¿Tan importantes son Casemiro y Marcelo? Las causas de la minicrisis del Madrid

Momento en el que se rompe el perfecto entramado del Madrid.
The following two tabs change content below.

Ruben Ortuno

Espanyol- Real Madrid. El Madrid gana y consigue igualar un récord histórico de victorias consecutivas en Liga. Todo funciona y Zidane se consagra como la salvación del equipo que no hacía ni un año parecía consumirse… pero en ese partido se lesiona Casemiro… y en el siguiente Marcelo. Dos semanas, cuatro partidos después, cuatro empates consecutivos, dos de ellos en casa y en la Casa Blanca asaltan las dudas que no son mayores porque si el Madrid ha pinchado, el Barça lo ha hecho más y eso siempre tranquiliza.

Zidane llevó al equipo al récord de victorias.

Zidane llevó al equipo al récord de victorias.

Y ¿todo se debe a estas lesiones? ¿La ausencia de los brasileños puede alterar tanto a un equipo? Pues sí y no.

Sí porque, tal y como ya se escribió en el análisis de la plantilla del Madrid en esta temporada, el único agujero de la plantilla blanca era precisamente el sustituto de Casemiro y el sustituto de Marcelo, toda vez que fiarse de Coentrao era demasiado arriesgado. Pues bien, lo que no tenía que pasar ha pasado. Lesión de media duración para Casemiro (entre uno y dos meses) y ausencia de jugador que lo sustituya. Porque como también se ha escrito, Kroos no es mediocentro y es incapaz de echar la oportuna mano a los centrales del Madrid. Consecuencia, Ramos y Varane parecen peores centrales. Más torpes y menos centrados. Pero el problema no son ellos individualmente. El problema es el funcionamiento defensivo como bloque que los hace más vulnerables al ataque rival. La capacidad de ocupar espacios de Casemiro, de guardar la espalda de los laterales y de presionar y hacer faltas tácticas a los atacantes rivales, no la tiene Kroos… y se nota. Marcelo no es tan crucial, pero sí lo es cuando los partidos se atascan o el rival se repliega. Su originalidad y creatividad le permiten sorprender a las defensas rivales y le dan al Madrid un plus ofensivo importante. Nacho no tiene esas virtudes ofensivas y Coentrao, tal y como se preveía, ni está ni se le espera.

Momento en el que se rompe el perfecto entramado del Madrid.

Momento en el que se rompe el perfecto entramado del Madrid.

Y no, porque si bien esas ausencias son importantes y bastante insustituibles, lo cierto es que excepto el partido de Dortumund que entrañaba verdadero peligro, el calendario del Madrid le era benévolo. Partidos en casa contra Villareal y Eibar y fuera contra Las Palmas. Todos ganables. En casa no se deben dejar puntos y menos contra estos rivales. No hace falta tener la mejor plantilla para ganar estos encuentros. Sin embargo, sólo se consigue empatar en todos ellos. En unos con mejor juego y en otros con peor, pero sin enamorar en ningún momento y sin dar la sensación de solvencia que debería. ¿A qué se deben entonces estos resultados?