The following two tabs change content below.

Ruben Ortuno

La ausencia de Bale puede suponer un efecto en cadena que afecte a ambas alineaciones. En el Madrid, ante la añadida baja de Morata, es seguro que no se repetirá el, bajo mi punto de vista, nefasto, 4-3-3. Juegue Lucas Vázquez o Asensio o incluso sin Benzema y con Casemiro, Modric, Kovacic, Isco, Lucas o Asensio y Ronaldo, el Madrid reforzará su centro del campo y dominará el partido. Ante esa alineación y el momento en el que se encuentra el Barça, si el Madrid se pone a mandar en el Camp Nou y el Barça encomienda todas sus posibilidades a la contra con la MSN, los malacostumbrados aficionados barcelonistas, amantes del fútbol de toque y sobre todo de control, pueden desesperarse. El 4-3-3 del Barça, con la MSN pueden ganar el partido, pero pueden caer derrotados y jugando mal. Es el problema de esta alineación. Que te puede permitir ganar pero difícilmente jugar bien. Y perder jugando mal, tiene poca explicación.

La lesión de Bale lo cambia todo para el Real Madrid. Vía mundodeportivo.com

La lesión de Bale lo cambia todo para el Real Madrid. Vía mundodeportivo.com

Entonces, ¿qué puede hacer Luis Enrique? Fácil. Los tres de arriba son insustituibles. Son tres de los 10 mejores jugadores del mundo y absolutamente decisivos. Sin embargo, su contribución defensiva, salvando a Luis Suárez, es discutible. Esto hace que el centro del campo blaugrana necesite mucha brega o mucho dominio. Con la recuperación de Iniesta recuperan sobre todo lo segundo. Es nota positiva. Pero Busquets, que no está en su mejor forma y Rakitic, solos, no bastan para controlar las embestidas rivales. Defensivamente el equipo está un poco partido. Luis Enrique, 3-4-3. Quita a Sergi Roberto que tampoco anda en su mejor momento, sobre todo porque no es lateral. Deja atrás a Piqué, Mascherano y Jordi Alba o Umtiti y pon cuatro centrocampistas: por ejemplo, Busquets, Rakitic, Iniesta y André Gomes. Mantén la MSN arriba. Cualquiera puede pensar que es un riesgo defensivo importante jugar con sólo tres atrás contra el Madrid y más en un campo tan ancho como es el Camp Nou. Es cierto que es un riesgo. Pero asumible. Y ¿por qué es asumible? Simplemente porque no está Bale. Sin Bale en el césped, el Madrid pierde muchísima velocidad y desborde en los últimos metros. Ronaldo ha perdido su punta de velocidad y Benzema renunció a ella desde que salió de Lyon. La segunda línea del Madrid, salvo Lucas Vázquez, si juega, no es de desborde y si el Barça iguala el centro del campo del Madrid y tiene a los tres de arriba poniendo en jaque a la defensa madridista (recién salida de lesiones) constantemente, logrará el dominio del partido y creo, que muy probablemente la victoria.

¿Repetirá Luis Enrique lo que ya propuso Guardiola en otros Clásicos? Vía http://2.bp.blogspot.com/

¿Repetirá Luis Enrique lo que ya propuso Guardiola en otros Clásicos? Vía http://2.bp.blogspot.com/

Todo esto es posible porque falta Bale. Y aún dicen que no es importante. El Madrid, posiblemente haya dicho adiós a la temporada si Bale se recupera en el plazo que últimamente ha salido publicado, abril.

A ver con qué nos sorprende Luis Enrique y Zidane.