Víctor Fernández, esperanza para despertar al Real Zaragoza del letargo

El Real Zaragoza afrontaba esta nueva temporada con mucha ilusión y optimismo. El enésimo intento de regresar a Primera División tras 5 años seguidos en Segunda. Disputada la jornada 20 son ya tres los técnicos y el equipo está situado a 2 puntos de descenso. Números desastrosos para una entidad histórica que vive las horas más bajas de sus 87 años. Ahora, Víctor Fernández es la esperanza del Real Zaragoza.

El comienzo no fue del todo malo. De la mano de Imanol Idiakez llegó invicto a la jornada 5. 2 victorias y 2 empates, 8 puntos de los primeros 12 posibles. Aunque el equipo estaba lejos de su mejor nivel, los resultados no eran del todo desfavorables para competir en los puestos punteros. Después de la contundente victoria por 0-4 en el Tartiere llegaron 8 jornadas sin conocer la victoria, situando al Zaragoza en descenso. En medio de esta horrible racha se confirmó la destitución de Idiakez el 21 de octubre. Su verdugo fue Acosta, quien empato para el Tenerife en los instantes finales del que sería en último encuentro del técnico vasco en la Romareda.

Primer cambio, llegó Lucas Alcaraz al Real Zaragoza

Técnico contrastado en la categoría y en el fútbol español, pero no ha corrido mejor suerte que Idiakez. Poco más de 1 mes ha durado Lucas Alcaraz en el Zaragoza. Cogió a un equipo a 2 puntos del descenso y tras 8 jornadas en la Romareda lo deja a 1 punto de la salvación. Únicamente 1 victoria, 2 empates y 5 derrotas son el balance de Alcaraz en su estancia por Zaragoza. Su último partido al frente del equipo fue en Riazor, precisamente contra el ex entrenador zaragocista Natxo González.

18 jornadas de competición ya transcurridas y el peligro de descenso es real, lo que podría suponer la desaparición del club. Una temporada que se presentaba como esperanzadora se está convirtiendo en una pesadilla para la afición maña. Parece que todo sale mal, que todo esta en contra y resulta una utopía poder ganar un partido. El mayor valor que tiene la entidad es sin duda su afición, que ante la situación limite sigue acudiendo a la Romareda. Tan solo 1 victoria blanquilla como local, y fue hace 3 meses en la primera jornada de liga frente al Rayo Majadahonda.

Un viejo conocido al rescate: Víctor Fernández coge el testigo

Sin ningún tipo de margen de error, la situación requiere de una reacción inmediata. Tras la destitución de Alcaraz llega inmediatamente Víctor Fernández en la que es su tercera etapa en el club. Víctor entrená al primer equipo del Zaragoza del año 91 al 96, consiguiendo el mayor hito en la historia del club. Ganó en 1994 la Copa del Rey y un año después puso al equipo del león entre los grandes del fútbol europeo conquistando la Recopa frente al Arsenal.

Volvió a la Romareda en 2006, donde estuvo temporada y media con el Zaragoza en Primera División. Situación muy distinta la actual, donde tiene que pelear por eludir un descenso a 2ªB. Víctor es un hombre de club, muy ligado a la entidad, por lo que la afición nadie duda de que sea el hombre ideal. El reto es mayúsculo y la responsabilidad máxima, pero las cosas no han podido comenzar de mejor manera. Solamente 2 partidos, pero los 6 puntos conseguidos devuelven la fe a un equipo que estaba roto.

Los jugadores blanquillos celebran uno de los goles en la reciente victoria en El Molinón. Foto: Heraldo de Aragón.

Los jugadores blanquillos celebran uno de los goles en la reciente victoria en El Molinón. Foto: Heraldo de Aragón.

Importantes victorias contra Extremadura y Sporting, siendo además el primer equipo en ganar en el Molinón. La respuesta ha sido tan inmediata como necesaria, todavía cerca del descenso pero con la ilusión renovada. Imposible a día de hoy mirar, aunque sea de reojo, a la promoción de ascenso. Son todavía 12 puntos de diferencia con el sexto clasificado, pero en la Segunda División todo es posible. El primer paso debe ser afianzarse lejos del peligro e intentar mirar cada vez más arriba.

¿Cómo juega el Real Zaragoza con Víctor Fernandez?

A pesar del baile en los banquillos, el sistema táctico no ha variado tanto en lo que llevamos de temporada. Idiakez empezó apostando por el 4-1-3-2. Línea de cuatro, un pivote posicional por detrás de 3 mediapuntas y dos arietes arriba. Este sistema fue intercambiado también con el 4-4-2, retrasando la posición de un mediapunta para formar doble pivote. Mismo sistema para Alcaraz, aunque una de las variaciones que introdujo fue la defensa de 5, con 3 centrocampias y 2 puntas, pero sin mejor suerte.

Víctor Fernández no ha cambiado el sistema del Zaragoza

Por su parte Víctor Fernández ha repetido el 4-4-2 en sus dos primeros partidos. Cristian Álvarez es fijo en la puerta, siendo uno de los porteros referencia de Segunda División. El entrenador zaragozano ha dado la titularidad en la zaga al nuevo fichaje Guitián, acompañado de Lasure y Muñoz. El lateral derecho lo han intercambiado el capitán Zapater y Delmás en estas dos jornadas. En la delantera, con la lesión de Álvaro Vázquez para Gijón, Pombo dejó su puesto en la banda para acompañar a Marc Gual. Guti, Javi Ros, Eguaras e Igbekeme completan el centro del campo blanquillo.

Hasta el momento el máximo artillero es Álvaro Vázquez con 4 tantos, y de cerca le siguen Pombo y Javi Ros con 3 goles cada uno.

Plantilla equilibrada del Real Zaragoza 2018-19 y con jugadores de garantía en todos los puestos. Si consiguen cargarse de moral y enlazar una buena racha de resultados, el equipo dejará lejos los puestos de descenso. No hay colchón para errar, y las últimas dos victorias deben elevar la autoestima para desbloquear la situación. La llegada de Víctor Fernández eleva la confianza de la afición, que cree a ojos ciegos en el técnico que les llevó a ser campeones. Esta categoría es muy larga y las rachas son fundamentales. Si el Zaragoza logra un buen registro de puntos en las siguientes citas, podría volver a soñar con engancharse.