¿Es Oklahoma City Thunder un aspirante real por su defensa?

Cuando en el mes de septiembre se hacen los pronósticos de la temporada, se forman varias categorías. En primer lugar están los candidatos al anillo, en este caso sólo los Golden State Warriors. Detrás de ellos están los aspirantes, esto es, equipos que jugando al 200% pueden competir contra ellos y darles guerra. Hoy toca hablar de uno de ellos, los Oklahoma City Thunder y su defensa.

Un inicio preocupante y una recuperación que ilusiona

Los Thunder empezaron la temporada con 4 derrotas. Pésimo ataque, con la menor media de asistencias de la liga, y una sombra de la defensa que se vio la temporada pasada. Todo ello sumado a la ausencia de André Roberson hasta enero y la baja de Russell Westbrook en varios partidos por problemas en la rodilla. Tras esto, 16 victorias en 20 partidos. Paul George mejoró su juego tras un inicio irregular. Schroder suplió perfectamente a Westbrook y funcionó como sexto hombre cuando este volvió. Steven Adams mejora cada partido. Otros complementos como Grant, Noel o Ferguson cumplen perfectamente su rol en estos Thunder.

Los Thunder crecen desde la defensa

El año pasado fue una decepción para los Thunder tras su eliminación en primera ronda a manos de los Jazz. El verano se consideró exitoso con sólo haberse librado del contrato de Carmelo Anthony y la renovación de George. Un proyecto a 3-4 años con dos All-Stars y jugadores de rol. Teniendo en cuenta su falta de tiro exterior, los Thunder cimentan su juego en dos premisas claras: defensa y correr. Son el equipo que más balones roba, el que más pases intercepta y el que más rebotea. Además, top-5 en puntos permitidos al oponente. Los rivales sudan tinta china para anotar y esto permite a Westbrook y compañía lanzar vertiginosas transiciones.

Oklahoma tiene un quinteto defensivo letal, y falta André Roberson

Westbrook-Roberson-George-Grant-Adams. Solo de pensar en atacar esta alineación a cualquier entrenador le entra dolor de cabeza. Este line-up me recuerda al quinteto de Houston el año pasado. En ataque, dos estrellas capaces de anotar desde cualquier posición en ataque, dos aleros abiertos y un interior para poner bloqueos. En defensa, cuatro exteriores letales y un interior capaz de cambiar con los exteriores rivales e impedirles anotar.

Es obvio que Roberson no tira tan bien como Ariza o Tucker, pero tampoco Harden es tan fuerte en defensa como Westbrook. En la historia muy pocos equipos han conseguido el ansiado three-peat. Los imparables Boston de los 60, los Bulls de su santidad Michael Jordan y los Lakers de Kobe y Shaq han sido los únicos agraciados. Muchos equipos intentarán derrocar al actual campeón y los Thunder son candidatos a ello.

Deja un comentario