Brasil cumple con el trámite y vence a las Reggae Girlz

Brasil llegaba al partido con la necesidad de ganar a Jamaica y hacerse con los primeros 3 puntos del Mundial. Conscientes de la debilidad de su rival y de la dificultad de las otras dos contrincantes que le esperan en el grupo C, Italia y Australia, la victoria tenía una gran importancia. Por su parte, las Reggae Girlz llegaban a su debut mundialista sin presión y con la única obligación de disfrutar.

El bloque defensivo bajo de Jamaica no funcionó

Los primeros 15 minutos tuvieron un guion muy marcado. La selección brasileña organizada en una estructura de 3-4-3 y volcada al ataque con una idea de ataque posicional. Por el contrario, las caribeñas presentaron una idea inicial basada en un bloque defensivo muy bajo. En este escenario, Brasil llegaba de forma muy rápida y sencilla a zonas de finalización. Las jamaicanas pretendían contraatacar con una idea ofensiva muy vertical.

En el minuto 8 llegó la primera gran oportunidad para Brasil, cuando Debinha erró un duelo individual frente a la portera de Jamaica, Schneider. Con Brasil buscando descaradamente el gol desde el inicio, Jamaica tuvo alguna opción de transición donde puso en apuros a las brasileñas. La primera opción para las caribeñas llegó en el minuto 13, en un disparo de su máxima referente, la delantera Khadija Shaw. En el minuto 15, un gran centro lateral de la azulgrana Andressa Alves encontró un magnífico testarazo cruzado por parte de Cristiane, que supuso el primer gol para la Verde Amarela.

El 1-0 abrió el partido

A partir del 1-0, la selección brasileña volvió a estructurarse de su forma habitual, con el 4-3-3. Las jamaicanas, ya liberadas de la presión de los primeros minutos, dieron un paso adelante con todas sus líneas. Dentro de este nuevo escenario, el juego se volvió mucho más eléctrico y anárquico, dominado por las transiciones de ambos equipos.

Schneider, en el partido de Jamaica ante Brasil

En este contexto, las jamaicanas siguieron disponiendo de opciones para llegar a zonas de finalización, pero todas sin llegar a generar opciones de peligro manifiesto. En el minuto 24, otro gran pase de Andressa Alves permitió a Debinha volver a encontrarse frente a frente con Sydney Schneider. De nuevo, la portera del combinado caribeño volvió a salir victoriosa.

Aún con el 1-0 en el luminoso, las Reggae Girlz gozaron de la mejor opción del partido, después de un potente disparo de Shaw que se encontró con una excelente intervención de la portera brasileña, Barbara. En esta fase del partido, con el bloque de Jamaica mucho más estirado que en los primeros 15 minutos, se generaron grandes espacios entre las líneas jamaicanas.

Este hecho, acompañado de una falta de presión sobre la poseedora de balón, supuso que las brasileñas dispusieran de tiempo y espacio para colocar pases precisos a las espaldas de la línea defensiva de Jamaica. Fue en este tipo de acciones donde las grandes intervenciones de Schneider evitaron que el partido llegara sentenciado al descanso. En la última fase de la primera mitad, Brasil dispuso de un penalti a favor para poner el 2-0 en el marcador, después de unas manos clamorosas de la central jamaicana, Swaby. Andressa Alves erró el penal con un lanzamiento muy débil a la derecha de la portera. El partido llegaba a su ecuador con un ajustado 1-0.

2º partido de puro dominio brasileño

La segunda mitad tuvo poco que ver con la primera. Rápidamente, la selección brasileña puso el 2-0 en el marcador después de una nueva acción de Andressa Alves, que puso un gran pase cruzado para la llegada y el remate de Cristiane. El remate de la delantera brasileña no estuvo exento de emoción, ya que tuvo que intervenir la tecnología de gol para dar validez al tanto. A partir de este gol, las esperanzas del combinado caribeño se fueron diluyendo, así como la clarividencia en sus ideas de juego vertical.

Cristiane anotó un hat-trick para Brasil ante Jamaica

Además, el cuadro carioca buscó encontrar un juego mucho más pausado, asegurando la posesión de balón para evitar las transiciones de las Reggae Girlz. El partido encontró su sentencia en el minuto 64, con un precioso tiro libre directo de Cristiane. La protagonista del encuentro ponía el 3-0 en el marcador y firmaba su particular hat-trick. Con este gol, el seleccionador de Brasil empezó a oxigenar a su plantilla, una de las más veteranas del campeonato. Dio entrada a jóvenes promesas y apuestas de futuro, como Geyse, delantera del Madrid CFF.

El resto del partido no tuvo más historia, con continuas llegadas por parte de la selección brasileña. Solo la falta de puntería y las actuaciones de la portera jamaicana evitaron un resultado más abultado. Por parte del cuadro caribeño, solo las aventuras de la potente delantera, Khadija Shaw, actualmente sin equipo, dieron alguna opción de encontrar un gol que hubiese sido histórico.

Finalmente, las brasileñas lograron sumar sus primeros tres puntos, con tres goles a favor y dejando su portería a cero. Además, el seleccionador carioca pudo maniobrar y gestionar los esfuerzos de su plantilla, donde destacó la falta de minutos de la gran estrella del equipo, Marta, ausente en el partido por una pequeña lesión que no le impedirá participar en encuentros más determinantes.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.