La solidificación del LASK Linz

Análisis y jugadores del LASK Linz 2019-2020

Austria siempre ha sido un país con tradición futbolística. De hecho, han tenido a grandes equipos como el Rapid Viena en la temporada 1960-1961, quién además de ganar la copa nacional fue capaz de llegar a las semifinales de la Copa de Campeones. Allí fue eliminado por el Benfica en un partido que no tuvo color pero dejó claro que los austriacos son clubes competitivos y pueden llegar a grandes escalas.

Esta épica, junto con la del Austria Viena en 1978-1979, llegando también a las semifinales de la misma competición y luego en Copa Intertoto de la temporada 1999-2000,  son considerados hitos en la historia del fútbol local. Estos logros siguen vigentes en la historia del país y obviamente nunca podrán ser olvidados. Ahora más que nunca son recordados tras los buenos años que ha tenido el Red Bull Salzburg en Europa y últimamente el sorprendente LASK Linz.

El LASK Linz 2019-2020 y su gesta

Los primeros han sido una máquina de producción juvenil, tanto local como extranjera. Jugadores de cualquier parte del mundo que llegan a la ciudad de Salzburg para luego lograr dar el salto a un grande. Como por ejemplo lo hizo en su día uno de los mejores jugadores de la actualidad: Sadio Mané. Pero también han sacado la cara por el fútbol austriaco en Europa, participando incluso en todas las fases de grupos europeas desde la temporada 2009-2010, alcanzando unas semifinales en 2018 y actualmente compitiendo a un alto nivel en UEFA Champions League, por primera vez en su historia.

Mientras que el LASK Linz no ha tenido tanta suerte, ya que son considerados el décimo club más importante del país. Lejos de los grandes reflectores al solo poseer una liga y copa local (en 1965) y con tan solo una fase de grupos en su haber desde 1996. Esta temporada es histórica, ya que han prácticamente sentenciado su pase a la ronda de eliminatorias. Las grandes gestas hay que reconocerlas y en SportBall no hemos dudado en profundizar sobre este agradable club austriaco.

Oliver Glasner, mejor entrenador de la historia del LASK Linz.

Oliver Glasner, clave en la historia del LASK Linz. Imagen de Steindy, en Wikimedia.

¿Cómo ha llegado hasta aquí el LASK Linz?

Primero que nada hay que empezar diciendo que el LASK Linz hace tan solo unos tres años militaba en la segunda división del país, consiguiendo en esa misma temporada su ascenso y logrando ser el campeón. En el próximo año después del ascenso, el club empezaba a dar cátedra de una evolución constante. Finalizaron cuartos logrando meterse en Europa tras muchos años fuera de ambas competiciones. Ahí empezó una historia mágica que desde entonces no ha parado de maravillarnos.

Todos estos logros además serían con el mismo entrenador, Oliver Glasner. Había llegado en 2015 para catapultar al equipo a una racha de años histórica, gloria que finalizó el año anterior tras 161 partidos, 96 victorias, 29 empates y tan solo 36 derrotas. Glasner se marchó recién esta temporada, buscando retos mayores asumió el cargo en el Wolfsburg alemán, pero lo hizo dejando al LASK Linz históricamente en puestos de Champions League y haciendo algo de ruido en Europa sin jugar en ella.

Muchos cambios en los jugadores del LASK Linz 2019-2020

¿Los cambios nunca han sido buenos? Este equipo no sabría responder a esa pregunta. Tras la marcha de uno de los mejores entrenadores de su historia (sino el mejor) y varios de sus mejores jugadores en plantilla, los directivos tenían una tarea sobre el papel complicadísima. Parecía que tenían que renovar el club completamente, teniendo una previa de UCL por delante.

El entrenador elegido para suplir a Glasner fue Valérien Ismaël, quien tuvo un pasado en el nuevo equipo de Oliver pero nunca logró dar la talla. De hecho, llegaría procedente del fútbol griego, más precisamente del Apollon Smyrnis, donde tan solo dirigió un partido. Las esperanzas no eran muy alentadoras.

