Cádiz CF, crónicas de un ascenso ganado a pulso

Una temporada atípica ha acabado. Casi un mes después de lo debido, llegamos al final de la temporada regular del fútbol español. En Primera División, ya ha quedado todo solucionado; en Segunda, aún queda saber quién es el tercer equipo que obtendrá una plaza en LaLiga Santander 2020-21 junto al Cádiz CF y a la SD Huesca. Es un gran momento para hacer balance y echar la vista atrás. Si miramos a Huesca, vemos cómo la ciudad aragonesa vuelve a la felicidad tan solo un año después del desastre. Si miramos a la ‘Tacita de Plata’, vemos una historia que merece ser contada.

El legítimo ‘Submarino Amarillo’ vuelve al fútbol profesional 14 años después tras una lucha constante que, como ocurre en la ciudad de Cádiz, es siempre contra viento y marea. Han sido años de subidas y bajadas, de Segunda División A y B, de una posible desaparición y, a pesar de todo, de mucha pasión. El club gaditano siempre ha sido reconocido por su sentimiento, por su originalidad, por su gracia y por su sencillez. Ahora, va a volver a codearse con los mejores equipos de España, aunque la historia de esta vuelta no tiene desperdicio. Este es el Cádiz CF y sus crónicas de un ascenso ganado a pulso.

«Bicho malo nunca muere»

15 años hace que el Cádiz CF vivió un momento parecido al actual. Un Cádiz comandado por Víctor Espárrago se colaba en Primera División en primera posición, gracias a tener el goal average ganado frente a sus otros competidores, el Celta y el Alavés. La siguiente temporada jugaría entre los grandes, pero ese paso tuvo un caro precio. Tanto Alavés como el propio Cádiz volvieron a la categoría de plata, acompañando al Málaga.

6 años del Cádiz en el verdadero infierno

Este descenso no fue el único precio a pagar. El club entró en una grave crisis. Tras dos temporadas en Segunda División, bajó a Segunda B, y entró en una montaña rusa en la que vivió de nuevo un ascenso y otro descenso de manera seguida. Tras esto, 6 años estuvo el Cádiz CF en el pozo de la categoría de bronce: un verdadero infierno. En esos años ocurrió de todo, pero en medio de ese infierno, salió a flote el submarino.

El Cádiz durante su estancia en Segunda B

En aquellos 6 años, el conjunto gaditano intentó por todos los medios el ascenso. Cayó hasta 4 veces en los playoffs, hasta que, a la quinta, llegó la vencida. De por medio, hubo grandes problemas económicos que pudieron ocasionar la desaparición del club. Quique Pina, con sus buenos (o malos) hilos, intentó traer prosperidad a la ‘Tacita’. Sin embargo, llegó una empresa llamada Sinergy para poner una apuesta sobre la mesa que fue capaz de engatusar y, a su vez, de liquidar el cadismo.

La desaparición del Cádiz, demasiado cerca

La gran apuesta económica de la empresa Sinergy, que hizo grandes cambios en el equipo, acabó en una serie de pérdidas, tanto económicas como futbolísticas, que llevaron al club a una situación extrema. Impagos, despreocupaciones y el desequilibrio deportivo llevaron al Cádiz a la que fue, posiblemente, la peor situación de su historia. La temporada 2012-13 se quedó a solo 5 puntos del descenso a Tercera División, que hubiera supuesto su desaparición.

La intención de Quique Pina era hacerse de nuevo con el club, para devolver al club a lo que era dos años atrás, así que pidió una cesión de sus acciones a Antonio Muñoz, quien, sin embargo, las sacó a subasta pública. El padre del que entonces era presidente del Granada se hizo con ellas mediante la empresa Locos por el Balón, y pudo así volver a estar a las riendas del equipo. Años después estuvo metido en otro lío, pero el Cádiz CF siempre le deberá su salvación.

De vuelta con los mejores: las claves de un equipo ganador

La temporada 2015-16 fue especial para el Cádiz CF. Consiguió un ascenso in-extremis de la mano de Álvaro Cervera y, después de cuatro años luchando por el ascenso, se ve en Primera División, con los mejores, con la ilusión de durar el máximo tiempo posible y, a poder ser, lograr algo más. Estas son las claves de un Cádiz para la historia.

Alvaro Cervera Cadiz

Álvaro Cervera: villano del fútbol y héroe del Cádiz CF

En abril de 2016, el Cádiz se encontraba a solo cuatro partidos de acabar la temporada regular. Ya sin apenas opciones, se sentó en el banquillo un tan Álvaro Cervera. El que fuera internacional español como futbolista, llegó a la ‘Tacita de Plata’ y, en 360 minutos, consiguió meter a su equipo en los playoffs, y, de manera inesperada, consiguió el ascenso que tantos años llevaba buscando.

Con un fútbol tosco, a la antigua, físico, de contragolpe puro y «maltrato» de balón, en el cual lo más importante es una defensa férrea, dos extremos veloces y un delantero con olfato, se plantó en Segunda División, en la élite del fútbol español. Contra todo pronóstico, el conjunto gaditano se coló, en su primera temporada en los playoffs de ascenso, y, en los dos años posteriores, se quedó a las puertas. El Cádiz de Cervera se caracteriza por unos comienzos de temporada realmente buenos y unos finales desastrosos. En boca de argentinos, el Cádiz sería un auténtico «pecho frío».

