La cantera del Espanyol sube con fuerza

Marc Navarro celebra un gol el día de su debut con el Espanyol.
The following two tabs change content below.

No es ningún secreto que la cantera del Espanyol es de las mejores a nivel nacional. Quique Sánchez Flores lo sabe y demuestra su confianza en los jóvenes pericos semana tras semana.

Cualquier seguidor del fútbol español podría decir nombres de futbolistas surgidos de la cantera del Espanyol. Un delantero como Tamudo, máximo goleador catalán en la historia de la competición. El siempre recordado Dani Jarque. Un mito como Ricardo Zamora. También Joan Capdevila, campeón del mundo titular. Jugadores del nivel de Sergio González, Dani Solsona, Pitus Prat (autor del primer gol de la historia de la liga), David López, Martí Vantolrà… Son muchos los futbolistas crecidos en Sant Adrià del Besòs. Y el mérito de éstos no es poco, ya que en muchos casos rechazan propuestas de un gigante como el Barcelona que les intenta seducir con su potencial económico y deportivo. Precisamente por no caer en las garras del eterno rival, los canteranos periquitos suelen ser muy queridos por su afición. Sobre todo cuando se van y la gente mira atrás y agradece todos los esfuerzos. Y la cantera del Espanyol sigue subiendo.

Parecía que la llegada de Chen Yansheng a la entidad catalana podía provocar una pérdida de identidad del club. Un club con más de 115 años de historia. El sentimiento de los socios ante la llegada del inversor chino era un tanto agridulce. Lo que podía suponer la salvación económica y deportiva podría cobrarse una de las señas de identidad de la institución. Y el Espanyol se ha visto saneado económicamente y con un proyecto deportivo, de momento, definido. Sin embargo, la cantera sigue estando presente para un Quique Sánchez Flores que ya ha demostrado que no le tiembla el pulso a la hora de apostar por los jóvenes que llaman a las puertas del primer equipo y ha dado la oportunidad a cuatro periquitos del filial.

El primero fue Marc Roca. El mediocentro de Vilafranca del Penedès destacó en pretemporada y se ganó a Quique Sánchez Flores, que no dudó en darle la titularidad en la segunda jornada del campeonato con 19 años. El catalán fue sustituido en el 86 por Pape Diop, cuando el Espanyol vencía 2-1 al Málaga, y vio desde el banquillo como Charles empató en el último minuto. Marc Roca ha jugado 12 partidos de Liga (8 como titular) y 1 de Copa del Rey, también como titular, dando la asistencia a Gerard Moreno en el gol del triunfo ante Osasuna. El canterano tiene un descaro impropio para un jugador de su edad, con buena salida de balón y presencia física. En los últimos encuentros, ha perdido la titularidad y Jurado ha pasado a ocupar su posición, aunque sigue estando presente en los entrenamientos y en las convocatorias del primer equipo.

Marc Roca (Espanyol) debutó contra el Málaga en la segunda jornada de Liga. Cantera del Espanyol

Marc Roca debutó contra el Málaga en la segunda jornada de Liga. Laliga.es

Aarón Martín fue el segundo. Con sólo 19 años, el de Montmeló se ha hecho dueño del lateral izquierdo del Espanyol, ganándole la posición a Rubén Duarte y a un Víctor Álvarez que todavía no ha debutado en Liga. Su oportunidad le llegó en el minuto 68 del empate sin goles entre Espanyol y Villarreal, al entrar por Reyes. Ha participado en 13 choques de Liga (11 saliendo de inicio) y fue titular en la vuelta de Copa del Rey ante el Alcorcón. Incluso se atrevió con un penalti en la tanda contra el conjunto alfarero y lo convirtió. Lástima para él que su equipo acabó eliminado. Aarón se ha ganado a la afición perica con su buen hacer en defensa, sus notables controles orientados y una capacidad para realizar buenos centros al área.

Aarón Martín debutó con el Espanyol sustituyendo a Reyes. Cantera del Espanyol

Aarón Martín debutó con el Espanyol sustituyendo a Reyes. Laliga.es

El caso de Melendo es el más especial de todos. El futbolista nacido en Barcelona se ha convertido en el primer jugador en la historia del club en jugar en todas las categorías del fútbol base perico y llegar a debutar con los mayores. Llegó al Espanyol con 6 años y ahora, con 19, ya ha participado en 4 partidos ligueros (todos como suplente) y 2 de Copa (una titularidad) con el primer equipo de su club de toda la vida, literalmente. En Mendizorroza, su sueño se hizo realidad. Entró por Hernán Pérez en el 62 con 0-0 y presenció desde el césped el gol de Gerard Moreno que daría la victoria a los catalanes. Melendo puede jugar en banda y de mediapunta y ha sorprendido a todos con su fuerza, dada su corta estatura (167 centímetros). Destaca también por su habilidad con el cuero y sacrificio en la presión.

Melendo (Espanyol) celebró en su debut el gol de la victoria de Gerard Moreno en Mendizorroza. Cantera del Espanyol

Melendo celebró en su debut el gol de la victoria de Gerard Moreno en Mendizorroza. Laliga.es

El último jugador en emerger de la cantera del Espanyol ha sido Marc Navarro. El de Barcelona tuvo su oportunidad la pasada jornada ante el Granada y la aprovechó. El lateral derecho culminó su buen debut con un golazo, el del 3-1 definitivo en el marcador. Este debut, no obstante, presenta una pequeña diferencia con el de los tres anteriores. Marc Navarro debutó por necesidad. Javi López, habitual lateral derecho suplente, estaba lesionado y Víctor Sánchez, indiscutible en esta posición, notó molestias durante el calentamiento. Quique Sánchez Flores decidió no poner a Diego Reyes en el lateral (ni en Mestalla ni frente al Alcorcón dio buenos resultados), sino al canterano de 21 años. Marc Navarro se ganó a Cornellà-El Prat, no sólo con su gol. Se lo ganó también con sus subidas por banda, con su marcaje sobre los atacantes rivales y con su buena movilidad midiendo 188 centímetros, una altura atípica para un lateral. Y Marc volvió a demostrar en el siguiente partido su nivel, con otro gran partido y un nuevo gol en la victoria ante el Sevilla.

Marc Navarro celebra un gol el día de su debut con el Espanyol. Cantera del Espanyol

Marc Navarro celebra un gol el día de su debut con el Espanyol. Laliga.es

Con Mauricio Pochettino salió la última gran hornada de canteranos blanquiazules. Raúl Baena, Álvaro Vázquez, Dídac Vilà, Víctor Ruiz, Javi López, Raül Rodríguez, Víctor Álvarez… Unos han triunfado más y otros menos, pero todos se han hecho con un hueco en un club de categoría. Con Quique Sánchez Flores al mando del equipo, se podía deducir que la cantera tendría importancia. Y es que el técnico ha hecho debutar a muchos jugadores jóvenes durante su carrera como entrenador. Borja Bastón, Rubén Pérez o Fran Mérida en el Atlético de Madrid son algunos ejemplos. Juan Mata, Javi Guerra o Pablo Hernández en el Valencia. Álex Felip o Raúl Albiol en el Getafe. Aunque algunos no son canteranos de dichos equipos, fue Quique Sánchez Flores quien confió en ellos para debutar.

Llevamos media liga y ya han debutado 4 jugadores de la cantera del Espanyol. Está claro que la confianza de Quique Sánchez Flores en la cantera es inmensa. Además, ninguno de los cuatro debutó con derrota, algo muy posivito para el ánimo del jugador. Otros jugadores como Lluís López, Andrés Prieto o Rufo esperan ansiosos su oportunidad. Está claro que al técnico madrileño no le va a temblar el pulso si se merecen debutar. El Espanyol B anda por mitad de la tabla en el Grupo III de la Segunda División B. No debe relajarse, pero puede permitir que sus mejores jugadores ayuden al primer equipo. La cantera del Espanyol siempre ha estado ahí. Ni el dinero de Chen Yansheng ha podido con ella. La cantera sigue estando ahí y quiere estarlo muchísimo tiempo.