Phoenix Suns 2018-19: El Proceso del Oeste continua

plantilla Phoenix Suns 2018-19: Mikal Bridges y DeAndre Ayton

Para leer nuestro análisis de la plantilla de Phoenix Suns 2019-2020 dirígete aquí.

Tres años atrás los Phoenix Suns venían de una temporada con 48 victorias y un noveno lugar en la conferencia Oeste. Tuvieron la octava mejor ofensiva de la liga liderados por Eric Bledsoe y Goran Dragic. Ese verano tenían su mira puesta en sumar un hombre grande a sus filas para formar un núcleo competitivo. No lograron conseguir a ninguno. Esa fue la última vez que algún rasgo de competitividad ha asomado su cara en el desierto. Pero se vislumbra luz al final del túnel con la plantilla Phoenix Suns 2018-19.

Resumen de la temporada Phoenix Suns 2017-18

Luego de ese nefasto verano y la salida de las principales piezas la franquicia quedó en manos de Devin Booker, por mucho su mejor jugador y el de mayor proyección.

Los Suns siguen inmersos en su propia versión del «proceso». La temporada 2017-18 fueron el último equipo en defensa y ofensiva. A lo largo de toda la temporada fueron más un circo que una franquicia deportiva. Despidieron a su entrenador luego del tercer juego. Es como si alguien en la organización se haya olvidado en despedirlo antes de la temporada y cuando lo vio en el banquillo le gritó a su asistente: «Un momento, ¿no habíamos despedido a Watson hace dos semanas? ¡¿Por qué nadie lee el grupo de Whatsapp?!»

En la misma semana Bledsoe envió su infame tweet «Yo no quiero estar aquí«. Fue separado del equipo y 15 días después canjeado a Milwaukee. Tyson Chandler, su gran fichaje del verano 2015, jugó 7 partidos después desde el mes febrero. Perdieron 27 de sus últimos 30 partidos.

Fuera de Booker, los únicos jugadores que han mostrado promesa han sido TJ Warren y Josh Jackson.

Análisis de la plantilla Phoenix Suns 2018-19

Booker

A sus 21 años Booker ha formado el perfil de un jugador de alto uso y baja eficiencia. Su situación como jugador alfa en uno de los peores equipos de la liga le ha dado el beneficio de la duda ante las críticas. Además, su edad le ayuda a mantener la etiqueta de «jugador con potencial». Pero este tiempo de gracia tiene fecha de expiración luego de haber firmado una gigantesca extensión de contrato por $158 millones, la cual entra a regir en la temporada 2019-20. Las expectativas cambian cuando tu salario está al norte de los $30 millones por año. Las responsabilidades de Booker en la plantilla Phoenix Suns 2018-19 seguirán creciendo.

La temporada pasada sólo vio 5% de su tiempo como base armador, pero aún así su porcentaje de asistencias subió a un 24%. Se vio más activo especialmente como orquestador del pick and roll, donde produjo 0.85 puntos por posesión. Una cifra mejorable, pero respetable ante la falta de hombres grandes que sepan definir.

plantilla Phoenix Suns 2018-19: Devin Booker

Devin Booker, debe dar un paso más para liderar la plantilla Phoenix Suns 2018-19.

DeAndre Ayton

El otro gran avance de la franquicia llegó con la selección número uno del draft: DeAndrey Ayton. El hombre grande es llamado a ser otro de los «unicornios» de la liga cuya combinacion de altura, «wingspan» y capacidad atlética dominará la liga por años. Es básicamente el mismo discurso que hemos utilizado para hablar de Karl Anthony Towns. En su único año en Arizona, Ayton fue el foco de la ofensiva. Era más grande y más rápido que la mayoría de sus contrarios. En la NBA las condiciones serán diferentes, no solo la competencia mejora, sino que tendrá que convivir en una ofensiva más democrática.

A sus 20 años es difícil saber qué esperar defensivamente de Ayton. No se espera que sea un ancla defensiva desde el primer día, pero si una mejora de la rotación Len/Chriss/Bender que sólo les faltó ofrecer café y postres a los adversarios mientras anotaban bandeja tras bandeja.

