España busca delanteros sin saber que ya los tiene

España, además de por tener grandes porteros, se ha caracterizado por conseguir sacar al estrellato a un inmenso número de delanteros de talla mundial. Quién no se acuerda de hombres como Zarra, Quini, Butragueño, Mundo, César, Santillana o el mismísimo Raúl.

Hacía décadas que en España no se instauraba un debate tan candente por quién debía ser la referencia arriba. No me olvido del famoso “Raúl selección!” que se hizo famoso por 2007, este era un debate similar pero distinto. En aquella ocasión era un debate de nombres, en el caso actual el debate se ha acabado convirtiendo en una crítica al nivel de los delanteros de la “Roja”.

En cierto modo es comprensible que se dé este debate, ya que en la actualidad tenemos una selección en proceso de renovación, donde los que hicieron historia en 2008, 2010 y 2012 van dando paso a las figuras emergentes de nuestro fútbol, y a un nuevo seleccionador.

Por otra parte, el rol de los delanteros seleccionables por Lopetegui no es muy importante en sus respectivos clubes, otros en cambio ya parecen viejas glorias retiradas y los demás simplemente son odiados por la prensa sensacionalista, o simplemente obviados por no considerarse superestrellas.

A la hora de analizar las opciones que maneja la selección en el aspecto del “nueve” comenzaremos por aquellos que, salvo milagro, no van a ser elementos importantes para el seleccionador, más allá de alguna convocatoria suelta.

Fernando Torres: “El Niño” parecía acabado tras el mundial de Brasil. Su mal nivel en el Chelsea y en el Milán parecían hacer del futbolista madrileño un jugador sin muchas esperanzas de prosperar en el fútbol de primer nivel, y por tanto en la Selección. Sin embargo, desde que recaló en el Atlético de Madrid en la temporada 2014/15, su nivel ha crecido exponencialmente, siendo una figura muy importante en un equipo que pelea la Liga hasta las últimas jornadas  y que es el actual subcampeón de Europa.

Torres está al nivel de ir a la selección.

Torres no está tan lejos de la Selección. www.telecincostatic.es

Cierto es que no es el titular indiscutible, pero juega más minutos que otros delanteros que parten con más opciones (e incluso titulares). Por otra parte conserva la calidad y el desparpajo en metros finales. Si desde la prensa amarillista se pide a gritos que vuelva una vieja gloria como Villa, mucho antes en la escala de elección debe estar Fernando Torres.

Iago Aspas: el delantero de Moaña es el eterno olvidado de la Selección española. Da igual lo que haga, que salvo hecatombe no va a ser convocado. Es verdad que no es el mejor delantero del país y que posee bastante irregularidad. Sin embargo, visto el nivel de alguno de los convocados (o posibles), Aspas es un futbolista que da el nivel de sobra para formar parte de los 23 seleccionados de manera más habitual.

La temporada pasada sin ir más lejos, marcó 18 goles en 40 partidos, siendo cifras bastante positivas y mejores que las de los convocados. No son unos números bestiales, pero Iago Aspas es mucho más que eso, su depurada técnica le capacita para llevar la batuta del ataque celeste y filtrar grandes balones a sus compañeros. Un futbolista muy completo que, de manera muy injusta, no va a vestir nunca la elástica de España.

Aspas nunca ha tenido la oportunidad que merece.

Iago Aspas es otro de los olvidados. www.lavozdegalicia.es

Aritz Aduriz: acudió por aclamación popular a la Eurocopa de Francia pero tan pronto como tuvo un día malo en la oficina fue rápidamente defenestrado. No debe ser plato de buen gusto para la voraz prensa deportiva de nuestro país que el mejor delantero del momento de España fuera un futbolista de 35 años y un vasco de manual como el bueno de Aritz. Con sus 36 goles en 55 partidos tuvieron que hacer la vista gorda y aclamar al jugador del Athletic.

Unos meses después sigue siendo de los delanteros con mejor forma y de más apetito goleador con 4 goles en 8 partidos, pero esta vez parece, incomprensiblemente, mucho más lejos de la selección. Un delantero que va más allá del gol y que imprime soluciones diferentes e importantes a la selección siempre tiene que estar como uno de los principales candidatos. La excusa la conocemos todos: el estilo.

Lucas Pérez: otro gallego que no encandiló a Del Bosque y que ni en el Arsenal parece que vaya a hacer lo propio con Julen Lopetegui. El ex futbolista del Deportivo cuajó una campaña anterior sensacional, marcando 17 goles en la Liga y siendo fundamental para los coruñeses en las dos últimas campañas.

