El Chelsea con Maurizio Sarri y un proceso de adaptación

Chelsea de Sarri: ¿cómo juega?

Los hammers han dejado en evidencia al Chelsea de Sarri. Un partido excelentemente planeado por Pellegrini, reconociendo la superioridad del rival. Plantó un esquema que funcionó bastante bien ocasionado confusión al ataque de los azules. Traspié del nuevo Chelsea, el del Sarriball.

Es difícil. Los blues venían de Antonio Conte y su 3-5-2 con características meramente defensivas. El cambio es drástico y para pasar el chip tan repentinamente de una idea a otra no puede resultar sencillo. A pesar de todo, los jugadores entienden la idea e intentan plasmarla en el campo de juego. Cosa que hasta aquí había funcionado, sin consolidar el estilo. El equipo logró una serie de resultados importantes. Ha trazado el camino a una buena participación en esta Premier con las cinco victorias, tras los primeros cinco partidos. Los de Stamford Bridge son una gran promesa de futura potencia con el toque de Sarri, pero para ello el camino es -más o menos- largo.

El Chelsea de Sarri no es tan fuerte como parece

Que los resultados han acompaño al Chelsea de Sarri es muy cierto. Tal afirmación nunca pudo estar más correcta porque las victorias están plasmadas. Pero aún no es tan fuerte como parece. Repasando sus partidos notamos que: ante el Arsenal luego de ir ganando 2-0, se lo empataron, y no fue hasta los minutos finales que Alonso marcó la diferencia. Versus Newcastle el equipo se frustró por un planteamiento un tanto parecido al del técnico chileno; el equipo ganó el partido, sí, pero el encuentro se abrió con un penal -muy dudoso- y un autogol de Yedlin fue quien dio la victoria azul. El Bournemouth también fue difícil; hasta el minuto setenta y dos, Pedro que en aquel partido entró como revulsivo abrió la cuenta para los londineses; antes todo el partido fue muy trabajoso, y Hazard terminaría por sentenciarlo.

En Europa, ante el PAOK sufrió lo inverso, abrió la cuenta rápida, pero no cerró el partido. No sufrió mayores sustos pero es un aspecto a tener en cuenta: la falta de definición. La posesión, el toque, es bonito; pero no se debe olvidar de buscar el arco rival. Al fin de cuentas la posesión no te gana campeonatos. El Chelsea de Sarri es bueno, muy bueno, pero no es tan fuerte como parece.

Adaptación: plantilla, Jorginho y el mismo Sarri

Como punto de partida se debe tomar la adaptación definitiva de los jugadores al nuevo estilo. La plantilla que encontró Maurizio al llegar a Cobham era (es) buena, trabajar en base a ella para que juegue a lo que él quiere es su encomendado. Se trajo a Jorginho consigo del Napoli; hombre de plena confianza para el estratega italiano, con la intención de tener una pieza clave de su juego para el nuevo equipo del que venía a toar parte. Mas el italiano olvidó algo importante: al igual que él, Jorginho llegó a una nueva liga.

Va a sonar contradictorio porque el ítalo-brasileño es la sensación; los números de sus pases completados son escandalizadores. El problema radica en cómo se producen los pases y hacia qué parte del campo van dirigidos. El ritmo al que se juega en la Premier es diferente y el “5” del Chelsea no está del todo cómodo. La presión del rival lo obliga muchas veces a retroceder, dar ese (molesto) pase hacia atrás y es ahí cuando Chelsea pierde en ataque, cuando pierde verticalidad.

Dependencia de Hazard

Chelsea de Sarri: Eden Hazard

¿Puede competir el Chelsea de Sarri en un mal día de Eden Hazard?

Hazard sigue siendo el diferente y cuando él no está al cien, el equipo pierde sorpresa. Casi desapercibido pasó el belga en su visita al Olímpico el fin de semana; no conectó con Alonso y la magia sencillamente no surgió. El Chelsea de Sarri puede entrar (si es que no lo está ya) en la dependencia de su jugador estrella. Error grave. No siempre va a estar inspirado; es aquí cuando el plan de juego del equipo debe relucir. Ese plan que no cuenta con un jugador estrella, el plan que deriva de haber estudiado al rival y eventualmente cómo ocasionarle daño. La dependencia de Hazard es algo preocupante. El equipo lo debe potenciar él, no ser él el equipo, o bueno la mayor parte de este.

Hay muchas dudas que rodean a este buen equipo… La evolución del Chelsea del Sarriball es de las cosas más atractivas que pintan en esta Premier League. Si logra su cometido el banquero Sarri, y hace estallar (de fútbol) a los blues, se va armar una muy buena disputa en la liga inglesa.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.