Griffin espera llevar a sus Detroit Pistons al siguiente nivel

Plantilla Detroit Pistons 2019-20

Detroit ha sufrido momentos muy débiles económicamente en los últimos años y, la afición del Palace, no ha tenido la oportunidad de contar con un proyecto deportivo competitivo desde hace mucho tiempo. Traspasos, jugadores que no acaban de cuajar, lesiones… todo estaba en su contra. Hasta que se «lanzaron» a la aventura, y hace dos temporadas se hicieron con Blake Griffin a cambio de alguna ronda y algún jugador, como Tobias Harris. Y Dwyane Casey llegó para asentar el proyecto, y hacer con los de Michigan lo que hizo con Toronto. Llevarlos al siguiente nivel. Aunque el año pasado no fue capaz de hacerlo.

Entraron en PlayOffs, pero Giannis Antetokounmpo fue una auténtica apisonadora en la Primera Ronda y los Bucks no dieron opciones a los Pistons de llevarse siquiera un partido. Y este año se han movido y se han hecho con Sekou Doumbouya, Snell y Derrick Rose como piezas importantes. Y, si cuajan, los Pistons pueden ser una sorpresa agradable en un Este muy abierto y, en teoría, fácil. Así, Griffin tendrá el equipo competitivo que merece según su nivel.

Guía NBA 2019-20

Pincha en la imagen superior para conseguir nuestra guía de la NBA, ¡GRATIS!

Análisis de la plantilla de Detroit Pistons 2019-20

Como decíamos antes, han llegado nuevas piezas. Y, salvo Snell, en teoría titular, tanto Rose como Sekou actuarán en segunda instancia. Un lugar en el que deberían entenderse, protagonizar muchas jugadas combinadas y, así, liderar y comandar la segunda unidad de Case. Y, por qué no, quizá incluso asaltar las plazas del quinteto titular. Además, Griffin, Jackson, Kennard y Drummond siguen, además de Galloway o Thon Maker.

Bases

Reggie Jackson se marchó de Oklahoma en busca de minutos, oportunidades, liderazgo e importancia. Y en Detroit así lo acogieron. Dándole las llaves del equipo desde el día que pisó Michigan. Pero nunca ha conseguido devolver la confianza. Más allá, claro está, de los atisbos que se pudieron ver en su primera temporada completa con el equipo, allá en 2015. 79 partidos, 19 puntos, 6 asistencias, 1 robo y un 46% en tiros de campo. Números, salvo el de partidos el pasado año, que no ha vuelto siquiera a rozar.

Tras eso, tres años consecutivos -dos de ellos jugando 52 y 45 partidos respectivamente- en los que se quedó en 15 puntos y, para más inri, bajó hasta las 4 asistencias de forma dramática. Este año es su último año de contrato. Y lo normal, en estos casos -véase a Vucevic el año pasado- es ganarse un nuevo contrato firmando el mejor año de su carrera. Esperemos que Jackson pueda estar a la altura de lo que incluso él mismo espera de él.

Reggie Jackson, clave para la plantilla Detroit Pistons 2019-20.

Reggie Jackson entrando a canasta. Imagen cedida por Keith Allison.

En Cleveland, en 2017, Rose pensó en retirarse. El baloncesto le había retirado la palabra, y dejado en visto para la eternidad. Pero sus compañeros le hicieron continuar, a pesar de ser traspasado a Utah y acabar el año en Minnesota. Donde ha vuelto a encontrar el cariño del baloncesto. 18 puntos por partido, actuaciones históricas como la de los 50 puntos -su máximo de carrera- y un juego transformado y evolucionado.

No tiene la explosividad de antes, pero ahora cuenta con más sabiduría y conocimiento. Y los T’Wolves supieron explotarlo y beneficiarse. Al igual que harán los Pistons si le dotan de la misma importancia. D-Rose se ha decidido antes por Detroit que por otras ofertas que tenía sobre la mesa -como los Warriors- pues su alma competitiva es eterna. Y así lo transmitirá al resto de la plantilla.

Cada vez que alguien decide contar con Tim Frazier, y darle un rol con más presencia que en finales de partido sin importancia o ventaja, muestra condiciones dignas de un 6º hombre digno y eficaz. En los 43 partidos en toda su carrera que ha tenido +30 minutos, sus promedios son de 12 puntos, 9 asistencias y 4 rebotes, además de casi 2 robos por partidos. ¿Jugadores en tener más de 40 partidos jugados en sus carreras con estos promedios? Muchos, tales como Oscar Robertson, Chris Paul, Magic Johnson o James Harden. Evidentemente, Frazier no está a la altura de ninguno de ellos, pero puede ejercer un papel mucho más crucial que el que siempre le otorgan. Así lo demostró en Milwaukee en su final de temporada.

