The following two tabs change content below.
Graduado en Magisterio Infantil y estudiando un Máster de Periodismo. Fútbol como manera de vida. Un balón, dos porterías y 22 futbolistas es suficiente para ser feliz

Champions League: Análisis Leicester Sevilla

Recuerda el partido de ida aquí

Así se podría etiquetar esta eliminatoria entre Sevilla y Leicester, en un sueño. Un combate a vida a muerte donde ambos conjuntos querían pasar por primera vez a cuartos de la competición. Los dos penaltis fallados por el Sevilla y el gran acierto de los foxes podrían ser a grandes rasgos las claves de que el conjunto inglés haya pasado la ronda.

El cuadro de las Midlands como se esperaba fue mucho más fiero en su estadio al amparo de su gente. El 4-4-2 que plantó Shakespeare en el campo en todo momento dificultó las ocasiones de un Sevilla que tuvo muchos acercamientos pero muy pocas finalizaciones. La meta de Schmeichel durante todo el partido se hizo muy grande para el cuadro andaluz.

El 3-5-2 o 4-2-3-1 que implantó el técnico argentino en el campo esta vez no funcionó. Menos jugadores en la salida de balón y demasiado trabajo para un N’Zonzi que acabó agotado el partido ante tanta distancia a recorrer. El francés se desfondó sacando la pelota entre los tres centrales y encontrando pocos apoyos en la mitad del campo. Nasri tuvo menos trascendencia en el juego y se dedicó a jugar de interior gran parte del partido. Ndidi funcionó bastante bien en la media azulona y dio fluidez al juego con balón de los ingleses. Su labor de destrucción también es digna de mención, cortando contras peligrosas de los visitantes.

Análisis Leicester Sevilla

Schmeichel, decisivo parando el penalti. Vía uefa.com

La falta de ideas de los sevillanos desembocó en multitud de centros al área donde los centrales no tuvieron excesivos problemas. La lentitud de Morgan y Huth no fue explotada prácticamente en ningún momento por el Sevilla. Las entradas en la segunda parte de Jovetic y Mariano no cambió en exceso el ímpetu nervionense que murió en la orilla con una idea poco clara de cómo atacar a los ingleses y hacerles daño en el intento.

Nuevamente la actitud de los británicos fue distinta a la del Pizjuan. Un equipo mucho más disciplinado con las ideas muy claras y todos unidos en un mismo empeño, evitar que el Sevilla jugara con facilidad. El repliegue intensivo evitó los pases entre líneas de los sevillanos y forzó a los remates desde fuera del área, donde Escudero estuvo a punto de clavar un golazo.

La falta de ideas de jugadores como Vitolo también nublaron mucho el ataque andaluz, pocas diagonales por banda realizó el canario para lo que es su costumbre. A cambio las múltiples ayudas que recibía Simpson de Mahrez complicaban aún más la existencia del extremo sevillista.

La diosa fortuna también se alió con los zorros ya que en los 180 minutos el Sevilla falló dos penaltis y varias ocasiones claras de gol mientras que los del King Power gozaron de poco más de cinco ocasiones en toda la eliminatoria con un porcentaje muy satisfactorio de aciertos, tres goles ni más ni menos.

Análisis Leicester Sevilla

Shakespeare celebra el pase del Leicester. Vía uefa.com

Por último la seguridad que dio Schmeichel a su defensa no tiene precio. Sin ninguna duda el mejor jugador de toda la eliminatoria. El meta danés atajó dos penaltis y mantuvo a flote al Leicester en Sevilla cuando los de Sampaoli apretaban. La seguridad y solvencia que transmite el cancerbero escandinavo es una de las claves de este Leicester de Shakespeare.