Champions League Análisis Atlético Bayer Leverkusen: la noche de los porteros

El Atlético de Madrid se clasificó para los cuartos de final de la UEFA Champions League tras empatar a 0 en el Vicente Calderón ante un mejor y más combativo Bayer Leverkusen. El partido fue un mero trámite para los madrileños, y una oportunidad para los alemanes de mejorar su imagen y ganar confianza sacando un resultado positivo en un estadio francamente complicado. Oblak y Leno se erigieron como las figuras más destacadas del choque.

La primera mitad fue claramente dominada en cuanto a la posesión por el Bayer Leverkusen, pero los colchoneros tuvieron las mejores ocasiones, pese a jugar a medio gas. La gran noticia para los renanos fue el cambio en la estratagema de Tayfun Korkut, el nuevo técnico del Leverkusen. Lejos de la excesiva ofensividad y despreocupación defensiva, los pupilos del turco jugaron más equilibrados, con una mayor atención a la defensa gracias a la gran labor, como ancla, de Baumgartlinger. El centrocampista austriaco fue una de las muchas novedades de la alineación. También Kampl y Brandt daban ciertas esperanzas en ataque al Bayer, pero sin demasiada fortuna en metros finales.

Jugada del Atlético-Leverkusen. Análisis Atlético Bayer Leverkusen

Jugada del Atlético-Leverkusen. www.portal.andina.com

El Atlético tenía paciencia, relajado y confiado en sus posibilidades, tuvo que esperar hasta el 37 para hacer lucir a Leno, con una gran parada a remate de Correa. Pocos minutos después, Koke dispuso de un nuevo intento que desbarató el meta germano con una gran mano. Llegaba el descanso en la ribera del Manzanares con un Bernd Leno espectacular y un equipo de Simeone, calmado, tranquilo, pero que demostraba su total superioridad.

La segunda mitad fue más igualada. Los del “Cholo” sacaron un juego más combinativo, intentando quitarle la posesión del balón a los germanos. Los de Tayfun lograron, con mucho desparpajo mantener la posesión, defenderse con rigor y gozar de grandísimas opciones para llevarse, al menos, la victoria del Calderón. Fue en este período cuando Oblak sacó a relucir un gran repertorio de paradas extraordinarias.

Griezmann en especial tuvo varias oportunidades para zanjar el trámite, pero no pudo con Leno. En defensa, los locales no tuvieron un día plácido, Volland, Brandt, Kampl, Bellarabi y Chicharito lo intentaban sin dejar caer los brazos. Fue en esta insistencia alemana, cuando Oblak nos deleitó. En el 67 el eslovaco realizó tres paradas simultáneas a Volland (2) y una a Brandt. Un esfuerzo fantástico, lléndose al suelo y levantándose, ágil como un felino.

Esa parada resumía a la perfección el choque. El Bayer lo intentó todo pero fue imposible batir al guardameta de Eslovenia. El Atlético, sin grandes alardes, saca su pase a los cuartos, donde a buen seguro dará una mejor imagen; puesto que de no hacerlo puedes empezar a despedirse de la Champions.