El último de los bases del equipo, Jordan Bone, tiene un contrato Two-way, es decir, que le permite ir variando durante el curso del año entre Fort Wayne, el filial en G-League de los Pistons, y el propio equipo de Detroit. De todas formas, la competencia es tan feroz que tendrá que esperar, casi con toda seguridad, a poder debutar en la NBA a que haya lesiones, sanciones o rotaciones por parte de Casey.

Escoltas

La perla joven de la corona, Luke Kennard, lleva siendo «mimado» y cuidado desde que llegara hace dos años. Tras haber dejado su año freshman y sophomore ya detrás, este año la titularidad debe ser el siguiente paso. Sin competencia, continuando con su proceso evolutivo como jugador, y con la bendición del staff técnico y de sus compañeros de coger la pelota, y hacer las diabluras a las que nos ha acostumbrado estos últimos dos cursos.

Eso sí, ya no deben ser a base de píldoras. En su primer curso superó los 15 puntos en 7 ocasiones, y el pasado año elevó esta cifra a más del doble, los 15 partidos con 15 o más puntos anotados. Este año, los 25 -o 30- deben ser el siguiente paso. Un paso valiente, pero que debe ser dado. Porque si no lo hace él, nadie lo hará.

La NBA es una liga de historias. Todo gran jugador lleva detrás una carga emocional grande a superar, una vida de calle y tiroteos, o una vida de abandonos. Además de contar cada uno de ellos con una historia de superación. Y Langston puede protagonizar esto, pues es la muestra perfecta de pelear y trabajar para conseguir aquello que quieres. Aparecido en Nueva York a lo «Linsanity» desde la G-League, ha pasado por New Orleans y Sacramento hasta encontrar lo más parecido a un hogar en Detroit. Puntos, físico y atletismo, y defensa, conforman el 3 por 1 que Langston ofrece a su afición cuando se viste de corto en el Little Caesars Arena.

Bruce Brown y Khyri Thomas son jugadores de segundo año, que compartirán una realidad en este curso 2019/20. Ambos contarán con pocos minutos. Aunque especialmente el segundo, como ya se pudo ver el año pasado. Y es que aunque ninguno de los dos tuvo gran importancia en el sistema de Casey, Brown contó casi con 20 minutos por noche en 70 partidos de juego, y 56 titularidades. Por eso, los partidos de rotación y de «precaución» por la salud de sus jugadores, como Reggie Jackson, serán los partidos en que más puedan jugar y dejar su huella.

Aleros

Proyecto fallido de Chicago, evolución inacabada en Milwaukee y nueva oportunidad en Detroit. Casi sin moverse de la cercanía del Atlántico, Tony Snell lleva más de un lustro buscando la oportunidad de asentarse en la NBA. Y explotar. Con una historia similar a la de Jimmy Butler, luchando por sobrevivir y por hacerse un hueco, esta filosofía ha tenido que trasladarla a la NBA.

Peleando siempre por su puesto, por su contrato, por sus minutos. Y este año, en el penúltimo año de su contrato, es el definitivo. Tiene 28 años, y debe empezar a demostrar por qué merece más de 10 millones al año. Si recupera su versión de su primer año en Milwaukee -9 puntos, 3 rebotes, 1 robo y un 41% en tiros de tres- y sigue evolucionando, todo irá en buen camino.

Svi Mykhailiuk no contó apenas para Casey desde el momento que aterrizó en Detroit, apareciendo únicamente en 3 partidos en un total de 19 minutos y 50 segundos, donde dejó un total de 6 puntos, 4 asistencias y un 50% de acierto en tiros de 3. Este año, sin jugadores con más experiencia y, previsiblemente, más talento, podrá aprovechar esta situación. Al fin y al cabo, el alero es la posición más «débil» de Detroit, y por eso él puede encontrar una veta que explotar y empezar a jugar y a coger confianza. 24 puntos, 40% en T3 y más de un robo fue el promedio que dejó este año en la G-League.

Ala Pivots

Sin él, los Pistons tendrían peores expectativas que los Charlotte Hornets o los New York Knicks. Sin él, habrían igualado a los Kings con más temporadas fuera de PlayOff. Y, sin él, de Detroit solamente se hablaría en debates económicos. Blake Griffin ha traído luz y esperanza a Michigan, y su salario no debe preocupar. Cobra por lo que genera, simple y llanamente. Candidato a MVP durante la primera parte de la temporada, después bajó el rendimiento pero se mantuvo en números «top» en su carrera.

