Alaves resurge de la mano de Abelardo

El Alavés de Abelardo: un lavado de cara que huele a salvación

Fecha 13 de la Liga, Alavés cayó derrotado 2 a 1 ante Eibar como local en Mendizorroza y quedó en la última posición hundido en la tabla con 6 unidades apenas, si bien faltaba mucha Liga, 2 victorias y 11 derrotas eran una señal clara que todo lo bueno realizado la temporada anterior con final de Copa del Rey incluida, caería como un castillo de arena.

El argentino Mauricio Pellegrino decidió marcharse a la Premier League y en su lugar llegó su compatriota Luis Zubeldía, totalmente inexperto del fútbol español solo duró 4 fechas donde el equipo acumuló 4 derrotas sin poder marcar 1 gol. En forma interina lo reemplazó Javier Cabello en las fechas 5 y 6 sin poder sacar al equipo de la inercia negativa.

En la fecha siguiente debutó el italiano Giovanni De Biasi y trajo una victoria bajo el brazo, primeros 3 puntos del campeonato al vencer al Levante 2 a 0 como local. El equipo realizó un buen partido y tuvo pegada en el área rival y Pacheco pudo mantener su valla en 0. Psicológicamente para la plantilla fue un aliciente dejar la racha perdedora.

El entrenador italiano no pudo encauzar el mal momento en Mendizorroza, siguieron las derrotas, solo un triunfo más en la fecha 11 ante Espanyol 1 a 0 para acabar renunciando luego del citado encuentro ante el equipo armero en el clásico regional. Los dirigentes, luego de varias reuniones y varias opciones no imaginaban que con la contratación de Abelardo en el Alavés cambiaría todo, dando el equipo un giro de 180 grados.

El Alavés de Abelardo: números de Europa

En silencio, sin hacer mucho ruido, llegó al banquillo de Alavés Abelardo Fernandez, el ex defensor del FC Barcelona que ya contaba con el interesante antecedente de lograr el ascenso con el Sporting de Gijón en la temporada 2014-2015 y la permanencia en Primera, en el siguiente curso con el conjunto asturiano.

El Alavés de Abelardo solventó la salvación por la vía rápida.
El Alavés de Abelardo solventó la salvación por la vía rápida. Foto diario As

Un entrenador serio, rápidamente se puso a trabajar duramente para recuperar la moral de un equipo que estaba en una situación muy difícil. Debutó con triunfo en Montilivi ante Girona 3 a 2 y luego con UD Las Palmas 2 a 0. De repente, 2 victorias consecutivas, el ánimo empieza a ser otro y la inercia que era totalmente negativa da un vuelco tremendo: el Alavés de Abelardo, con un fútbol ambicioso consigue 4 victorias más y 1 empate.

A esta increíble racha hizo referencia el técnico asturiano:

«Hemos salido de una situación agónica, pero aún es difícil. Llevamos 19 puntos de 30 desde que llegué, pero esto no es normal. Todo es mérito de los jugadores».

Ahora con 23 fechas el conjunto albiazul marcha en la posición 16 con 25 unidades, no está totalmente salvado del descenso pero ya le trasladó el problema a otros. Cuando parecía inevitable su caída, el Alavés de Abelardo levantó el vuelo.

Deja un comentario