The following two tabs change content below.

Alberto Monte

BALONCESTO, la vida con él es más divertida.

Dominar ACB, competir hasta el final en Euroliga, estos son los puntos a cumplir en el F.C. Barcelona, y estos son los argumentos que han originado la destitución de Xavi Pascual al timón del equipo blaugrana.

Las últimas tres temporadas, la afición había mostrado su malestar con el juego y resultados, tanto en el pabellón, como con sus ausencias y esta comunión cada vez más devaluada se rompió del todo en el pasado playoff, donde, a pesar de llegar como líderes de la temporada regular, se perdió ante el eterno rival una final ACB, y se hizo sin los valores que habían sustentado a Xavi Pascual años anteriores, competitividad en las finales, estrategia y scouting para anular al rival, y llegar en estado óptimo de forma a las grandes citas de final de temporada.

Pascual, entrenador desde 2008, devolvió la supremacía nacional al Futbol Club Barcelona, añadiendo cuatro ligas ACB y tres copas del Rey a las vitrinas en estas casi nueve temporadas, y disputando todas las finales ACB desde que llegó. Junto a esto añadió en 2010 la segunda y última Euroliga del Futbol Club Barcelona y lo devolvió al club selecto de asiduos temporada tras temporada a la Final Four.

Pascual llorando el día de su despedida.

Pascual llorando el día de su despedida.

Los éxitos hablan por sí solos, pero no son suficientes en el deporte actual donde ayer es pasado y solo mañana da esperanza. La dirección ha dado el golpe de timón que le demandaban desde la grada, adiós Pascual, hola Bartzokas.

Llega un entrenador de élite, con un ideario de juego similar a los equipos de Pascual, pero más fundamentado en el corazón y entrega, que llevó a Olympiakos a conseguir una Euroliga contra todo y contra todos, cuando las estrellas huían en busca de grandes salarios. No rendirse jamás, dejar todo en la pista, físico, alma y corazón.

Giorgios Bartzokas le ganó la partida al propio Pascual en la última eliminatoria de cuartos, también batió al favorito Real Madrid en esa final four ganada, remontándole 17 puntos, carta de presentación suficiente para otorgarle todo el crédito y más para dirigir un trasatlántico como el equipo blaugrana donde ganar no es el objetivo, es una obligación.

Bartzokas ya sabe lo que es ganar la Euroliga.

Bartzokas ya sabe lo que es ganar la Euroliga.

Para semejante empresa, se ha confeccionado una plantilla que cuenta con piezas de gran nivel pero con un libreto diferente.

El bajo rendimiento de Carlos Arroyo y la baja del nuevo jugador de los Washington Wizards, Tomas Satoransky, encomendaba una difícil tarea de buscar dos recambios de garantías a la dirección.

Firmado Tyrese Ryce, otro verdugo del Real Madrid en las últimas Final Four, un combo desequilibrante que anota, manda y decide en cancha, encabezaba la lista de futuribles Guillem Vives, un joven talento nacional que va evolucionando de ser un jugador físicamente muy potente, con gran sentido táctico y defensivo a añadir año a año más producción ofensiva. Parecía hecho, pero no acabó de cerrarse y en su lugar se ha fichado a Petteri Koponen, un jugador de gran calidad de cara al aro, más escolta que base, que puede alternar ambas posiciones, al igual que Pau Ribas, un estilista que debe aportar carácter para ser importante este equipo, versatilidad y calidad no le faltan.

Rice, uno de los bombazos del verano.

Rice, uno de los bombazos del verano.

Al contrario que en la posición de Base, en las posiciones exteriores no habrá cambios salvo sorpresa, los que están, deben cuadrar con el estilo que el entrenador griego quiera implantar, cambiarán roles, pero no caras.

Tanto Pau Ribas como Stratos Perperoglou son los que a priori mejor encajan con el ideario del entrenador griego. Pau Ribas se antoja indispensable después de la marcha de Abrines también a la NBA, y tendrá que sumar en la dirección, en anotación, pero sobre todo en el equilibrio defensivo. Perperoglou seguirá en su papel multiusos, en ataque y defensa, siendo un perfil de jugador, que siempre responde sea cual sea el escenario.

El gran capitán, Juan Carlos Navarro, decidirá el mismo cuándo se retira y cómo, y es probable que sea utilizado como jugador microondas, reservado para las grandes citas.

Más incógnitas se ciernen sobre los demás, tanto Marcus Ericksson, que un año más vuelve a aspirar a minutos que no llegan, como Brad Oleson, que siempre da un nivel medio alto pero nunca alcanza el status de indispensable, y  no ayuda su elevado salario, sigue estando situado en la casilla de transferible.

¿Qué papel tendrá Navarro en el nuevo Barça?

¿Qué papel tendrá Navarro en el nuevo Barça?

El juego interior ya está prácticamente definido en los nombres con las renovaciones de Doellman y Dorsey, la contratación de Claver para la posición de Ala Pívot, y la continuidad de Tomic y Lawal, pero está por ver si se mantienen jerarquías que Pascual tenía muy definidas.

Ante Tomic, del que no es necesario hablar ni de su calidad ofensiva, ni de su irregularidad en el rendimiento deberá volver a ser el jugador dominante que fue en su primer año azulgrana si quiere mantener su posición de titular, además de aportar un cambio de aptitud en cancha que sea del agrado de un entrenador muy exigente en esa faceta.

Shane Lawal aportará músculo e intimidación, junto a Joe Dorsey, y deberán disputarle el puesto más y mejor que el año pasado a Tomic.

En el puesto de ala pívot, el papel de Justin Doellman debería seguir siendo el mismo, aumentando la intensidad que demostraba en Valencia y que ha enseñado en Barcelona con cuentagotas.

Para el relevo de Doellman llega un Víctor Claver más maduro después de su experiencia la NBA y Rusia. Puede y debe aportar en ataque, pero quizás lo que más se le pide es la versatilidad que su físico y su altura pueden proporcionar para generar desequilibrios en ataque así como corregirlos en defensa, algo que ya ha mostrado esta última temporada a las ordenes de Bartzokas.

¿Confirmará Claver lo visto en Rusia? Análisis Barcelona Lassa

¿Confirmará Claver lo visto en Rusia?

Nos queda la incógnita de Vezenkov, un jugador que ha disfrutado de minutos, pero que este año, en las actuales circunstancias de competitividad y exigencia máximas, quizás sea más conveniente para su progresión una cesión, novias en equipos ACB no le faltan.

No parece estar cerrada la plantilla, quizás haya una última bomba del mercado, que podría llegar al finalizar los training camps y los contratos no garantizados de NBA, o a golpe de talonario, y así cerrar un plantel que debe cambiar de imagen a marchas forzadas para volver a dominar en ACB y en Euroliga.