Al detalle: Valencia ¿por qué sí al Barça y no al Madrid? (II)

The following two tabs change content below.

Vicente Breso

Licenciado en Sociología y Ciencias Políticas. Amo el fútbol y estoy enamorado del baloncesto. Escribir sobre ellos es la leche.

Entradas recientes de Vicente Breso (ver todas)

LEER MÁS. Al detalle: Valencia ¿por qué sí al Barça y no al Madrid? (I)

En la primera parte del artículo hablábamos de las ventas consumadas entre Valencia y F.C. Barcelona. Pero ha habido más casos. Para dar una visión más amplia del asunto hablaremos también de las gestiones no exitosas entre los dos grandes de nuestro fútbol, Real Madrid y F.C. Barcelona, con el equipo ché. ¿Es el Camp Nou el destino de todo jugador valencianista que despunta? ¿Se niega por sistema el Valencia C.F. a negociar con el Real Madrid?

Operaciones que no llegaron a hacerse:

Vicente Rodríguez (Real Madrid): tras ganar Liga y UEFA Cup (2003-2004), Vicente es convocado para la Eurocopa de 2004. El propio jugador cuenta la historia en AS en el año 2011: “Estando en la Eurocopa de Portugal, Florentino me dijo que quería ficharme. No me convenció porque sólo quería renovar en el Valencia y Llorente dijo que no. Hicieron una oferta de 36 millones de euros y el Valencia no quiso. Y ahí se acabó”. Vicente, víctima de las lesiones, acabó su contrato aquel 2011.

La triple A, Albelda-Aimar-Ayala (F.C. Barcelona): el F.C. Barcelona vivía una de sus crisis más acuciantes y Joan Laporta acababa de acceder a la presidencia del club catalán en 2003. En campaña comete la torpeza de prometer el fichaje de David Beckham, que semanas después firmaría por el Real Madrid. Entre medias, su asesor (y genio, dicho sea de paso) Johan Cruyff, aconseja firmar a la llamada triple A del Valencia, Albelda, Aimar y Ayala. El Barça traslada una oferta conjunta de 60 M por la tripleta, oferta que es rápidamente rechazada. El Valencia lograría retener a su trío de ases y ese mismo verano llegaría a Can Barça Ronaldo de Assís Moreira, más conocido como Ronaldinho. La jugada les salió bien a todos. El propio Sandro Rosell, el vicepresidente de Joan Laporta en aquella época, lo reconocía en 2003, cuando los resultados del Barça no eran tan brillantes: “la nueva directiva ha hecho hasta el momento no puede calificarse de proyecto, ya que la junta recibió una herencia de la anterior directiva que limitaba al equipo. En un primer momento, el club intentó, por iniciativa de Txiki Begiristain, fichar la columna vertebral del Valencia –Aimar, Ayala y Albelda–, pero el club se cerró en banda. El club intentó, sobre todo, el fichaje de Aimar, pero el Valencia no quiso fijar ni precio”. Tras eso, aclaró Rosell, decidieron gastarse el 75% del presupuesto en fichar a Ronaldinho.

El Valencia se negó a vender a Aimar, Albelda y Ayala al Barça, que fichó a Ronaldinho.

El Valencia se negó a vender a Aimar, Albelda y Ayala al Barça, que fichó a Ronaldinho. Fuente: rpp.pe

Ayala (Real Madrid): fueron varios veranos en los que Roberto Fabián Ayala quiso y de hecho estuvo a un paso de jugar en el Real Madrid. La historia, con Eto’o y el Mallorca como protagonistas, la explicaba Jaime Ortí en febrero de 2015 para el periódico Superdeporte: ” El Madrid estuvo desde primer día en contacto con el Valencia porque quería al jugador sí o sí. Hubo una salida que se pactó con el Madrid con la posibilidad de que viniese Eto’o. En ese pacto sí estábamos de acuerdo, pero el 50% de los derechos eran del Mallorca y el Mallorca no accedió a esa cesión. Bautista Soler padre estuvo hablando con el jugador, lo tenía en Madrid preparado para que se firmara todo y al final el Mallorca lo rompió todo. En esa opción el Valencia sí que estaba dispuesto a hacer ese cambio, pero no se hizo. El Mallorca se puso duro y ahí se acabó el conflicto”. Ayala permanecería en el Valencia, se convertiría en capitán y formaría parte aquella misma temporada de los éxitos del club en Liga y UEFA Cup. Tiempo después y tras múltiples discusiones con Amedeo Carboni, director deportivo del club en la primera temporada de Quique Sánchez Flores en Valencia, el argentino abandonaría la capital del Turia por la puerta de atrás para acabar firmando con el Villarreal. Sin debutar en el submarino amarillo, semanas después el Zaragoza pagaba su cláusula de rescisión.

Polémica Valencia Real Madrid. Fabián Ayala quiso marcharse a F.C. Barcelona y Real Madrid.

Fabián Ayala quiso marcharse a F.C. Barcelona y Real Madrid. Fuente: miotraliga.defensacentral.com

David Silva (¿Real Madrid?): verano de 2010, con un Valencia híper-necesitado económicamente, tanto David Villa como David Silva fueron puestos a la venta al mejor postor. El Valencia sólo quería cash, como sucedió con “el Guaje”. El canario fue ofrecido a todos los grandes clubes, incluido el Real Madrid, que sondeó su fichaje, muy del gusto del presidente Florentino Pérez, por cierto. El mediapunta mostró privadamente su deseo de firmar por la entidad de Concha Espina, algo a lo que el Valencia no se opuso. Finalmente, José Mourinho decidió apostar por Mesut Ozil en detrimento del internacional español, que puso rumbo a Inglaterra para jugar en el Manchester City a cambio de 33 M de euros.

José Luís Gayà (Real Madrid): jugador revelación de la temporada 2014/2015, el joven valenciano se ganó pronto un hueco entre los ojeadores de media Europa, incluido el Real Madrid, que lo vio como un sustituto a largo plazo de Marcelo. Los rumores fueron más y más fuertes conforme la temporada iba avanzando, hasta el punto de que parte de la prensa madrileña daba como hecho el acuerdo con el zurdo de Pedreguer, que por aquel entonces contaba con una cláusula muy asequible (18 M) para los grandes clubes. Finalmente, tras meses de tensas negociaciones, el Valencia ataba al jugador en mayo de 2015 renovando al jugador por cinco campañas y una cláusula de rescisión de 50 millones de euros. Por aquel entonces, el Valencia exhibía el nuevo músculo financiero de su dueño, Peter Lim, que acabaría dilapidando gran parte de la inversión en fichajes poco rentables.

Y aquí dejamos nuestro repaso, dejando los dos casos más excepcionales para el final: la venta de Raúl Albiol y el no traspaso más polémico de nuestro fútbol: la de Mendieta al Real Madrid. En el caso del centrocampista vasco sería casi hasta injusto reducir su venta a un simple párrafo, pues se trata de algo mucho más complejo y mucho más sentido para la afición valencianista. Al “Mendieta-gate” se acude cuando se quiere alegar el veto de los valencianistas al Madrid, el inicio de una teoría que, quizás, nació por la excepción que confirmó la regla. ¿O no?