25 puntos, 8 rebotes, 5 asistencias, 7 intentos de 3 y 75 partidos -no jugaba tanto desde 2013-. En una forma física espectacular, sano y sin riesgo de lesiones, este año puede ser uno de los mejores de su carrera deportiva. ¿Podrá entrar en la carrera por el MVP? En un Este tan abierto, yo digo que sí, si alguien puede, ese es Blake Griffin.

Sekou es, probablemente, uno de los grandes tapados de la primera ronda del Draft. El hecho de venir desde Francia, sin haber hecho mucho ruido y ser escogido a mitad de ronda puede hacer que se le pase por alto, pero no debería ser así. Con un físico portentoso, puede jugar tanto de 3 como de 4. Y poner en peligro la titularidad de Tony Snell, aunque primero deberá adaptarse al ritmo y al juego de la NBA. Aunque en lo que se ha visto de él hasta el momento en la pretemporada, más allá de que son vídeos engañosos, es interesante. Su último partido en la Liga Francesa, ante Levallois, es la definición de lo que puede llegar a hacer el guineano. 34 puntos, 9 rebotes, y un 8-11 en tiros de 2 además de un 5-7 en tiros de 3.

Sekou Doumbouya Detroit Pistons

Doumbouya, durante un partido con Poitiers Basket 86. Imagen cedida por mr_arnaud44.

Keef Morris, entre Washington y Oklahoma la última temporada, ya no puede portar ese cartel de titular que en cambio su hermano sí lleva con orgullo. Pero el de Detroit sí puede asegurar que ha conseguido reconvertirse en un jugador útil, eficiente y que funciona muy bien desde el banquillo. En la última campaña, los 42 encuentros que partió desde la retaguardia, anotó menos -9 puntos en vez de 10- pero reboteó más, y fue mejor en niveles generales.

Pivots

Cuando el río suena, agua lleva, se suele decir. Ya lo demostró Nikola Vucevic el año pasado. Porque cuando un nuevo contrato está en juego, un rendimiento sobrenatural le otorgará los millones que su estatus necesita. Y por eso, podemos decir que estamos ante la mejor temporada de Andre Drummond en su carrera. El año pasado ya elevó su capacidad de anotar y este año atrapará cada rebote que le rodee, como si de un satélite se tratara.
Y es que está a un paso de lograr algo histórico. Hay muy pocos jugadores en la historia que hayan conseguido promediar 17 puntos y 17 rebotes, y el último fue Moses Malone en la temporada 1979-80. Y Andre se quedó en 17-16 el año pasado. La historia, por tanto, se escribe sola, y los logros del pívot de los Pistons también.

Thon Maker prometía mucho cuando llegó a la NBA. Un físico privilegiado, un potencial latente evidente, y una presunta ética de trabajo magnífica. Incluso, el ejemplo diario de Giannis Antetokounmpo de que es posible desarrollarse en la siguiente gran leyenda de la NBA, pues el griego está en camino de ello. Y Maker, de momento, parece haberse quedado por el camino. Al igual que Snell, este año tendrá la oportunidad en Detroit de ser el suplente principal de Drummond y de, junto a Sekou y Rose, explotar y llevar su segunda unidad al siguiente nivel. En los 29 partidos que jugó después del traspaso en el deadline, 20 minutos por noche fueron su promedio y 6 puntos, 4 rebotes y un tapón su estadística media.

Detroit está cerca de ser un protectorado de Wisconsin, pues Christian Wood completa el cuarteto de ex-jugadores de los Bucks que ahora comparten vestuario en los Pistons. Un jugador que en los Herd de la Liga de Desarrollo dominó y campó a sus anchas, y que nunca ha tenido oportunidad real de demostrar todo su talento y su juego interior. Además de su sobresaliente capacidad para rebotear y proteger su aro de los rivales. 29 puntos, 14 rebotes y 2 tapones que lo colocaron como uno de los mejores de la temporada. Fort Wayne es una opción, pero Wood merece, sí, los merece, minutos ya en la NBA. Y minutos de calidad.

