Cómo juega Federico Chiesa: estilo, estadísticas y vídeo

Federico Chiesa Fiorentina 2018-19

En el nombre del padre, del hijo y… Génova, Italia, un 29 de diciembre de 1970 nacía Enrico Chiesa. Génova, Italia, un 25 de octubre de 1997 nacía Federico Chiesa, su hijo. Y hoy vamos precisamente a analizar cómo juega Federico Chiesa.

Enrico, para quienes no le conozcan, es un delantero italiano que marcó una época sobre todo en los años 90. Parte importantísima de aquella Parma bicampeona de Coppa y Copa de la Uefa, Enrico Chiesa se retiró en 2010 tras haber marcado 194 goles en todas las competiciones disputadas. El hijo, Federico, va camino de emular al padre aunque desde una visión, sobre el campo, bien distinta.

Trayectoria y equipos de Federico Chiesa

Federico Chiesa tiene 21 años y juega en la Fiorentina principalmente como extremo derecho. Es curioso porque en el momento de su nacimiento, su padre jugaba para el Parma. Un par de años después fue traspasado a la Fiorentina, donde jugaría tres temporadas. Allí se crió Federico Chiesa y allí se empapó de todo lo que es la Fiorentina.

En 2007 se uniría a las inferiores de la Fiorentina, pero su viaje desde esos lares hasta el primer equipo no fue fácil. El propio Federico reconoció en más de una ocasión que en las categorías inferiores apenas tenía chances. Pese a todo fue escalando por las inferiores hasta su eclosión en el primavera, temporada 15-16 donde anotó 7 goles en 23 partidos.

Paulo Sousa le daría la chance en el primer equipo la temporada siguiente. Hizo su debut en la primera jornada de liga, nada más y nada menos que ante la Juventus. Jugó media parte, pero las sensaciones no fueron buenas. A partir de ahí le costó volver al equipo, fases de muchos partidos sin jugar apenas, jugar diez o quince minutos en algunos encuentros.

Todo esto hasta que llegó su verdadera oportunidad a finales de diciembre de 2016. Desde ahí hasta ahora el crecimiento de Federico Chiesa ha sido constante y sobre todo ilusionante. Fiorentina, pero sobre todo Italia, están viendo crecer a un jugador muy diferente, como Sandro Tonali, a lo que actualmente tiene la selección azzurra. Deseado por muchos pero viola hasta las trancas, este es Federico Chiesa.

Cómo juega Federico Chiesa

Cómo juega Federico Chiesa

Podríamos catalogar a Federico Chiesa como El Correcaminos. Federico es un tipo de jugador que sale como una estamina del 100% al campo y una vez terminado el encuentro vuelve al 0%. Su mayor particularidad es esa, el sacrificio. Y, desde el sacrificio, crea todo su juego. A partir de su desempeño nacen todas sus fortalezas. Veloz, ágil y con desparpajo, da siempre un poco más de lo que se espera de él.

A parte de lo mencionado, lo que más me asombra de cómo juega Federico Chiesa es su adaptabilidad al contexto exigido. Él suele partir, casi siempre, desde el extremo diestro, pero abarca mucho más campo. A Federico le gusta merodear por todo el ancho ofensivo y desde ahí maximiza sus virtudes futbolísticas. Su velocidad, junto a su desborde, le hace nun arma letal atacando desde segunda línea o con espacios.

Lo mejor de todo es que no es un jugador ofensivo al uso. En el apartado defensivo es un jugador que también se exige a sí mismo una barbaridad. Quizás el hecho de que Paulo Sousa lo usase, en bastantes ocasiones, de interior diestro le haya hecho crecer en ese aspecto. Puedes verlo finalizar una jugada de ataque y al momento ver que es el primero en defender la contra rival.

Vídeo con las mejores jugadas de Federico Chiesa en 2019

¿En qué debe mejorar Federico Chiesa?

Sus virtudes están contadas pero sus defectos no los podemos pasar por alto. El apartado técnico es una de sus tareas pendientes. Como hemos dicho, Chiesa tiene desparpajo, desborde, velocidad y sabe qué hacer con el balón en los pies, pero carece de una técnica que le haga ser más completo como jugador. Pese a que le gusta moverse por diferentes posiciones ofensivas, no es un generador nato y qué decir de los uno contra uno donde debe apoyarse más en velocidad que en técnica.

Lo positivo de cómo juega Federico Chiesa es que es un chico humilde y trabajador. Una de las cosas en las que tenía que mejorar, acierto goleador y pase de gol, las ha mejorado. Con ello quiero decir que a poco que trabaje su faceta técnica acabará convirtiéndose en un jugador muy especial. Faceta que necesita para dar el siguiente salto, un salto que espera con ansias el fútbol italiano.

¿Dónde está el futuro de Federico Chiesa?

Federico Chiesa ya está petando en la puerta de los grandes clubes, pero que salga de la Fiorentina no será fácil. Federico es un chico con la cabeza bien amueblada, su padre lo guía con pies de plomo. También es un chico muy arraigado a Florencia y con un sentimiento muy fuerte por la Fiorentina. Una Fiorentina que ya habría rechazado ofertas de 40, 50 y hasta 60 millones de euros por su joven estrella. Una Fiorentina que tras la venta de Bernardeschi necesita retener como sea a su nuevo estandarte. Clave volver a Europa, una Europa donde Bayern, Chelsea, Inter o Juventus le siguen de cerca.

De momento, él sigue con los pies en el suelo. Sigue con sus estudios, licenciatura de educación física, paralelos al fútbol. También sigue recordando a su capitán, que le guiaba siempre que fuese necesario, Davide Astori. Chiesa siempre recuerda que le daba consejos y resalta uno por encima de otros.

«Fede, a veces un movimiento simple, incluso banal, puede ser la mejor solución para el equipo».

Chiesa reconoce que tenía razón:

«Me gustaba escuchar y guardar silencio. Solo quiero decirle, a mi capitán, que tenía toda la razón».

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.