolistas Españoles (AFE) ha emitido un comunicado advirtiendo que el acuerdo “prioriza el aspecto económico por encima de lo deportivo” y que “impide la formación de los futbolistas de categorías inferiores”. Evidentemente la AFE lleva razón, el fútbol base es el primer perjudicado del proceso. Por lo pronto habrá que esperar, y no será sino hasta junio, por lo menos, que nos detendremos a evaluar, a partir de los resultados, si así como se planeaba potenciar el fútbol saudí, se logró mejorar el fútbol español.

Compartir

Esta web usa cookies.