Real Madrid, ante el difícil reto de mantenerse en la cima

Si Randolph se adapta, el Madrid será casi imbatible.
The following two tabs change content below.

Leon Carreras

Enganchado al deporte de la canasta desde 1986. Apasionado por la escritura y la documentación. En las redes sociales me doy a conocer como "Tronker"

El actual campeón de la Liga Endesa, es el principal favorito, no solo de la liga doméstica y Copa de Rey, sino también en Euroliga, y torneo que se ponga por delante. El exitoso proyecto del entrenador Pablo Laso (3 Ligas, 4 Copas de Rey, 1 Euroliga, 3 supercopas y 1 copa intercontinental) continúa prácticamente inmutable.

El Real Madrid es el actual campeón de Liga.

El Real Madrid es el actual campeón de Liga.

La plantilla de jugadores solo sufrirá una baja sensible con la partida del Chacho Rodríguez a los Sixers de la NBA. También cruzaron el charco para jugar allí, Willy Hernangómez y Ndour (ambos a los Knicks de New York). Para cubrir sus puestos llegan los norteamericanos Dontaye Draper (quien ya estuvo en el club desde 2012 hasta 2014) Anthony Randolph y Othello Hunter.

Se ha perdido brillantez ofensiva exterior sin el Chacho, por lo que los que quedan en el perímetro (Llull, Carroll, Rudy, Doncic, Taylor, Maciulis) tendrán que dar un paso más al frente. Aun así Randolph aportará peligro desde el triple y penetrando, algo inusual para un ala-pívot de su altura (2,11m) y que el Madrid adoleció el curso pasado. Pero no será fácil para Laso encajarle en el grupo, ya que el ex Lokomotiv necesita muchos balones para sentirse importante, lo que nunca ha sido habitual en la filosofía del entrenador vitoriano, amante del juego coral ante todo, y duro en defensa.

Si Randolph se adapta, el Madrid será casi imbatible.

Si Randolph se adapta, el Madrid será casi imbatible.

En caso de dificultades con Randolph, el resto de jugadores interiores (Nocioni, Felipe Reyes, Thompkins, Ayón) han mostrado sobradamente su valía, especialmente al final de temporada con el título de liga. Y Hunter, aunque recién llegado es el típico jugador trabajador y disciplinado que siempre ha cumplido donde estuviese (recién fichado desde el Olympiacos donde ha ganado la difícil liga griega estos dos últimos cursos). Cualquier jugador de la plantilla tiene la capacidad de ser titular del equipo. Muy pocos clubes de Europa pueden presumir de ello, lo cual resume que los de Concha Espina serán muy difíciles de batir, esta temporada, otra vez. Aunque siempre queda el morbo de ver si son capaces de superar el tópico que dice, que lo más difícil no es llegar a la cima, sino mantenerse. Pero todo hace sospechar que la era Laso marcará época.