Samir Nasri: ¿el nuevo timón del Sevilla?

The following two tabs change content below.

Jose Maria Garrido

Entradas recientes de Jose Maria Garrido (ver todas)

La posición de medio creativo ha sido clave en el Sevilla desde que Ivan Rakitic se estableciera como titular indiscutible y líder del equipo nervionense. La llegada del croata supuso una revolución en los esquemas del Sevilla, que tradicionalmente siempre ha preferido medios más trabajadores y defensivos, para explotar el estilo del contragolpe. Tras su marcha a la ciudad condal, Ever Banega cogió el testigo y supo cumplir con crecer el puesto que dejara el ahora jugador del Barcelona. Con la marcha del argentino, el Sevilla ha buscado en este mercado jugadores que ejerzan la labor que hicieran ambos con resultados dispares. Repasemos el historial de Rakitic y Banega en el Sevilla para saber quién de los actuales medios de la plantilla puede ocupar mejor su sitio.

Ivan Rakitic

En el mercado invernal del 2011 el croata llegó al equipo de Nervión por apenas un millón y medio. Fue incluido por Gregorio Manzano, entonces entrenador del Sevilla, en la dinámica del equipo y jugó 16 partidos, todos como titular para un total de 5 goles y 3 asistencias. En la siguiente temporada con los cambios en el banquillo (Marcelino y Míchel) se vio retrasado a la posición de medio defensivo en un doble pivote, completó un total de 39 partidos para un solo gol y 6 asistencias. El año siguiente su rendimiento aumentó exponencialmente, Míchel estuvo hasta mitad de temporada en el banquillo del Sánchez Pizjuán y Emery tomó su puesto para la otra mitad. El croata, librado de algunas obligaciones defensivas pudo centrar su esfuerzo en elaborar, distribuir (y también destruir) juego y crear peligro en el área contraria. 42 partidos, 41 como titular, 11 goles (junto a 14 asistencias) y el mando absoluto de la medular sevillista. Su siguiente año posiblemente haya sido el mejor en su carrera, y es el que le hizo dar el salto a Barcelona, 52 partidos y 15 goles junto a 18 asistencias (fue el jugador que más minutos y partidos jugó de toda la plantilla) y la consecución de la Europa League.

Rakitic llegó a un Sevilla que llevaba años, pero muchos años, sin ver a un mediocentro que tocara la pelota con criterio y con calidad de jugador clase mundial. El equipo de Nervión siempre estaba más dispuesto a hacer daño por las bandas y correr menos riesgos y el croata cambió eso. Desde entonces la posición de medio de enlace entre el resto del equipo y el ataque ha sido esencial para entender los triunfos y éxitos del equipo sevillano.

Rakitic

Ivan Rakitic besando la copa de la Europa League

Ever Banega

Banega llegó a Sevilla con muy mal cartel, la irregularidad había marcado su etapa en Valencia y los temas extradeportivos se comentaban bastante más que sus logros sobre el césped. 2 millones y medio pagó Monchi por la propiedad del jugador al club ché. Banega tuvo la confianza y el beneplácito de Emery desde que llegó, el técnico tenía claro que el jugador podía recuperar su mejor nivel en el Sevilla, y en ello puso su empeño. Jugando por delante del doble pivote, como Rakitic, se diferenció del rubio en que el argentino gustaba más de conducir la bola, de buscar el pase más arriesgado, siempre fue algo más mediapunta que mediocentro pero rindió igual de bien y llevó al Sevilla, bajo su batuta a otras dos Europe League. 49 y 45 partidos completó en sus dos temporadas, 12 goles (3 y 9) y otras tantas asistencias durante su estancia en Sevilla. Logró revalorizarse como futbolista y se marchó al Inter de Milán.

banega-emery

Unay Emery abrazndo a Ever Banega

Los nuevos fichajes. ¿Quién ocupa mejor el perfil de medio creativo?