Fichajes del LASK Linz 2019-2020

En el tema fichajes, como ya se mencionaba antes, quedaron bastante tocados tras perder a algunos de sus mejores hombres. Con la baja de Glasner, llegó también la de João Victor al mismo Wolfsburg. Un jugador que había desarrollado un juego espectacular en Austria para así dar el salto. También destacó la baja de Maximilian Ullmann, uno de los laterales izquierdos más prometedores del país, pero que había decidido marcharse al Rapid Viena. En una escala menor quedaron las marchas de Bruno al Olympiacos, Dogan Erdogan al Trabzonspor o Florian Jamnig al Altach, algunos tras finalizar sus préstamos en otros equipos.

Las ausencias eran evidentes y la directiva no tardó en moverse en el mercado. Era necesario para afrontar una temporada que sabían sería larga. No realizaron ningún fichaje llamativo o siendo más llamativo que el resto, decidieron mantener el mismo perfil bajo para no perder la estabilidad de la plantilla y algunos nombres como el de Valentino Müller, Petar Filipovic o Marvin Potzmann pasarían a tener un rol secundario pero ideal para rellenar la plantilla.

Mismo sistema, factor clave

Pese al cambio de técnico, la idea ha seguido vigente en el club. El esquema «instalado» por Oliver Glasner sigue siendo de culto en el LASK Linz, ya que Valérien Ismaël lo ha logrado seguir manteniendo a la perfección para no cambiar la dirección sistemática del equipo. El mítico 1-3-4-3 que mantuvo a Glasner en pie por tantos años no quedó atrás tras el cambio y está bastante sólido como para pensar que es necesario cambiarlo.

Alexander Schlager, uno de los jugadores del LASK Linz más destacados.

Alexander Schlager, portero del LASK Linz. Imagen de Steindy, en Wikimedia.

Alineación típica del LASK Linz 2019-2020

Funciona a la perfección empezando desde el portero Alexander Schlager, quien ha logrado incluso ser titular con la selección absoluta. Pasando por una de las defensas más sólidas de Europa, siendo capitaneada por Gernot Trauner, quien a su lado cuenta con el talento de Philipp Wiesinger y ahora el acoplamiento de Petar Filipovic, quien ha sabido suplir con creces al lesionado Ramsebner, llegando a un mediocentro efectivo con Peter Michorl a un nivel espectacular siendo respaldado por el experimentado James Holland y con varios sustitutos de garantías como Renner, Müller o Haudum.

¿Pero qué es de un equipo sin sus bandas? Como bien leía en un artículo del Liverpool hace un tiempo atrás… ¿qué sería de un avión sin sus alas? Pues nada, obviamente. El LASK Linz es un equipo que depende bastante del lateral derecho Reinhold Ranftl, quien es además el segundo máximo goleador de la plantilla con 4 goles y promediando muchas ocasiones en ataque por partido. Con la ayuda además por izquierda de Marvin Potzmann. Este ha sabido adaptarse al esquema y volverse efectivo de igual forma.

Pero como de bandas va la cosa.. hay que destacar a las dos almas de este equipo: Thomas Goiginger (líder goleador) y Dominik Frieser. El primero ha recientemente marcado un gol olímpico en plena UEFA Europa League. El segundo sabe lo que es ser desequilibrante. Pero ha tenido que someterse a un proceso de cambio constante con el talentoso Samuel Tetteh. Este ha perdido la titularidad en punta por «culpa» de los goles fabricados por Marko Raguz y el brasileño Klauss. En ataque, es sin duda donde el talento explota en su máxima expresión y donde más dolor de cabeza pasa Valérien Ismaël para elegir a sus hombres.

Un LASK Linz haciendo historia en la Europa League 2019-2020

Un análisis merecido para un equipo que esta temporada sabe lo que es eliminar al Basel de la UEFA Champions League, sabe lo que es propiciarle un 4-1 al PSV holandés clasificando por encima de ellos en UEFA Europa League y además mantenerse en la pelea por la liga local, en la que solo está a 1 punto del RB Salzburg, quien a nivel de plantilla y experiencia está a años luz de estos.

Una temporada histórica que esperemos y pueda terminar de la mejor de las formas, con al menos un título en su haber.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *