Chicago Bulls 2018-19: donde le rezan a los ligamentos reparados

Para leer nuestro análisis de la plantilla de Chicago Bulls 2019-2020 dirígete aquí.

La temporada anterior fue el año cero del nuevo proceso de reconstrucción en Chicago. El canje de Jimmy Butler en la noche del draft a los Timberwolves no tuvo el retorno esperado, especialmente con los Bulls incluyendo su propia elección en la transacción. Tuvieron que empezar así una reconstrucción más lenta que se puede ver en la plantilla Chicago Bulls 2018-19.

La selección que sí tomaron tuvo una gran temporada como novato: Lauri Markkanen. Fue Top 5 en PER para novatos con más de 20 minutos por juego, segundo en triples hechos e intentados detrás del sorprendente Donovan Mitchell. Markannen fue el mejor jugador de los Bulls una vez que Mirotic fue enviado a los Pelicans a media temporada.

Otro producto del canje de Butler fue el armador Kris Dunn, quien se apropió de la posición titular en la segunda mitad de la temporada. Dunn lideró el equipo en porcentaje de asistencias y pérdidas y fue tercero en anotación detrás de Markkanen y LaVine. Los Bulls apenas se encontraron con 27 victorias pero crearon un fuerte núcleo para el futuro.

Análisis de la plantilla Chicago Bulls 18-19

Los Bulls agregaron a Wendell Carter Jr, uno de los novatos con mayor potencial defensivo. El producto de Duke tuvo una espectacular liga de verano mostrando esos grandes instintos defensivos que lo llevaron a la séptima elección. Podría ser el complemento perfecto de Markkanen, quien aún le falta mucho por aprender defensivamente.

En el lado ofensivo los Bulls agregaron dos armas: LaVine quien sólo jugó 24 partidos el año pasado y el exiliado de los Bucks Jabari Parker. Parker, de 23 años, ha participado en 82 partidos totales los últimos dos años debido a dos desgarros del ligamento anterior cruzado en su rodilla derecha. El oriundo de Chicago llegó a la NBA tras una fenomenal temporada en Duke, pero entre las lesiones y una completa falta de interés defensivo le ha dificultado ser la estrella que fue a nivel universitario. Llega a los Bulls con un contrato de dos años por $20 millones por temporada, pero el segundo año no es garantizado, dándole a los Bulls una temporada para evaluar el estado físico del alero.

La temporada pasada los Bulls tuvieron la cuarta mejor banca después del juego de las estrellas con Bobby Portis, Denzel Valentine y Jerian Grant liderando al grupo. Valentine anotó 38% de sus triples y se notó mejora en su esfuerzo defensivo. Grant tuvo un porcentaje de asistencias similar a Dunn, pero con un mejor ratio entre asistencias y pérdidas de balón. Aún así no tiene la agresividad de Dunn que Hoidberg necesita en la alineación titular.

Noah Vonleh, Justin Holiday y el novato Arcidiacono verán minutos importantes a lo largo de la temporada en la plantilla Chicago Bulls 2018-19. Me pregunto a quién golpeará Bobby Portis ante tanta deficiencia defensiva.

plantilla Chicago Bulls 2018-19 Jabari Parker
Jabari Parker es la gran apuesta de la plantilla Chicago Bulls 2018-19.

LaVine, una apuesta arriesgada

LaVine, bueno LaVine usó a los Kings para obtener una oferta máxima la cual los Bulls igualaron. Esto a pesar que la muestra de LaVine “post-ACL” es de sólo 24 partidos donde tuvo una patética eficiencia en tiro de campo de 38%. Está claro que un equipo en reconstrucción no puede dejar ir talento, pero este contrato puede llegar a ser una lápida en la plantilla Chicago Bulls 2018-19 en el caso que no logre recuperar sus capacidades atléticas. Hemos visto casos como los Lakers quienes deben agregar un joven talento para deshacerse de contratos nocivos.

Objetivo de Chicago Bulls 2018-19

Ante la falta de competencia en el Este, los Bulls podrían clasificar a los playoffs. Una séptima u octava plaza no es algo totalmente descabellado, especialmente si Carter Jr logra tener un fuerte impacto defensivo. Pero eso sería la tormenta perfecta para los liderados por Hoiberg. Un novato, a menos que sea Tim Duncan, no tiene un impacto inmediato  en defensa. Mucho menos rodeado de jugadores como Parker, quien orgullosamente explica que no le pagan para defender.

Hoiberg nunca ha liderado una ofensiva decente (su mejor ranking ha sido 20º en la temporada 2017). Dos de sus mejores jugadores son de alto uso y no son pasadores natos – Thibs aprendió esto a la malas en Minnesota con LaVine – tampoco son amigos del triple. Será un reto encontrar espacio en la ofensiva de la plantilla Chicago Bulls 2018-19 cuando Markkanen no esté en la cancha y activamente involucrado, otra faceta a mejorar para el joven finlandés.

La clave para llegar a los playoffs puede ser Dunn. Su sorprendente segunda mitad estuvo marcada por un pobre ratio de asistencias por pérdidas de balón. Algo compresible para un chico que está aprendiendo organizar una ofensiva a nivel NBA. Mejorar el triple y su toma de decisiones es pedirle demasiado en un sólo verano.

Lo más probable que veamos a los Bulls más cerca del octavo lugar que del sótano del Este, la gran variable será la salud de Parker y LaVine. El destino de esta temporada está en sus reparados ligamentos cruzados.

Deja un comentario