Tras 3 años de mucho sufrimiento, a las puertas de la gloria, el cuarto ha sido el definitivo. El bueno de Cervera ha llevado al Cádiz a Primera División, sin playoffs de por medio y con su sello de identidad, por el que ha sido muy criticado. Su fútbol no es aceptado por los grandes amantes del jogo bonito. Su juego de poca (o poquísima) posesión, de balones largos, con poco ataque y mucha efectividad ha desquiciado a muchos amantes del fútbol, pero ha conseguido tapar bocas. Para el fútbol, puede parecer insultante, pero para los cadistas, su equipo hace el mejor fútbol del mundo.

Una plantilla a medida

El Cádiz CF ha tenido una gran lucha por conseguir una plantilla ganadora. A lo largo de los últimos años, han pasado muchos jugadores por el club gaditano. Los cadistas recordarán con cariño al gran ‘Alvarito’, que dio el salto a Primera tras una temporada espectacular sin ascender, o al gran Aketxe, un mago con el balón que decidió cambiar de aires, o al eterno capitán, Servando, que no ha podido acompañar como jugador a su equipo en el ascenso, aunque sí junto a su entrenador. Cada año vienen y van jugadores, hasta dar con la tecla.

Jugadores y plantilla del Cádiz 2019-2020

Portería

Esta temporada, el Cádiz volvió a presentar su candidatura al ascenso con un bloque sustentado con muchos pilares; unos más veteranos en el club y otros más nuevos, pero todos de gran nivel. Empezando por la portería, no se pensó siquiera relevar al bueno de Cifuentes.

A sus 41 años, y con una lesión reciente, sigue siendo un pilar en la plantilla, el portero titular. Desde su llegada, cuando el equipo estaba en Segunda B, es siempre uno de los porteros menos goleados de la competición. Puede ser sustituido esta temporada, pero él no descartaría seguir siendo titular.

Defensa

En la zaga, el ex sevillista Juan Cala, el extrovertido Fali y un Marcos Mauro que, de no haber sido por el parón, no habría acabado la temporada por lesión, han sido cruciales. En los laterales, hay que hacer especial mención al omnipresente ‘Pacha’ Espino. El uruguayo no pudo hacer gran cosa en la recta final de la temporada pasada, pero este año ha sido pieza fundamental en el ascenso. Su lucha incondicional e incansable han dado al Cádiz muchos puntos.

Centro del campo

En el mediocampo del Cádiz CF, es imposible no hablar de Álex Fernández, el capitán, el que mueve el equipo, el tirador de penaltis, el máximo goleador; el resto, son actores secundarios de su película. La lesión de Jon Ander Garrido, otro veterano en el club, lastró al equipo, pero, por el contrario, apareció al final un joven Sergio González para sorprender al cadismo en los últimos encuentros.

Jugadores y plantilla del Cádiz 2019-2020 - Álex Fernández
Álex Fernández

La llegada in-extremis de Augusto Fernández a modo de estrella por la plaza del también lesionado Quezada parecía ser más importante de lo que al final ha resultado ser.

Delantera

En la zona de los goles, volvemos a ponernos de pie para hablar del ‘Choco’ Lozano’. El delantero hondureño, cedido por el Girona, ha sido también pieza fundamental. Los pocos balones que un Cádiz muy defensivo ha colgado al área él los ha convertido en gol. Saca petróleo de donde no los hay. Si tiene una ocasión, al 75% es gol.

Siempre está listo, con la pierna cargada para fusilar, y se ha entendido a la perfección con el veloz Salvi (máximo asistente), y con el resto del equipo. El club ha ejercido la opción de compra y acompañará al Submarino en Primera.

Cádiz CF, a seguir haciendo historia

El Cádiz CF no es uno de los mejores equipos de la historia, ni ha llegado a ganar ningún trofeo. Sin embargo, es uno de los equipos más históricos del país. Su estilo excéntrico y su forma de ver el fútbol son inigualables, y llaman la atención por todos los rincones de España. Jugadores como ‘Mágico’ González definen a la perfección al club: podría ser el mejor de la historia, pero simplemente no quiere. Después de la lluvia ha salido el sol en Cádiz, porque el fútbol lo echaba de menos. 14 años es mucho tiempo sin estar en Primera.

Mágico González partido benéfico

Es hora de que los grandes jugadores sepan lo que es pisar el Estadio Ramón de Carranza. Jugadores como Messi o Ramos ya pisaron el césped gaditano siendo unos niños, y vuelven siendo leyendas vivas de este deporte. Eto’o, Ronaldo Nazário o Raúl supieron lo que es marcar allí, y ahora les toca a otros.

En Cádiz se quiere seguir haciendo historia; que, pase lo que pase, nunca se pierda el Cádiz CF y el cadismo, su gracia y su alegría; que pasen cosas insólitas que solo pasan en Cádiz, porque en la Tacita se crearon los penaltis, porque en la Tacita se eliminó al Madrid de Copa sin ganarle, porque en Cádiz ocurren cosas especiales, porque el Cádiz CF tiene historia para escribir mil y un artículos, y seguirá haciéndola día a día.

Deja un comentario