Ben Arfa, el renacimiento de un mago

The following two tabs change content below.

Alberto Fuentes López

Ben Arfa cómo juega: el renacimiento de un mago

El fútbol es un deporte de regularidad, de demostrar temporada tras temporada que sigues estando al nivel que tu equipo exige. Y si no es así, el paso de jugador clave a secundario es corto, muy corto. Un gran ejemplo es Hatem Ben Arfa, que fue de más a menos hasta esta temporada. Se podría decir que ha vuelto, y de qué manera. Ha recibido 18 ofertas, y según declaró el propio jugador, tiene tres opciones que considera más tentadoras y beneficiosas para su carrera: PSG, Lyon y Barça.

Tres grandes clubes de Europa pujan por este talento de 29 años. Su temporada en el Niza ha sido muy destacada, parece ser que está resurgiendo de las cenizas. Su gran papel en el club ha hecho que la polémica esté presente, al no ser convocado para la Eurocopa de Francia este año.

Para muchos “un talento desperdiciado” y un jugador que no conviene fichar. Pero… ¿es esto totalmente cierto? Antes de nada, es necesario conocer su pasado futbolístico.

Sus inicios como profesional se sitúan en el Olympique de Lyon, allá por 2004. Aquel joven francés despuntó con su calidad, formando una letal pareja junto a Karim Benzema, en un Lyon que dominaba la liga francesa con solvencia. Allí ganó 4 ligas y el premio al “Jugador Joven del Año”, pero su actitud y varios episodios polémicos lo acercaron a salir del club. Tuvo encontronazos con jugadores como Squillaci, y terminó recalando en el eterno rival: Olympique de Marsella. Rechazó ofertas de Everton, Manchester United, Arsenal y Real Madrid.

Ben Arfa y Benzema. Aquellos dos jóvenes franceses que apuntaban alto en el Lyon. Ben Arfa cómo juega: el renacimiento de un mago

Ben Arfa y Benzema. Aquellos dos jóvenes franceses que apuntaban alto en el Lyon.

Con el Marsella siguió cosechando títulos, pues ganó 1 liga y 2 copas de Francia. Pero, de nuevo, su inadecuado comportamiento y malos modos lo condenaron a salir del equipo. Se peleó con veteranos como Cissé e incluso tuvo una gran discusión con Didier Deschamps, su entrenador por aquel entonces. Llegó el 2010 y su próximo destino fue la Premier League.

El Newcastle United lo recibió con los brazos abiertos, y fue en este club donde se vio al mejor Ben Arfa. El explosivo jugador, tiene la capacidad de arrancar desde su campo y superar a los contrarios con una facilidad maradoniana. Con una técnica de fútbol sala, de baldosa. No necesita mucho para encarar, amagar y sacar el disparo. Pegada magnífica, y control de balón exquisito. Decenas de goles de videojuego, de todos las maneras. Definiendo como un nueve de área, colocándola a la escuadra, pegadita al palo… Un jugador con recursos de sobra, de esos que deciden partidos, a esos a los que hay que dársela para que él se encargue de lo demás. Un 10 con magia, comparado incluso con el gran Leo Messi. Un chico capaz de hacer cosas como estas.

Sin embargo, a medida que las temporadas pasaban, su irregularidad decepcionaba cada vez más. Y desinflándose de manera continua fue contando menos para los planes del Newcastle. Fue cedido al Hull City y su etapa duró apenas unos meses. Intentó retornar a Newcastle, pero su puerta ya estaba bien cerrada. Un nuevo club se interesó en el galo (Niza), pero no iba a ser tan fácil.

Comenzó así el calvario: la FIFA le negó el permiso para jugar en el Niza al no estar permitido jugar en tres equipos durante una misma campaña. Estuvo incluso cerca de la retirada. Tras pasar por los juzgados y no dejar de reclamar, la FIFA cedió y se convirtió en nuevo jugador del conjunto francés.

El club le ha dado lo que él necesitaba: apoyo del equipo y entrenador, minutos y confianza. Y Hatem ha sabido responder a la perfección con los mejores números de su carrera, 17 goles en 34 partidos. Reivindicación en toda regla, demostrando que aún mantiene esa calidad que tanto le caracteriza. El propio jugador declaró: “Despunté muy pronto y luego me vino el bajón. Hoy sé que deseo llegar a la cima y agradezco al Niza, al entrenador, a los compañeros y al equipo, la confianza que me han dado durante este tiempo. He aprendido de mis errores pero así es la vida. No me arrepiento de nada de lo que he pasado”.

Niza. El equipo donde se ha visto al verdadero Ben Arfa. Ben Arfa cómo juega: el renacimiento de un mago

Niza. El equipo donde se ha visto al verdadero Ben Arfa.

Es ahora el momento clave para su carrera deportiva. ¿Quedarse en el club que le ha devuelto todo lo que perdió, o dar el salto a un club grande y explotar sus cualidades? Todo un mercado de fichajes para saber la respuesta.

Nota de redacción. Posteriormente a la publicación de este artículo, Ben Arfa fichó por el PSG de Emery.