Han llegado hasta 4 jugadores que podrían ocupar el puesto, pero uno ha conseguido bastante ventaja a los demás. Además cabe destacar que Sampaoli vino con una idea, con un planteamiento futbolístico, al que ha renunciado en apenas un mes. El principal problema que se ha encontrado el argentino es que el equipo ya funcionaba, y muy bien, y ha querido al Sevilla a las antípodas de su fútbol tradicional, del que siempre le ha funcionado. Ahora, corregido esto, parece haber encontrado cierta estabilidad en el once y el equilibrio entre ataque y defensa y se visualiza una alineación más clara.

Pero aún así sigue habiendo unos 4 jugadores para un mismo puesto, ya que parece que el doble pivote se ha vuelto a establecer.

Franco Vázquez: el italoargentino juega en una posición más adelantada de la que ocuparán sus antecesores en el puesto, es un mediapunta claro y le cuesta emplearse en labores defensivas. Sin embargo, cuando ha jugado ha sido uno de los mejores jugadores del equipo y el claro dominador de la medular sevillista, pero su intermitencia le está quitando oportunidades.

franco-vazquez

Franco Vázquez en un partido con el Sevilla

Hiroshi Kiyotake: el japonés sería el sustituto más parecido a Rakitic, más mediocentro que mediapunta, con capacidad para bregar en defensa y generar juego, aunque sin tanta verticalidad y llegada. Su labor en la creación se ha notado, pero la falta de conexión con sus compañeros le ha impedido destacar, quizás pueda encajar mejor ahora en el nuevo sistema, aunque el doble pivote no le favorece para nada (en la mediapunta se va a buscar más llegada que aportación al juego colectivo).

kiyotake

Kiyotake vistiendo la elástica nervionense

Ganso: posiblemente el más parecido a Banega, por el carácter, por la posición en el campo y por el estilo de juego. Ha llegado fuera de forma y no está haciendo buenas actuaciones, adaptado y recuperada su forma puede dar que hablar y hacer grandes cosas por el Sevilla.

ganso

Ganso posando durante su acto de presentación

Samir Nasri: el más enchufado de todos sus compañeros en el inicio de liga, el que más tarde llegó y posiblemente, por edad, el que tiene menos potencial. No obstante es el que más está demostrando, de lejos, sobre el campo. Sobrado de clase, se mueve bien en las tres posiciones de la mediapunta, lo que aporta algo muy distinto que no tenían Banega y Rakitic, movilidad, mucha movilidad, es muy difícil pararlo y frenarlo, es casi imposible marcarlo y eso le da el toque Sampaoli a un equipo tan ordenado como siempre ha sido el Sevilla. Puede aportar un toque de imprevisibilidad a un equipo estático y dar algo diferente a todos sus competidores.

nasri

Nasri durante el partido que enfrentaba a Sevilla y Las Palmas

Nasri tiene ahora muchas más papeletas que Ganso, Kiyotake o Franco Vázquez. Pero, no es tan así, Nasri tiene ya 29 años, ha llegado cedido y conociendo la política del Sevilla, no sería de extrañar que en cuánto otro de los jugadores sevillistas destaque en el puesto, este empiece a jugar más que el francés. El mudo puede aportar gol y llegada, es casi otro delantero, Kiyotake es la transición óptima entre la medular y el ataque y puede ser clave en partidos donde la posesión sea necesaria para ganar, Ganso lo tiene todo para poder revolucionar un partido que esté por detrás y Nasri aporta algo que muy pocas veces ha tenido el Sevilla, un mediapunta que caiga con soltura a banda y se mueva por todo el ataque. Las cartas están boca arriba, aunque es muy pronto para una elección definitiva y quedan muchas teclas por tocar hasta dar con la afinada, las rotaciones van a contribuir mucho a la igualdad en la lucha por el puesto, pero en cualquier caso la pelota está en el tejado de Sampaoli.