Análisis táctico Real Sociedad Barcelona: intensidad sobre fútbol

Análisis táctico del Real Sociedad - Barça de Copa del Rey en que los azulgranas han ganado con gol de Neymar
The following two tabs change content below.
Realizador, postproductor y comunicador audiovisual. Amante de series, cine y fútbol.

Análisis táctico Real Sociedad Barcelona

Aunque parezca mentira, sí, el Barça ganó ayer en Anoeta ante la Real Sociedad en el partido de ida de los cuartos de final de la Copa del Rey

En un ambiente helado más propio de la Invernalia de Juego de Tronos, el buen juego quedó congelado, lo que no significa que no fuera un buen partido. Se esperaba un partido intenso, como el de Liga y lo fue, pero esta vez a partes iguales. El Barça, consciente de la trascendencia del partido y de los 10 años que llevaba sin ganar en Anoeta, realizó, por fin, un partido serio e intenso en terreno txuri urdin. Sin embargo, fútbol hubo más bien poco y tan solo Neymar, de penalti, fue capaz de perforar la red vasca de las 2 veces que los azulgranas tiraron a puerta.

La Real Sociedad salía con este once:

Rulli; Aritz Elustondo, Raúl Navas, Íñigo Martínez; Yuri Berchiche; Zurutuza, Illarramendi; Xabi Prieto (Sergio Canales min.76), Carlos Vela (Juanmi min.72), Oyarzabal; Willian José (David Concha min.80).

El FC Barcelona, con este:

Cillessen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti, Digne; Sergio, Iniesta (André Gomes min.45), Rakitic (Denis Suárez min.68), Neymar, Suárez, Messi.

El equipo era consciente de la importancia del partido de Copa del Rey en Anoeta ante la Real Sociedad

El equipo era consciente de la importancia del partido. FOTO: Twitter @FCBarcelona

Se quedaban fuera de la convocatoria culé Ter Stegen, Mathieu y Aleix Vidal por decisión técnica y Rafinha por una elongación en el bíceps femoral de la pierna izquierda. En el caso de Aleix, parece que la gran actuación, con gol incluido, que culminó ante la UD Las Palmas no fue suficiente para ganarse un sitio en la convocatoria de Copa ante la Real. Sí volvían al once Sergi Roberto, Piqué y Andrés Iniesta, que no jugaron ante los canarios.

El partido de ayer era de vital importancia para los azulgranas de cara a las aspiraciones en Copa, pero también para romper de una vez por todas la maldición de Anoeta. Con el miedo de las anteriores ocasiones, el aficionado esperaba por fin una buena actitud e intensidad del equipo frente a la Real, y por fin se dio ese día. El Barça no se puso nervioso, no cometió errores infantiles y mantuvo una actitud muy seria, sobretodo en defensa. Aun así, la Real hizo lo propio que en los anteriores encuentros, presión alta y no dejar jugar al FC Barcelona desde atrás.

Sin embargo, a ojos del espectador podía parecer que la Real Sociedad estaba por encima del Barça en intensidad pero la realidad es que parecía más un ‘quiero y no puedo’. Probablemente, el hecho de que la Real jugara el lunes en Málaga hizo estragos en las fuerzas de los vascos. Tan solo tres cambios respecto al encuentro del lunes, Odriozola por Raúl Navas, Granero por Illarramendi y Juanmi por Carlos Vela.

Ocasiones, las justas

En la primera parte se vio a los dos equipos pelear noblemente por la posesión del balón. Se veían las ganas, la intensidad y la idea de crear juego pero ahí quedó, en una idea. Cero tiros a portería por parte de los de Eusebio, aunque sí lanzaron siete veces fuera de la portería de Cillessen. Los de Luis Enrique, por su parte, de los tres tiros que realizaron, dos fueron entre los tres palos, uno de ellos, al fondo de la red. Cabe decir que el penalti sobre Neymar no es discutible y aun debería dar gracias Elustondo de que Neymar no tuviera su mejor día. Es el primer gol del brasileño en Anoeta en 5 años.

