The following two tabs change content below.

Andres Weiss Sanchez

Amante de la NBA. A veces escribo dando mi opinión. Mi ídolo se llama James Naismith, y sigo la NBA desde que Ginobili tenía pelo. Un placer que me lean, y espero que estén de acuerdo con lo que escribo.

El Mejor quinteto de Rookies de la temporada

Como la temporada regular ha acabado, y todo está ya dicho (a falta de los PlayOffs, pero entre 0 y nada tendrán que decir sobre los premios individuales) es momento de hacer análisis de los diferentes premios que se entregan en la NBA. Ya ha salido un artículo en la web con los candidatos a los premios individuales en sí, y se realizaran más sobre los diferentes quintetos de jugadores (novatos, en general, y defensivo), y hoy hablaremos del primero. Hoy hablaremos sobre el Mejor quinteto de Rookies de la temporada.

En la web, los redactores hemos hecho cada uno la suposición de cuál creemos que será el quinteto ideal de novatos, y aunque ha habido unanimidad para los dos grandes “contenders” al Rookie del Año (Simmons y Mitchell), los otros 3 integrantes del mismo no han tenido el mismo apoyo. Kuzma y Tatum han estado a un voto de alcanzarles (con 12 de 13), y Markkanen ha sido el último en votos (11 de 13). Por lo tanto, mención especial para Dennis Smith Jr (2 votos), Collins y Hart (1 voto). Ha quedado un quinteto de “Small-ball” pero era muy difícil quitar a alguien para meter a Collins (que ha hecho una muy buena temporada en Atlanta: 16 puntos-11 rebotes por 36 minutos), DSJ (18-6-5 por 36m) o Hart, que ha acabado siendo una pieza clave del final de temporada de los californianos.

Veremos las estadísticas básicas, los apartados en los que más han destacado, y los logros que les han llevado a ser considerados como los 5 mejores novatos del año, comenzando por el australiano Ben Simmons.

Ben Simmons, el próximo rey de la NBA

Así le ha bautizado LeBron James. En el partido más loco de la temporada (y uno de los mejores) salió vencedor el “príncipe”, y certificó el sello a su candidatura al RoY, dejándolo prácticamente decantado para él, contando con la racha de 16 victorias de los Sixers y su promedio cercano al triple-doble (a 3 rebotes totales de los 10 por encuentro).

Mejor quinteto de Rookies: Ben Simmons.

Mejor quinteto de Rookies: Ben Simmons. fullbasket.es

Sus logros coparían páginas y páginas, ya que es el único rookie junto a Oscar Robertson (ya dejó atrás a Magic Johnson en el logro que les consideraba a los 3, por un rebote y una asistencia) en haber promediado un 15-8-8 en toda la historia de la NBA. Además, y habiendo comentado la racha de victorias, es el único jugador, dejando a un lado la etiqueta de novato, en promediar un triple doble en una racha de 10 victorias seguidas o más, dejando el listón en 15, al no conseguir los 9 rebotes que necesitaba en la victoria nº16, el último partido de la Regular Season. Y como carácter diferenciador, el motivo por el que está de base en este quinteto: la organización, ya que ha sido el tercer máximo asistente de la liga, y es el que menos pérdidas ha tenido de los 4 primeros que conforman el top de asistencias (Harden, Westbrook y LeBron).

12 triples-dobles a lo largo de su primer año en la Liga ponen la guinda al pastel, en los que ha tenido un promedio de 16 tantos, 12 asistencias y rebotes, y una media por cada uno de esas 12 actuaciones de un +/- de +11. En definitiva, absolutamente decisivo, y el mejor talento puro de esta generación.

Donovan Mitchell, el gran anotador del Mejor quinteto de Rookies

Y aunque Simmons sea la “verdad”, como diría Shaq, la gran sorpresa (junto a Kuzma) ha sido Donovan Mitchell. Un jugador que cayó hasta el nº 13 del Draft, que fue traspasado a cambio de Trey Lyles y una ronda de Draft, y que en sus primeros 5 partidos “logró” 7 puntos con un 21% de acierto durante 22 minutos en cancha. Pero entonces, explotó. Consiguiendo una media mayor de 30 minutos a partir de noviembre, sus números no hicieron más que ir en ascenso, superando incluso el famoso “rookie wall” (que Tatum padeció) sin ningún tipo de problema, pues su físico es de otro planeta: 22-4-45% desde que se le dieron +35 minutos.

Además, es el primer novato, desde que Wilt Chamberlain lo hiciera en 1960, en liderar a su equipo en anotación en una racha de 10 victorias o más, en anotar 40 puntos desde Griffin en 2011, el que menos ha necesitado para llegar a los 150 triples, y el que más ha conseguido en su campaña rookie, con 187, superando los 185 de Lillard en 2013. 46 partidos de más de 20 puntos (ningún base consiguió tantos desde Iverson en 1997), 25 con más de 25…

En definitiva, muy buena compañía que certifica que, si Ben Simmons no jugara en la liga, el RoY ya tendría su nombre inscrito desde diciembre. Y que los Utah Jazz tienen una increíble estrella de futuro, a la que aún le faltará mucho por lograr.

