Análisis táctico Celta Alavés: el muro de Pellegrino contra Aspas

Copa del Rey: Análisis táctico Celta Alavés

El tremendo temporal que azotaba Vigo en la noche de ayer ya hacía presagiar que el partido iba a ser una batalla más que un duelo futbolístico. La tensión y el miedo a perder se mostraron en la disposición del “Toto” Berizzo y de Mauricio Pellegrino. Celta y Alavés salieron con sus onces más reconocibles; el equipo gallego pudo recuperar para la partida a Daniel Wass y jugó con su famoso 4-3-3 con toda la soledad en ataque para Iago Aspas. El Deportivo Alavés cambió el once típico de la Copa y dio la responsabilidad a sus hombres de confianza en Liga. Pacheco en portería, con Theo Hernández, Feddal, Laguardia y Kiko Femenía en defensa; Manu García, Camarasa, Llorente e Ibai Gómez en el centro y arriba Deyverson y Toquero, aunque como veremos el atacante ex del Athletic cambiaría rápidamente la posición.

La contienda se inició, como era de prever, con un dominio absoluto del Celta de Vigo. Los primeros 15 minutos fueron celestes, aunque en ningún momento asustaron la meta de Pacheco. Una vez que el Alavés se acomodó en el terreno de juego, comenzó a crecer en el apartado defensivo y desde ahí fue equilibrando la balanza, dejando al Celta sin ideas. La clave de esto fue la maraña defensiva que puso en el césped Pellegrino, los babazorro llegaban a defenderse hasta con 11 jugadores de las escasas acometidas del Celta. Aquí la figura de Toquero fue clave, ya que abandonó el ataque para colocarse en banda derecha, actuando prácticamente como lateral.

Los centrocampistas celestes se diluían ante el músculo vasco, Manu García y Llorente comandaban con fragor los lances defensivos, facilitando a los centrales la tarea, ya que los locales simplemente podían atacar con balones aéreos que eran repelidos con tranquilidad por Laguardia y Feddal. Era el Alavés el que comenzaba a tener más ocasiones, con llegadas de peligro. Crecía Theo Hernández, que como acostumbra galopaba por la izquierda sin cesar; pero si debemos destacar a alguien es a Camarasa, él llevaba la batuta ofensiva y se movía por la medular con total libertad. El Celta estaba irreconocible y daba la sensación de que el gol visitante se cernía con proximidad.

Deyverson luchó sin fortuna durante los 90 minutos. Análisis táctico Celta Alavés

Deyverson luchó sin fortuna durante los 90 minutos. www.elcorreo.com

Agradecido por el descanso, el Celta mejoró su imagen en la reanudación, pero no por demérito del “Glorioso”, sino por un mejor posicionamiento del club gallego. El “Tucu” Hernández comandó la medular viguesa y en ataque comenzó el recital de Iago Aspas, sólo, peleándose con todos los blanquiazules. Era evidente que Berizzo primó el aspecto defensivo, falto de referencia y acompañante, Iago Aspas tenía grandes problemas para imponerse en la punta, por otra parte, tanto Bongonda como Wass no estaban teniendo el día y no surtían de balones decentes al moañés.

El Alavés parecía tranquilo, de hecho, seguía teniendo oportunidades claras, con las magníficas aportaciones de Camarasa y Deyverson. Ibai Gómez y Gaizka Toquero, los otros dos atacantes, ayudaron a esta situación al incrustarse como teóricos laterales, dando gala de un sacrificio fastuoso. Por su parte, Theo Hernández seguía a lo suyo, en el 54 dispuso de una genial ocasión, desbaratada por la defensa celeste, pero que dejaba claro la potencia y el peligro del lateral.

El Celta, con más corazón que cabeza y gracias a la espectacular actuación de Aspas tenía las primeras ocasiones claras del partido. Con remates de rechace, zapatazos al larguero, apoyando en banda, viniendo a recibir… Un despliegue ofensivo que deberían estudiar muchos jóvenes delanteros (y no tan jóvenes). Espoleado por esta dinámica, los de Eduardo Berizzo se animaron y aumentaron su presencia ofensiva. En esos instantes el Alavés se diluyó en ataque y se centraron en defender y cazar contragolpes. Para eso salía Toquero y entraba Edgar Méndez, el talentoso centrocampista refrescaba el medio y a la vez el ataque, de sus botas llegó una clara opción para el Alavés al final del partido.

Iago Aspas se lamenta tras una ocasión fallada. Análisis táctico Celta Alavés

Iago Aspas se lamenta tras una ocasión fallada. www.lavanguardia.com

Berizzo echó el resto e incorporó al firme de Balaídos a Pione Sisto por Bongonda y a Guidetti por Wass. El danés potenció el juego por banda de los celestes y en un movimiento de astucia, frenó las incorporaciones de los vascos por la derecha, obligando a desplazar a Edgar Méndez hacia otras zonas. Sin tener excesiva precisión, el Celta siguió intentándolo, pero ni la entrada de Guidetti ni el afán de Aspas lograron cambiar el marcador.

La estoica defensa del Alavés sacaba su fruto y al final el 0-0 se hizo definitivo, el duelo Pellegrino – Berizzo queda en tablas, y ambos equipos se van francamente satisfechos con lo acontecido. El Alavés por dejarlo todo abierto para la vuelta en Mendizorroza y el Celta sabedor de que en gran parte del encuentro fue inferior.