La Real Sociedad le jugó de tú a tú al Barça pero este no hizo como la mayoría de veces y no condenó a los vascos en ninguna contra. En el primer tiempo los de Luis Enrique defendieron muy bien las intentonas de la Real, juntando mucho las líneas y evitando cualquier internada tanto por dentro como por las bandas del ataque guipuzcoano.

Neymar marcó el único gol del partido, de penalti, cedido por Leo Messi, una vez más

Neymar marcó de penalti, cedido por Messi, una vez más. FOTO: Twitter @WeAreNeymarJr

Un Barça de más a menos

La segunda parte empezaba con un cambio en las filas del Barça, Andrés Iniesta se quedaba en el banquillo y entraba André Gomes. A priori no parecía haber nada raro, sin embargo más tarde se ha confirmó que el manchego tenía unas molestias, por lo que hoy se le realizarán pruebas. Si durante la primera parte ninguno de los 22 en el terreno de juego lució, en el segundo tiempo se vio que, sin tener que lucirse, Andrés Iniesta es imprescindible para el FC Barcelona.

Los balones largos fueron una constante en el juego culé durante los segundos 45 minutos. Claro está que la presión de una Real Sociedad que lo intentó hasta el final tiene mucho que ver, pero ninguno de los centrocampistas tuvo la autoridad suficiente para bajar el balón y jugarlo con criterio. Luis Enrique se desesperaba en la banda con Cillessen por esos balonazos, que no es que estuvieran mal, sino que tardaba mucho en hacerlos. Tanto que cuando los ejecutaba, el rival ya estaba posicionado, y aunque Messi nos regalara ese gol en Roma, no iba a saltar cada dos por tres con Íñigo Martínez, por ejemplo.

Análisis táctico Real Sociedad Barcelona

Luis Enrique vio como el equipo iba de más a menos en la segunda parte. FOTO: Twitter @FCBarcelona

La pérdida del control en el mediocampo venía de los balones largos debido a la presión alta de los de Eusebio. Ni André Gomes ni Denis fueron capaces de generar, y Rakitic, quizás al perder ritmo de partido debido a sus últimas suplencias, tampoco. Al croata le faltó convicción, aunque sí cumplió con su deber en defensa. Con la marcha de Iniesta, el Barça perdió el control del centro del campo además de perder los duelos cuerpo a cuerpo. Con Andrés el FC Barcelona juega más pausado, con más calma, lo que evita los choques con el rival. Con él en el campo no se pierden tantos balones que generen choques, sin el ‘8’, se rifan más balones, lo que provoca esos enfrentamientos a los que el Barça no está acostumbrado.

Pocas internadas

Tanto Sergi Roberto como Lucas Digne realizaron un partido más defensivo de lo normal en los laterales azulgranas. Pocas internadas en ataque y más centrados en preservar la posición para evitar sustos en defensa. A diferencia de la primera parte, las líneas del Barça se extendieron debido a los balones largos, hecho que aprovechó la Real para intentar empatar el partido, aun sin éxito. Piqué y Umtiti estuvieron muy solidos en defensa, y no solo ellos, hasta Neymar presionó como si de un juvenil se tratara.

La defensa del Barça se incorporó poco pero estuvo sólida en defensa ante los ataques de la Real Sociedad en Anoeta

La defensa del Barça se incorporó poco pero estuvo sólida en defensa. FOTO: Twitter @FCBarcelona

Un partido muy disputado entre los dos pero que ninguno ha dominado en exceso. No ha sido el mejor partido de la Real, pero a eso hay que sumarle que sí ha sido un partido muy serio de los azulgranas. Con el 0-1 el Barça debería haber dormido más el balón para evitarse sustos pero esta vez la intensidad ha servido para tapar, un poco, las carencias del juego en el partido.

Como dato, el Barça solo ha mantenido la portería a 0 durante dos partidos consecutivos, en 4 ocasiones durante esta temporada. Por lo que si en el próximo partido, Ter Stegen mantiene a cero su casillero, será la primera vez que los de Luis Enrique encadenan tres partidos sin encajar en la presente campaña.