No hay que alarmarse en el Espanyol… de momento

Quique aún no ha dado con la tecla exacta.
The following two tabs change content below.

La llegada de Chen Yansheng al Espanyol la temporada pasada hizo que los aficionados periquitos se ilusionaran con el nuevo proyecto que empezaba. Tras no contar con Constantin Galca, se eligió a Quique Sánchez Flores para liderar desde el banquillo dicho proyecto, dándole libertad para traer a jugadores a los que conociera y en los que confiara. Fueron llegando así el guardameta Roberto, el veterano Reyes y el gaditano Jurado, tres futbolistas a los que el preparador madrileño conocía bien. Más jugadores se fueron sumando al proyecto, algunos veteranos como Demichelis o Javi Fuego, otros con futuro por delante como Leo Baptistão o Diego Reyes y otros que regresaban a la que antaño fue su casa, como es el caso de David López o Álvaro Vázquez.

Muchas caras nuevas en el Espanyol. Análisis inicio liguero Espanyol

Muchas caras nuevas en el Espanyol.

La pretemporada fue esperanzadora. Se consiguió empatar en el estadio del Southampton o en Italia ante la Juventus. Se logró vencer al Everton en su campo y se completó una satisfactoria gira por Holanda. Varios partidos, pocos kilómetros y tiempo para preparar las piernas de los futbolistas para la primera jornada en el Sánchez-Pizjuán contra el Sevilla. Y allí llegó la primera derrota, y no de cualquier forma. Ni más ni menos que 6 goles encajó el conjunto catalán en Andalucía, aunque logró marcar 4 en un partido loco. Esos 6 goles fueron una losa pesada para el equipo, que hasta esta séptima jornada ha sido el equipo más goleado de la Liga Santander. En 7 partidos, 3 empates, 3 derrotas y tan solo una victoria en el campo de Osasuna, un recién ascendido.

Es evidente que los números no son bonitos para la parroquia perica, pero los aficionados de Cornellà-El Prat no deben alarmarse. Por lo menos de momento. Deben inquietarse, incluso preocuparse, tener la mosca detrás de la oreja, pero en ningún caso alarmarse ni hablar de crisis. Si se analizan fríamente los resultados (algo complicado cuando se han recibido hasta 4 goles en minutos de añadido), se puede ver que el calendario no ha sido generoso con el Espanyol. En 7 jornadas, ha jugado contra 4 equipos que están en competición europea, sumando contra ellos 3 derrotas y un empate. Se trata del debut 6-4 ante el Sevilla, el 0-2 en casa contra el Real Madrid y el 0-2 de nuevo en territorio catalán frente al Celta. El único partido en el que se ha conseguido sumar ante un rival que juegue esta temporada en Europa fue el pasado fin de semana, en el empate sin goles en Cornellà-El Prat contra el Villarreal.

Quique aún no ha dado con la tecla exacta. Análisis inicio liguero Espanyol

Quique aún no ha dado con la tecla exacta.

Así pues, eliminando estos partidos (algo que a efectos prácticos no sirve de nada, salvo para ver los resultados desde otro punto de vista), el Espanyol ha sumado dos empates y una victoria en tres partidos, lo que significarían 5 puntos de 9 posibles. La hora de la verdad para el Espanyol de Quique Sánchez Flores llega ahora, con un calendario, sobre el papel, más asequible. Ahora llegan 3 partidos consecutivos contra rivales de “su liga” en los que tocará volver a ilusionar a la afición. En caso de no hacerlo, entonces los seguidores blanquiazules podrán, ya sí, alarmarse.