Ryan Anderson

La seleccion de Ayton les dio luz verde para traspasar a Marquese Chriss, la octava selección en el draft del 2016. Es extraño que un equipo en reconstrucción decida abandonar un proyecto como Chriss de tan solo 21 años. El chico ha mostrado poco progreso en dos temporadas y no parece tener los instintos defensivos que acompañen una impresionante capacidad atlética. También se deshicieron de Brandon Knight, quien fuese conocido por ser aniquilado por DeAndre Jordan hace un par de temporadas atrás.

Los Suns reciben a Ryan Anderson, un gran tirador que por cosas de genética mide 210 cms. Anderson es incapaz de defender, rebotear o jugar en el poste bajo. Pero vaya que tiene un tiro de larga distancia efectivo. Según Woj, Anderson será parte del quinteto titular para darle más espacio – y oportunidades en ofensiva – a sus jóvenes estrellas.  El mismo Woj había reportado que la verdadera meta del canje era el novato De’Anthony Melton, quien tuvo una excelente liga de verano. Continúan buscando un base armador para su plantilla Phoenix Suns 2018-19.

Jackson y Warren

Mientras los Suns estén «tanking» o «aprendiendo a ganar», pueden darse el lujo de presentar alineaciones que incluyan a Jackson y Warren. Estas alineaciones tienen un atroz net rating de -15 (pbpstats.com). Ninguno de ellos tiene tiro externo y no son defensores élite. Warren tiene un porcentaje de tiro de campo mucho mayor, esto se debe a que 56% de sus tiros se dan a menos de 10 pies de la canasta. Esto es una recompensa por mantenerse activo en ofensiva. TJ está en el Top 20 de la liga en distancia recorrida y velocidad promediada según data de second spectrum en nba.com. Imaginen esos números con un base armador puro.

Josh Jackson, el cuarto pick del draft del 2017 viene de un típico año novato. Un inicio horrible seguido de una aceptable segunda mitad. El producto de Kansas está lejos de ser un jugador eficiente, pero promedió 18.7 puntos por juego después del partido de las estrellas. Los Suns han experimentado con Jackson como un sexto hombre, jugó desde la banca en 42 partidos. Aunque sus números no mejoraron, es difícil juzgar estas rotaciones con un equipo tan falto de talento.

En defensa es donde los Suns se enamoran de este par. Ambos tienen la movilidad y capacidades físicas para implantar una defensa versátil y sin problemas al cambiar de asignación defensiva. Aún se pierden rotaciones defensivas, especialmente Jackson, pero su longitud y agilidad le permiten recuperarse con mayor facilidad. Los ingredientes para una defensa élite están ahí en la plantilla Phoenix Suns 2018-19. Necesitan tiempo y quizás un poco de presión.

Ariza y Bridges

Acá es donde entra en juego la contratación de Trevor Ariza. El veterano es una de las voces más respetadas en la liga y uno de los mejores «Three and D«. Ariza servirá como mentor para estos jóvenes en la plantilla Phoenix Suns 2018-19 y también les quitará minutos si no rinden como se esperan.

Esto sin considerar los minutos que verá Mikal Bridges, un tirador nato de la universidad de Villanova. Siempre hay minutos para tiradores.

Objetivo de los Suns 2018-19

Los Suns traen a Igor Kokoskov para liderar el equipo en lo que se espera sea una etapa más competitiva. Como todo nuevo entrenador es de esperar un tiempo de ajuste en ambas partes de la ecuación. Kokoskov, quien ya ha sido asistente en la NBA, llega a una situación casi perfecta: una plantilla Phoenix Suns 2018-19 con bajas expectativas y mucho potencial.

La franquicia controla todas sus elecciones del draft. Tienen el talento para mejorar el record de la temporada anterior, pero la conferencia Oeste es una carnicería con pocos equipos débiles. Los Suns son parte de ese grupo. El objetivo de la temporada debe ser iniciar el camino hacia la competitividad. Esperar un buen año de Ayton  y mejora en Booker, Jackson y Warren. Y sí, ganar otra elección del draft en el top 10 no estaría nada mal.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *