El Young Boys domina con puño de hierro el fútbol suizo

Guillem Hoarau Young Boys

El Young Boys ha hecho saltar por los aires lo establecido en el fútbol suizo. Tras 32 años sin ganar el campeonato, los de Berna amenazan con hacerse con el poder absoluto del fútbol helvético. El Basilea está fuera de la escena principal. Y el Zurich vive en una constante montaña rusa. Así, la plantilla del Young Boys 2018-19 dirigida por Seoane no tiene rival en su país.

La metamorfosis de este Young Boys durante el último año ha sido increíble. De estar a la sombra del todo poderoso Basilea a pasar por encima de todo aquel rival que se pusiera en su camino. Un cambio radical que arrancó de la mano de Adi Hutter. Y que ha seguido su evolución de la mano de Gerardo Seoane.

Seoane ha dado una vuelta de tuerca más al proyecto

La salida del técnico que había hecho volver al estrellato al Young Boys parecía el fin de un corto cuento de hadas. Esos 84 puntos conseguidos con tan solo cuatro derrotas podían quedar en el olvido con la salida de Hutter. Lo que podía parecer una tragedia se tornó rápidamente en esperanza con la llegada de Seoane.

La dirección del Young Boys se movió de maravilla para cerrar el fichaje de uno de los técnicos con más proyección del fútbol suizo. Gerardo Seoane, ex jugador del Deportivo entre otros y entrenador revelación de la liga suiza tras ubicar al modesto Luzern tercero muy cerca del Basilea. Resultados y números más que sobresalientes como para abordar su contratación.

Claves de la plantilla del Young Boys 2018-19

Desde el primer momento Seoane cogió las riendas del equipo realizando pocos cambios respecto a la histórica campaña pasada. 4-4-2 inamovible siendo los protagonistas del juego apostando por la posesión y el control del balón. Los resultados no se hicieron esperar y hasta ahora los números del técnico suizo con el Young Boys se resumen en 19 partidos y 13 victorias. Tan solo una derrota en liga, curiosamente frente a “su” Luzern.

Mbabu, el pulmón de la banda derecha

El lateral derecho es uno de los jugadores con más proyección del Young Boys. Después de su corto y fallido paso por la Premier, el canterano del Servette ha vuelto a sentirse futbolista en Berna. Un jugador con una velocidad y potencia por el lateral increíble y muy difícil de parar en carrera. Sus brillantes actuaciones con el Young Boys le valieron para debutar con Suiza en septiembre frente a Islandia.

Ahora, a sus 23 años , Mbabu parece haber cogido la ola correcta tras su temprana salida de Suiza. Un jugador con un físico privilegiado y que ha evolucionado a la hora de gestionar sus subidas al ataque. Pudiendo actuar también de central, será difícil verle en Suiza más temporadas si sigue manteniendo el nivel actual.

Djibril Sow, un mediocampista de largo recorrido

Djibril Sow Young Boys

Djibril Sow es el encargado de conectar la defensa con el ataque en el Young Boys de Gerardo Seoane.

Sow es el encargado de poner algo de orden y concierto en la plantilla del Young Boys 2018-19. El de Zuric, junto a Sanogo, componen un medio campo muy físico pero no falto de calidad. Sobre el papel el Young Boys puede parecer un equipo muy físico con clara inercia a jugar directo, pero en el fútbol suizo no es así ni mucho menos.

Djibril Sow destaca por ser un jugador frenético con capacidad para asociarse con los hombres de arriba. Con Sanogo guardándole la espalda, Sow es muy dado a desengancharse de la medular para buscar zona de remate. Hombres como Hoarau, Assalé, Fassnacht o Sulejmani se ven en todo momento asistidos por el ex jugador del Gladbach.

Guillem Hoarau, el faro y máximo artillero de la plantilla del Young Boys 2018-19

Si hay un jugador conocido en este Young Boys, ese es Hoarau. El francés fue de los últimos grandes jugadores que salieron del PSG antes de que llegara el dinero de Nasser Al-Khelaïfi. El francés lleva cuatro años en Berna a gran nivel fuera de la gran escena europea. Su juego aéreo, manejo de espaldas a portería y buena definición le hacen ser el futbolista más importante del conjunto de Seoane.

Una torre de 1,95 encargada de guiar hacia el gol a hombres que vienen de cara a portería como Assalé, Sulejmani, Fassnacht o el propio Sow. A día sus números con el equipo suizo se resumen en 96 goles en más de 140 partidos disputados con el Young Boys. Desde hace varias temporadas es el máximo goleador en la historia del Young Boys.

Parece que en Suiza ha empezado a florecer un equipo campeón y difícil de parar en territorio suizo. Tras más de tres décadas sin saber de ellos a nivel de títulos han vuelto a despertar con la sensación de quedarse en el trono durante bastantes años. Una resurrección inesperada que empezó de la mano de Hutter y que Seoane se ha encargado de engrasar aún más.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.