Clint Capela vale una final de la NBA

Capela Warriors
The following two tabs change content below.

Ximo López Guijosa

Adicto a la pelota naranja. Fisioterapeuta y futuro Osteópata. Tu opinión cuenta , y mucho. Porque la vida puede ser maravillosa..

Houston Rockets vs Golden State Warriors. Igualdad máxima. ¿Qué es lo que puede decantar la balanza de un lado o de otro? ¿Cual será la llave de la puerta que lleva a la gran final de la NBA? Los Warriors tienen varios juegos de llaves en los bolsillos, pero si Houston tiene alguna copia de esa llave, de seguro que una es Clint Capela.

Clint Capela, el aliado perfecto

Sí. El MVP de la temporada regular va a ser James Harden y tenemos a un Chris Paul híper motivado por jugar sus primeras finales. A pesar de ello, el papel del center de los de Texanos es vital.

14.4 pts, 12.2 reb, 2.8 tap y 1.6 ast son las estadísticas del suizo en estos Playoffs. A pesar de promediar un doble-doble en postemporada (cosa nada fácil), lo mejor de Capela es su rol en el equipo. Y es que James Harden debería darle medio trofeo del MVP a Capela cuando lo recoja. Casi siempre es el compañero de elección de la “barba” y gracias a sus movimientos se produce todo. Ya sea pick & roll, aclarado o alley-hoop. Sea como sea, en infinidad de ocasiones, estas dos bestias se combinan para hacer sangre en el aro rival.

Una batalla en el barro: el poder reboteador de Capela

Capela tendrá en su mano la batalla por el rebote. Factor muy determinante en esta serie. Salió victorioso en sus duelos anteriores frente a Towns y Gobert. En el quinto partido frente a Utah, colocó 5 “gorrazos”, y ha encadenado tres partidos con 4 y al menos 2 robos. El último en lograr tal hazaña fue Ben Wallace en 2003.

https://www.youtube.com/watch?v=rark3bdbXjU

Pero ahora le toca bailar con las más fea, Draymond Green. El ala-pivot de los de Oakland es el primer jugador de los Warriors en promediar un tripe-doble en una eliminatoria completa (14.8+11.8+10). Dicha eliminatoria fue frente al gran Anthony Davis… sobran las palabras. También se las vera con frente a Kevin Durant y su excelente defensa, JaVale McGee, David West o Jordan Bell. Pero el suizo ha demostrado con creces durante este año tener potencial para lidiar con ello.

Capela Warriors

Capela pelea un rebote ante los Warriors. Marca

Contra el perímetro de los Warrios poco podrá hacer Capela, pero deberá seguir igual de acertado en el tapón con todo el que quiera “entrar hasta la cocina”.

Los planes de D’Antoni

A todo este análisis falta añadir la pizara del entrenador de Houston Mike D’Antoni. Y es que no es nada nuevo ver cómo los equipos que se enfrentan a Golden State “sacrifican” a sus hombres altos. Buscando parar a “esos locos bajitos” de Steve Kerr, los rivales juegan un quinteto menos físico y de menos centímetros, buscando perseguir a Curry, Thompson y Durant por los bloqueos.

Aquí es donde llega el dilema, ¿buscar parar en todo a los Warriors o realizar el juego que has desarrollado durante la temporada?. No olvidemos que los Rockets han sido el mejor equipo de la NBA. Han estableciendo el récord de victorias de la franquicia con un balance de 65-17. Puede ser que entre los dos planteamientos se encuentre la clave del éxito. Aun así, Houston debería darle muchos minutos en cancha a Capela e ir a por todas de la manera que mejor saben hacerlo.

Primera batalla perdida

A pesar de todo ello, no ha comenzado bien la serie para Houston. Perdieron el primer partido por 119-106 en el Toyota Center. El partido fue muy igualado, hasta que por enésima vez, Golden State lo rompió en el tercer cuarto. Salieron como animales del vestuario y anotaron 31 puntos por los 24 de Rockets. A pesar del partidazo de Harden (41 pts con 5/9 en triples), Houston sucumbió ante el mejor equipo de los últimos años y quizás el mejor de la historia del baloncesto moderno.

Capela estuvo discreto, aunque comenzó de una manera intimidante con dos tapones de escándalo.

Aun así , no vimos al Capela que esperábamos, sobretodo en el rebote. Chris Paul atrapó 11, por los insuficientes 6 que contabilizó el suizo. Desde luego no es lo que se espera. No obstante hizo un buen trabajo contra Draymond Green, cortando su promedio de tripe doble. Mike D’Antoni le mantuvo en pista 29 minutos; 2.5 menos de lo que lo venía haciendo (promediaba 31.5). Al parecer el entrenador tejano tiene claro que si pueden ganar de alguna manera a estos Warriors, es con el pívot sobre el parqué.

Si los Rockets quieren mantener viva la esperanza, esta noche deben asestar un golpe sobre la mesa. Dejando claro que pueden ganar algún partido en Oakland y, sobretodo, que son capaces de ser campeones de la conferencia oeste. Siéntense y disfruten, porque estamos ante los dos mejores equipos de baloncesto del mundo entero.