Héroe o villano

The following two tabs change content below.

Jose Luis Guerrero

16 años. Loco del fútbol y amante de la escritura. Sumando en este proyecto con muchísima ilusión.

Habiendo opinado ayer sobre las declaraciones de Emmanuel Adebayor y de su situación a la hora de fichar por el Olympique de Lyon en Adebayor: una situación desagradable, hoy me veo más que obligado a opinar sobre la otra cara de la moneda: la versión del club galo, que deja por los suelos al togolés haciéndonos ver a un Adebayor “divo” y caprichoso.

Según declaró Bruno Genesio, entrenador del club, para Récord, tuvo una entrevista con el africano en una cafetería. Cuenta que llevaba un cigarrillo en la boca y pidió un café acompañado de un whisky, algo que, por lo general, se le tiene prohibido a todo futbolista. Cuenta también que poco a poco fue cogiendo forma su teoría principal: que no quería fichar.

El presidente del club confirmó las atrocidades que supuestamente pedía el jugador para fichar por el club, como tener un helicóptero a su disposición para ir a entrenar, disponer de Joël Robuchon como chef personal, una mansión con piscina y vistas a Córcega.

El presidente Jean Michel Aulas tira de bondad y declaró que, a pesar de todo, pensaba contratarle, pero, cuando el togolés (que tenía reservado el ‘9’) le comunicó que deseaba el ’10’, decidió dejar atrás su interés, porque el ’10’ lo lleva la estrella del equipo: Alexandre Lacazette.

Adebayor héroe o villano

El ’10’ de Lacazette es la razón que da el presidente del cuadro galo del no fichaje de Emmanuel Adebayor.

Debo decir que me parecen demasiado exageradas las supuestas exigencias del ariete, y me parece extraño que un jugador, con tan solo 32 años y sin club, pida tales cosas, cuando un jugador de fútbol da lo que sea por jugar. Claro que, como en todo problema, hay dos versiones, y uno a veces no sabe cuál creer. Personalmente, creo más al jugador que a los directivos del club, pues veo transparencia y lógica en las explicaciones del ‘9’, mientras veo a un Lyon demasiado disfrazado de víctima.