,

Cómo juega Cam Reddish: el “tercer diablo” quiere brillar

Cam Reddish Duke
The following two tabs change content below.

Jordi Ribera

Los ingredientes de mi felicidad: Un balón de baloncesto, una canasta y un ordenador para escribir mis artículos.

Si de algún equipo se ha hablado mucho durante esta temporada de la NCAA es Duke. Los Blue Devils del legendario Mike Kryzyewski, cinco veces campeón de la liga universitaria. También son, por supuesto, los de R.J. Barrett y Zion Williamson. Pero la expectación puesta en estos dos, especialmente en el segundo, opaca el talento y potencial de un chico llamado a ser una elección muy alta del próximo Draft y, por qué no, convertirse en una estrella de la NBA. Analizamos cómo juega Cam Reddish, un fantástico jugador de 19 años que dará mucho que hablar en el futuro.

Cómo juega Cam Reddish, un alero muy completo

Cam Reddish es un alero de 203 cm de altura y 216 cm de envergadura. Además de tener el tamaño ideal para jugar en las alas, también es un gran atleta. Es rápido y cuenta con un primer paso desequilibrante y que le permite rebasar a sus defensores con facilidad. Esa velocidad lo convierte en una amenaza en transición, tanto para liderar el contraataque como para acabarlo él mismo. Sus movimientos explosivos se combinan con un juego muy estético y llamativo para el espectador. Transmite naturalidad en sus desplazamientos y tiene un gran control de su cuerpo a la hora de finalizar.

Aunque no es un enorme playmaker, sí puede ejercer como generador. Pese a sumar muy pocas asistencias durante este inicio de curso (1’6 por partido), es un buen pasador. Es capaz de subir el balón y crear ventajas en estático para sus compañeros. A pesar de ser algo inconsistente, también es un buen tirador. Puede anotar sobre bote, tanto de media como de larga distancia. Además, supone una amenaza en el catch & shoot. Suma puntos penetrando a canasta, ayudado por su ya mencionado primer paso. En caso de no poder anotar, le es muy fácil sacar faltas, pues tiene una gran habilidad para ello. Al igual que con el balón en las manos, se encuentra cómodo jugando sin él.

Cam Reddish Draft 2019

Cam Reddish es un buen defensor y tiene condiciones para estar en la élite en este aspecto. Es uno de los aspectos a remarcar en en el análisis de cómo juega Cam Reddish. Es todo un incordio para los exteriores a los que defiende. Los pone en aprietos llevándolos a donde él quiere y, en ocasiones, obligándolos a que paren de botar. Es capaz de hacerlo gracias a su rápido movimiento lateral. También es muy hábil defendiendo a los jugadores sin balón. Está muy atento a las líneas de pase y se anticipa realmente bien a los movimientos de pelota del rival. Esto se ve reflejado en su número de robos por encuentro, 1’6.

¿Qué debe mejorar Cam Reddish para triunfar en la NBA?

Cam Reddish es un jugador sin grandes limitaciones o defectos que puedan suponer un problema en su evolución. Muy pocos jugadores de su generación pueden presumir de ello. Sin embargo, sí necesitará mejorar en algunos aspectos para convertirse en una pieza diferencial en la mejor liga del mundo. El primero de ellos es su poca competitividad y agresividad. En ocasiones se aprecia una falta de agresividad notable, limitándose a lanzar tiros exteriores en lugar de buscar lanzamientos más sencillos. También se nota en defensa, siendo rebasado en ocasiones con demasiada facilidad.

Precisamente, recurre demasiado a unos tiros en suspensión en los que es algo irregular. Pese a sus buenos porcentajes desde el triple (43%), es algo inconsistente desde la línea. Ocurre exactamente lo mismo desde la media distancia. Esta falta de consistencia se debe, en cierto modo, a su mejorable toma de decisiones. Sus malas elecciones en determinados momentos provocan un buen número de pérdidas.

Cómo juega Cam Reddish

Analizando cómo juega Cam Reddish, queda claro que debe mejorar en el manejo de balón. Ha perdido la pelota en más de una ocasión debido a la falta de control de la misma. También sería recomendable que ganara fuerza de cara a su carrera profesional. Necesitará aguantar el contacto a jugadores con más potencia física que los universitarios a los que se enfrenta.

Qué se puede esperar de Cam Reddish

Como ya hemos dicho en el análisis de cómo juega Cam Reddish, es un jugador con mucho talento y pocas debilidades. Además, sus defectos son muy comunes entre las promesas de su edad. Por ello, a priori, su elección es más que fiable. Como mínimo, se espera que pueda convertirse en un titular para muchos años en la NBA. Como máximo… no hay máximo.

Su potencial es demasiado grande para ponerle un techo. Si bien parece que no puede ser tan bueno como pueden llegar a ser sus dos compañeros de Duke, apostar por él parece más seguro que jugársela con un fenómeno mediático de la talla de Zion Williamson. Que vaya a ser mejor es otra historia. Y para historia la que puede marcar un Cam Reddish que trabaja en la sombra que proyectan dos diablos azules.

Mejores jugadores que se presentan al draft 2019 de la NBA

Bol BolRomeo LangfordCam ReddishNassir Little