Jayson Tatum, ese algo misterioso y diferencial

Pero si hay un jugador único de los 5 del quinteto, ese es Jayson Tatum. Su estilo de juego se ha intentado comparar a muchas estrellas estos últimos meses (desde la más obvia, Paul Pierce, a otras como Danny Granger, o Paul George), pero se ha acabado llegando a una conclusión: no es ni el próximo “inserte nombre”, ni una versión mejorada o empeorada de cierto jugador… no, es el primer Jayson Tatum, y al que utilizarán en un futuro para comparar a los jóvenes que lleguen a la liga.

Mejor quinteto de Rookies: Tatum.

Mejor quinteto de Rookies: Tatum. celticswire.usatoday.com

Primer jugador de 1º en lograr subir al marcador más de 1000 puntos con más de un 43% de 3 desde Steph Curry en 2010, el 2º más joven en lograr un doble-doble en PlayOffs, con su partido contra Milwaukee, además de el tercero en la historia de los Celtics en lograrlo en su debut, tras Bill Russell y Tommy Heinsohn. Además ostenta también el récord de mayor número de triples de un novato en la historia de los de Massachussets.

Y lo que le lleva a este quinteto es que es el jugador más diferente de los 5, que más se escapa del prototipo de su posición (Simmons no se escapa, lo rompe definitivamente), y uno de los proyectos jóvenes de los últimos años que más ilusiona, por su evolución (nadie esperaba su nivel defensivo actual hace 1 año), por su personalidad y por el entorno en el que se encuentra y en el que va a crecer, a no ser que Ainge venda un pedazo más de su alma por un pick o una súper-estrella.

Kyle Kuzma, el robo más claro del Draft

Cuando unos días antes del Draft los Lakers y los Nets llevaron a cabo un traspaso, la importancia del mismo se centró en 3 aspectos claros y evidentes: el que los californianos se deshicieran de D’Angelo implicaba su fe ciega y la apuesta por su futura elección en el Draft, Lonzo Ball; el posible papel de Brook Lopez en Los Ángeles; y la liberación y llegada de Russell a los Nets, con su consecuente integración en el sistema de Atkinson. Pero un aspecto pasó desapercibido, y ese fue el pick que fue incluido con Lopez dirección Staples Centre, el pick que acabaría dando a Kyle Kuzma.

Un Kuzma que ha demostrado a los GM’s que le dejaron pasar la noche del 22 de junio del pasado año que se equivocaron, ya que con sus 16 puntos, 6 rebotes y 2 asistencias ha sido el líder de los Lakers todas las noches (solventando la irregularidad inicial de Randle, los problemas físicos de Lonzo o Ingram e incluso las desventajas de Lopez), notándose en enero y febrero, donde el cansancio de la temporada hizo mella en él y pasó a promediar 7 puntos menos y porcentajes mucho peores que el mes anterior y el posterior.

Sus 159 triples le sitúan también en los tablones de la historia (top 5 de los rookies), al igual que los logros que “comparte” con Magic Johnson, como ser el primer debutante desde Earvin en conseguir una racha de 20 partidos con +10 puntos, y de varios partidos consecutivos con 20-10. Y el que ostenta por su cuenta, que es ser el único “freshman” en alcanzar 1000 puntos, 400 rebotes y 130 lanzamientos de 3 convertidos en la historia de los Lakers.

Lauri Markkanen, triples con sabor a Finlandia

15 puntos, 8 rebotes (líder de la generación), buenos porcentajes y un juego que recuerda a Dirk, de triples a mansalva, y un buen “skillset” de media distancia, nos llevan a seleccionarlo como el quinto hombre del quinteto. Y como los demás, también tiene el récord en triples de su franquicia, y es el último integrante del club de 1000 puntos y 500 rebotes, con gente como Simmons, KAT, Porzingis y Griffin, además de ser el primer Rookie de los Bulls en lograrlo desde hace 18 años (solo Jordan, Elton Brand y Dave Greenwood lo consiguieron).

Mejor quinteto de Rookies: Markkanen.

Mejor quinteto de Rookies: Markkanen. thebiglead.com

Y si a este “club” del 1000+500 le añadimos la condición de jugador (no novato) y 140 triples, aparecen tres únicos jugadores que lo han conseguido esta temporada, que son Lauri, Dario Saric y LeBron James. Es el segundo jugador en dobles-dobles, y si es necesario algún récord más, el único novato en toda la historia, que se dice pronto, en lograr 15 puntos, 7 rebotes y 100 triples durante la temporada. El futuro jugador franquicia de los Bulls.

Mejor quinteto de rookies NBA 2018: Simmons, Mitchell, Tatum, Kuzma y Markkanen.

Mejor quinteto de rookies NBA 2018: Simmons, Mitchell, Tatum, Kuzma y Markkanen.

En definitiva, el Mejor quinteto de Rookies de la temporada, que esperemos continúen su proyección hacia arriba en un futuro, en el que mostrarán las virtudes de la amplia camada de recién entrados a la NBA que vienen con ganas de comerse el mundo, y que con total certeza lo conseguirán.