Austin Rivers, un suspiro de aire fresco para los Rockets

Austin Rivers Houston Rockets

Austin Rivers encuentra su sitio en los Rockets

El comienzo de temporada de Houston Rockets ha sido totalmente desacorde a lo esperado. Contando con las mismas piezas claves con las que estuvieron apunto de ganar a Warriors algo parecía cambiar.

Una de las decisiones claves que ha tomado D’Antoni ha sido recuperar al entrenador defensivo. Jeff Bzdelik había decidido jubilarse y le han convencido para regresar un año. Algo que se ha unido con el gran rendimiento ofrecido por Harden. Dos buenas noticias que han devuelto al equipo a la competitividad. A día de hoy, los de Houston están a pocas victorias de los líderes de la clasificación.

Austin Rivers, solución a la lesión de Chris Paul para los Rockets

Con la lesión de Chris Paul no ha habido problemas sobre la cancha. Harden se ha cargado el peso del equipo a sus espaldas y ha sido capaz de sumar muchas victorias. Para cubrir la baja del base se ha encontrado en el mercado una pieza que puede ser fundamental. Traspasado desde Wizards a los Suns y cortado posteriormente, Austin Rivers se convirtió en una agente libre muy cotizado.

Cosa que entre otros llamó la atención de los Rockets, que fueron capaces de hacerle la mejor oferta. Quizá Rivers hubiera tenido propuestas con una mayor cantidad económica, pero no mejores opciones de ganar un anillo.

La aportación de Austin Rivers en Houston

Desde la llegada de Austin Rivers, Houston Rockets no ha hecho más que ganar. El registro de victorias con Rivers en la plantilla es de 5 sin (una única derrota). En cada partido ha sido capaz de aportar 12 puntos. Tirando con más de un 40% en tiros de campo y 38% en triples. El perfil del jugador se adapta sin problema a los sistemas del equipo que más tira desde el perímetro de toda la NBA. Además de eso también colabora con 3 rebotes y 3 asistencias en cada encuentro. La profundidad que ha ganado la rotación puede ser fundamental para una mejora del equipo.

En la victoria ante los Warriors, la aportación del hijo del entrenador de los Clippers ha sido muy buena. Con 18 puntos y más de un 44% de acierto en triples hemos visto su primer golpe encima de la mesa con su nueva camiseta. Hasta el regreso de CP3, poder contar con un base capaz de contribuir con estos números ha dado un respiro al entrenador. Los Rockets deberían de agradecer el regalo que les ha caído del cielo tras la operación de las franquicias de Phoenix y Washington.