Jugadores de Detroit Pistons 2019-2020

BASESESCOLTASALEROSALA-PÍVOTSPÍVOTS
Reggie JacksonSvi MykhailiukKhyri ThomasBlake GriffinAndre Drummond
Bruce Brown Jr.Luke KennardSekou DoumbouyaMarkieff MorrisThon Maker
Derrick RoseLangston GallowayTony SnellChristian Wood
Tim FrazierCraig Sword

Formación de Detroit Pistons 2019-2020

Reggie Jackson

Desde que llegara procedente de Oklahoma en busca de un puesto de base titular las lesiones, sus problemas de aclimatación y su «pereza» le han torpedeado en el camino. Condiciones tiene, y predisposición también. Y Casey confía en él. Sólo queda esperar a que demuestre, este año sí, si tiene lo que hay que tener para liderar el juego exterior de Detroit desde el pitido inicial. Y si puede capitanear a base de P&R con Griffin o Drummond a su equipo a la victoria.

Luke Kennard

Hasta el momento ha sido la mejor arma de banquillo que ha tenido Detroit estos últimos dos años. Pero su equipo pide algo más, y ya no tiene a Stanley Johnson o a Bullock/Ellington quitándole el puesto de titular. Por lo que Casey se lo entregará hasta nuevo aviso. Y su evolución así lo agradecerá. Su tiro exterior y su capacidad para encontrar a sus compañeros dentro de la zona, abrirá el campo para Drummond, Sekou o Griffin.

Tony Snell

Tiro de tres, defensa, garra y físico en las transiciones. En teoría, estas son características más que suficientes para que comparta salto inicial con sus compañeros en el campo. Y sea una pieza diferencial en el arranque de los partidos. Es un jugador de rachas, y que por momentos puede desconectarse. Pero cuando está activado, la tormenta perfecta puede suceder.

Blake Griffin

Ya tenía liderazgo, juego interior y físico. Agresividad. Y a eso le ha sumado tiro de tres y visión y organización de juego. Y ha creado el Point-forward perfecto. Abierto, puede encontrar a Drummond en la zona, al igual que a Kennard en el triple. Además de penetrar o buscar un fade-away desde media distancia. Todas las armas ofensivas están a su disposición. Sólo necesita que los compañeros, precisamente, le acompañen.

Andre Drummond

Rebote, rebote y más rebote. En el último año de contrato, y siguiendo una tendencia ascendente, Drummond tendrá el mejor curso de su carrera en el apartado reboteador. Con tiradores a su lado, y Griffin ejerciendo casi como «piloto» de las transiciones, todos los rebotes serán para él. Incluso sus propios fallos -su acierto de 2 es «bajo» para ser interior, un 55%- le caerán a él en las manos. Además, su capacidad para bloquear será aprovechada por Jackson o Rose, y Blake seguirá dotándole de alley-oops desde la medialuna de la pintura para que él finalice los globos que le lancen.

Quizá Sekou acaba superando a Snell y robándole el puesto de titular. Quizá, como siempre, Jackson se lesione y le ceda su puesto a Derrick Rose. Y quizá, tal vez, Kennard rinda más como 6º hombre y Langston Galloway ocupe su lugar. Pero de primeras, este es el quinteto que más «gusta» a Casey, y son 4 de los 5 jugadores que más empleó el año pasado.

Objetivos de Detroit Pistons 2019-2020

Aspirar a arrancarle la corona a Giannis o Embiid es pecar de demasiado optimismo. Tal y como lo es llegar quizá a las Finales de la Conferencia. Por eso, avanzar hasta las Semifinales y quizá vencer algún encuentro sea ambicioso, pero no tanto como podría parecer. Tienen un gran juego interior, jóvenes con talento, experiencia en el puesto de mando y las armas en el banquillo suficientes para lograrlo. Ahora, sólo tienen que funcionar las piezas y engranar, y solventar los posibles problemas de salud que puedan padecer.

¿Quieres nuestra guía NBA 2019-20 con el análisis de las 30 franquicias?

Especial NBA: análisis de las plantillas de todas las franquicias

PlantillasPlantillasPlantillasPlantillasPlantillas
Atlanta HawksBoston CelticsBrooklyn NetsCharlotte HornetsChicago Bulls
Cleveland CavaliersDallas MavericksDenver NuggetsDetroit PistonsGolden State Warriors
Houston RocketsIndiana PacersLos Angeles ClippersLos Angeles LakersMemphis Grizzlies
Miami HeatMilwaukee BucksMinnesota TimberwolvesNew Orleans PelicansNew York Knicks
Oklahoma City ThunderOrlando MagicPhiladelphia 76ersPhoenix SunsPortland Trail Blazers
Sacramento KingsSan Antonio SpursToronto RaptorsUtah JazzWashington Wizards
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *