Aire fresco en Mestalla: el descubrimiento de Carlos Soler

cómo juega Carlos Soler

En una temporada que estaba siendo dolorosa para los valencianistas en todos los aspectos, la apuesta (de nuevo) por Voro como entrenador resultó satisfactoria. Tras dos victorias ante Espanyol y Villarreal, el Valencia empezó a carburar. Y lo mejor de todo es que también lo hizo la última promesa ché. Analizamos cómo juega Carlos Soler.

Carlos Soler ya desde pequeño despuntaba en la cantera valencianista.

Carlos Soler ya desde pequeño despuntaba en la cantera valencianista.

Desde su primera aparición con Prandelli ante la Real Sociedad, el valenciano irrumpió como ningún otro jugador ha hecho en estos años en el conjunto ché. Tiene calidad, desparpajo y es de la terreta, algo que gusta mucho a la gente de Mestalla. A sus 20 años, el valenciano demostró que no le temblaban las piernas cuando salía a jugar. A pesar de la que estaba cayendo en Valencia. Fue un soplo de aire fresco para Mestalla.

El pasado 19 de enero el Valencia emitía un comunicado en el que el club confirmaba que el canterano comenzaba desde ese mismo día a formar parte de la primera plantilla, y desde luego ha demostrado el por qué de esta decisión.

Cómo juega Carlos Soler

Si analizamos cómo juega cómo juega Carlos Soler, diríamos que es un mediocentro. Puede jugar por delante de la defensa, pero también en tres cuartos de campo. Es ahí donde se está saliendo en el esquema de Marcelino. Su fútbol recuerda en ocasiones a André Gomes, con su zancada y  manejo del balón.

El Valencia ha encontrado en la cantera una de las piezas que faltaban para completar la plantilla. Esto demuestra que no siempre es necesario gastar dinero para encontrar soluciones. Sino que puede que estas se encuentren en casa. Tras su gran temporada de debut, ahora es titular indiscutible para Marcelino.

Para él es un sueño poder jugar en el Valencia, y no está dejando pasar la oportunidad. Es el presente y el futuro de un Valencia al que ha ayudado a despertar. Es un murciélago más al que hay que saber cuidar.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *