La historia de Carlos Henrique Raposo, el futbolista fantasma

La_historia_de_Carlos_Henrique_Kaiser_Raposo

Hoy vamos a conocer la historia de un futbolista fantasma, Carlos Henrique Raposo. Conocido Carlos Kaiser, este mote tiene su origen en la infancia,  cuando los niños con los que jugaba le llamaban así por su estilo de juego, muy parecido al del mítico libero alemán.

Rio de Janeiro ha destacado por ser cuna de futbolistas mundiales: Romario, Ronaldo, Marcelo, Zico, Garrincha. Pero hoy escribiré sobre otro tipo de “futbolista”,  Carlos Henrique Raposo.

La historia de Carlos Henrique Raposo

La historia de “Kaiser” Raposo es una de las más peculiares que uno se puede encontrar. Y es que los aficionados de los clubes por donde pasó, no lo recordarán por sus goles, ni por sus asistencias, ni por sus espectaculares regates, por nada en absoluto. ¿Cuál era la especialidad del brasileño?… NO JUGAR.

Mucha gente lo recuerda como “el mayor farsante de la historia del fútbol“. Durante años, Carlos Henrique Raposo militó en los clubes punteros de la liga brasileña: Botafogo, Flamengo, Fluminense, Vasco da Gama… Se atrevió a realizar su estafa por la liga mexicana. Pero fue más osado aún, cruzando el charco y “probando suerte” en el Ajaccio francés.

Cómo consiguió el Kaiser Raposo jugar al fútbol sin jugar

¿Cómo puede un jugador profesional, vivir del fútbol durante 26 años, sin ni siquiera entrar en la lista de reservas? Carlos Henrique Raposo engañaba a varios de sus amigos futbolistas, que eran estrellas de la época. La información de éstos llegaba a los clubes y realizaban el fichaje, a la hora de la verdad, antes de comenzar la temporada y en los primeros entrenamientos, se hacía el lesionado. Tiempo después, conseguía falsos informes médicos que demostraban que las lesiones eran verdaderas. Una táctica sencilla pero efectiva.

“Yo quería ser profesor de educación física, así que decidí hacer todo lo posible por no jugar. Entrenaba bien pero llegaba el fin de semana y fingía alguna lesión. No quería jugar, pero tenía que hacerlo porque tenía un contrato firmado. Así pase de un club a otro, ya que los dirigentes no podían admitir que habían contratado un jugador que no rendía”.

Tras una vida de engaños y excesos, Carlos Henrique Raposo es entrenador personal en Brasil. Sus andanzas salieron a la luz hace unos años, con lo que se ganó una gran fama. Kaiser reconoció que no se arrepiente absolutamente de nada.

“Los clubes han engañado tanto a los jugadores, que alguno tenía que vengarse por todos ellos”.

La historia de Carlos Henrique Raposo, el mejor futbolista que jamás ha jugado nunca al fútbol.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.