Cesare Prandelli, experiencia para el banquillo ché

Si algo requería este Valencia maltrecho después de tantos experimentos con gaseosa era un proyecto con solidez, y parece que desde la directiva se han dado cuenta. Cesare Prandelli llegará a Valencia por dos temporadas con el cartel de entrenador experimentado, algo que el equipo parecía pedir a gritos tras tener varios entrenadores ‘noveles’. El entrenador italiano no dudó en cuanto supo del interés del Valencia, excitado ante un reto en la Liga Española. «Siempre se dijo que mi juego era a la española» le comentaba a un periodista de La Gazzetta dello Sport, añadiendo que no podía hacer más comentarios al respecto ya que el fichaje aún no estaba cerrado. Tras viajar a Singapur para la primera toma de contacto con Peter Lim, el propietario del club, el entrenador estará presente en Mestalla para presenciar un duelo vibrante, la visita del Atlético. Una bonita presentación para ponerse manos a la obra durante el periodo de selecciones de la semana próxima.

Más que experiencia

Prandelli inició su idilio con el fútbol como jugador, como muchos otros. Pocos pueden decir, no obstante, que pertenecieron a una de las mejores Juventus de la historia. Ganó 8 títulos con el club de Turín, entre los que destacan 3 ligas y 1 Copa de Europa. Después fichó por el Atalanta, equipo en el que empezó. Allí se retiró, aunque solo fue como jugador ya que comenzó a entrenar las categorías inferiores y acabó cogiendo los mandos del primer equipo en 1993, su debut como entrenador. Desde entonces, Lecce, Hellas Verona, Venezia, Parma, Roma y Fiorentina fueron entrenados por Prandelli, siendo la Fiore el club en el que cosechó más éxitos, llevándola a unas semis de UEFA y a jugar la Champions.

Fue en 2010 cuando fue llamado para ser el nuevo seleccionador italiano de cara a la Eurocopa 2012. En esta competición rompió esquemas en relación al estilo de juego que prácticamente siempre había mostrado Italia, basado en la defensa, el físico y la intensidad. Prandelli propuso un fútbol más vistoso, de toque y ataque, usando un 3-5-2 pero con mentalidad ofensiva. En las distintas entrevistas que se le han hecho ha rechazado el juego típico italiano, el Catenaccio, calificándolo, como a todos los estilos similares, como rudimentarios y especulativos. Lo cierto es que en esa Eurocopa mostró lo que era capaz de hacer aquella Italia capitaneada por Pirlo sin necesidad de escudarse en su tradicional defensa. Llegó a la final cargándose a la selección que dos años después se proclamó campeona del mundo, Alemania, y se enfrentó a España. Por aquí le teníamos miedo, ya que en la fase de grupo ya nos lo había hecho pasar mal (1-1), no obstante nuestra generación dorada pudo con ellos con bastante solvencia en una de las más grandes exhibiciones que dio. Pero el 4-0 que se llevó no pudo empañar la imagen mostrada en el resto del campeonato, una cara de Italia que no habíamos visto. Dejó la selección tras fracasar en el Mundial de 2014, no consiguiendo pasar de la fase de grupos. Este fracaso se sumó al posterior en el Galatasaray, quedando tercero cuando aspiraba al título.

Prandelli puso en manos de Pirlo el juego italiano. mondiali.net Prandelli Valencia

Prandelli puso en manos de Pirlo el juego italiano. mondiali.net

Qué esperar de él en Valencia

Aunque todavía no ha entrenado al club (ni siquiera ha sido presentado), se puede especular si va a utilizar la misma formación que utilizó con la selección italiana, el 3-5-2, dándole los laterales ofensivos a gente como Cancelo, Montoya y Gayá y el timón a Parejo escoltado por Enzo y Suárez, o bien mantendrá los 4 defensas. Lo que es muy probable que ocurra es la implementación de un código de conducta, algo que era muy común en sus vestuarios, se estableciera de forma implícita o explícita. El italiano siempre ha sido un hombre muy comprometido en lo social, y siempre ha sido un firme detractor de la corrupción de su país, siempre se ha opuesto a la violencia y además rechaza el poco profesionalismo. Todavía es una incógnita cómo funcionará el equipo, pero esta vez parece que hay alguien que no ha venido a hacer un curso de prácticas.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.