Atlético de Madrid con la pólvora mojada

Desde que asumió Diego Simeone como entrenador del Atlético de Madrid, la actual temporada es, sin dudas, la de comienzo más irregular. Y justo coincide con la mudanza de estadio, del mítico Vicente Calderón al recientemente estrenado Wanda Metropolitano.

En Champions League está en una situación complicada aunque aún la clasificación depende del colchonero. El empate 0 a 0 en Bakú ante al Qarabag no estaba en los cálculos de nadie. Ese día quedó en evidencia que los delanteros no están finos de cara a portería, tuvieron chances de abrir el marcador pero la falta de puntería los privó de la victoria.

El martes vuelve a enfrentar al Qarabag, esta vez como local, lo más probable es que ganen el partido y entonces deberán jugar la clasificación a octavos de final ante Chelsea en Stamford Bridge y Roma en la última fecha en el Metropolitano.

En Copa del Rey debutó el miércoles pasado ante el Elche y no pudo pasar del empate 1 a 1 con tanto de Thomas, nuevamente los delanteros no pudieron convertir y la clasificación deberán sentenciarla como local en Madrid.

Hablamos de la ineficacia colchonera porque los delanteros no están concretando las chances que el equipo genera. Torres no ha marcado en lo que llevamos de temporada, Gameiro marcó el tanto de la victoria del Atleti ante Celta, Carrasco comenzó bien, marcando goles importantes pero está teniendo un pequeño bajón en este momento de la temporada. Gaitán alterna buenas con malas, su irregularidad lo penaliza. Griezmann, el jugador franquicia, solo lleva 3 tantos. Se salva Correa, máximo anotador del equipo con 4 tantos.

Atlético de Madrid con poco gol. El colchonero le cuesta marcar las opciones que genera
Griezmann intenta marcar de cabeza, Atlético no pudo con el Villarreal.

El partido de ayer  ante el Villarreal fue una foto de lo que viene sucediendo: primer tiempo el Atleti tuvo el dominio del balón y del terreno hasta el borde del área del submarino amarillo, solo 2 chances muy claras en los pies de Saúl, pero Víctor Ruíz salvó el gol en la línea, la otra sobre el final del primer tiempo, un cabezazo de Godín y una gran atajada de Barbosa evitó la apertura del marcador.

Segundo tiempo tras un gran pase de Griezmann a Correa, el argentino dejó en el camino a Jaume Costa y con un derechazo al primer palo pudo batir a Barbosa. El gol frenó el ímpetu colchonero, el conjunto rojiblanco retrocedió 10 metros, le cedió el control del juego al Villarreal y el conjunto visitante comenzó a merodear el área de Oblak.

A 10 minutos del final a la salida de un tiro de esquina, Bacca le ganó en el aire a Godín y pudo marcar el empate. 1 a 1 ya no quedó tiempo para más. El Atlético de Madrid sigue con su andar irregular, segundo empate consecutivo y el martes una final anticipada en el mes de octubre.

Deja un comentario