Un futbolista que ha explotado tarde, con 26 años, que tiene unas condiciones físicas y técnicas magníficas. No tienen un excesivo gol, aunque marca con bastante facilidad, sin embargo si tiene un despliegue físico sin parangón. Defiende el primero, de manera incansable y su buen hacer en el aspecto técnico y táctico le favorece a la hora de dar asistencias de calibre a sus compañeros.

Lucas Pérez está en el punto de mira de Lopetegui

Lucas Pérez está en el punto de mira de Lopetegui. www.dailymail.co.uk

No es de extrañar que tras disputar el primer partido de esta temporada en Riazor (con gol incluído), Wenger se lo llevara rápidamente a Londres. Si logra asentarse en la disciplina gunner debería ser uno de los habituales de la “Roja”.

Rubén Castro: este es otro futbolista que está siendo ninguneado día tras día. A pesar de no ser santo de mi devoción, el futbolista canario es el emblema del Betis de los últimos años y de los mejores goleadores de la Liga. Siempre marca goles, de todas las facturas habidas y por haber. Un jugador que tiene una relación de amor con el gol y que la explota a través de su calidad. Aunque evidentemente la edad sea un inconveniente (35 años), alguna vez ha merecido más que nadie ir a competir con su selección. Para algo es el máximo goleador de la historia del Real Betis.

A continuación toca el análisis de aquellos elegidos de manera más habitual por Lopetegui, o al menos aquellos que siempre están en las quinielas.

Alcácer no acaba de convencer.

Paco Alcácer está teniendo un rendimiento pobre en los últimos meses. www.goal.com

Paco Alcácer: gran delantero el valenciano. Gol y un desparpajo en el área propio de nombres como Tamudo. Sin embargo sus cifras no son tan espectaculares como parece que resuena siempre que aparece su nombre. La temporada pasada marcó 14 goles en Liga y en esta aún no se ha estrenado. Su fichaje por el Barcelona y su juventud son factores muy importantes para que se esté hablando de él como favorito para acudir con España. Sin embargo su rendimiento deportivo sigue siendo pobre en relación de los futbolistas antes mencionados.

Si lo sitúo en esta zona es porque, aunque últimamente no esté yendo convocado, está siempre en primera línea de los posibles seleccionados lo cual sigue pareciéndome realmente curioso.

Álvaro Morata: aquí ya llegamos a un delantero de grandísimo nivel. Desde luego debe ser convocado habitualmente, pues, aunque sea suplente del Real Madrid, es un futbolista muy completo, con un margen de mejora muy amplio. No es un delantero goleador. Nunca se ha caracterizado por cifras anotadoras de escándalo, pero ha contribuido con sus clubes y la selección con goles importantes. Su calidad no ofrece dudas, el toque de balón es exquisito y puede desenvolverse bien como único punta, o apoyando a algún compañero en el frente de ataque. Sin duda será el futuro de la selección, pero no veo tan claro su presente. Dando por hecho que tiene que ir siempre con España, la duda que me asalta es la titularidad.

Morata es el futuro

Morata es el futuro de la Selección. www.madrid-barcelona.com

Diego Costa: para mí, el presente de la Selección. Un futbolista que tiene que ser titular la mayoría de las ocasiones, ya que es el mejor delantero que puede seleccionar Lopetegui con diferencia. Dejando a un lado la ya de sobra conocida potencia y garra del hispano brasileño, Diego Costa es un delantero total. Este año con el Chelsea se está saliendo, con cifras goleadoras muy elevadas en comparación con Morata y siendo indiscutible en uno de los mejores equipos de Inglaterra. El jugador de Lagarto además tiene una exquisita técnica, digna del más fino estilista que sabe aunar con su demoledora potencia y sabiduría táctica. Un delantero con un carácter ganador que es muy necesario en una España que parece muy indolente.

Las excusas en su contra responden a la falta de aclimatación al “estilo” de la Roja y a su violencia en el juego. En el último aspecto no cabe duda que debería moldear sus formas, pero la primera es una excusa simplona. A un servidor le parece que los motivos del odio a Diego Costa de parte de la prensa se refieren a su condición de brasileño, no les debe entusiasmar mucho, que el mejor delantero del país no sea español de nacimiento. Puede parecer una tontería, pero no se me ocurren más motivos para los continuos ataques. Ya lo dice el refrán: “Piensa mal y acertarás”.

En el anterior análisis he decidido eliminar a aquellos futbolistas que se consideran delanteros pero que ocupan posiciones en banda o metros por detrás, dejando sólo el análisis acerca de los delanteros puros de España. Por otra parte también obvie a los “falsos nueves” que serían David Silva o Cesc Fábregas, ya que en mi opinión hay tantas opciones para la punta de ataque que esta estratagema táctica ya no debe ser válida (habitualmente).