Filip Kostić, carrera labrada a base de trabajo y esfuerzo

Descubramos a Filip Kostić, un auténtico currante del fútbol que sin duda despierta simpatías allá donde vaya. El actual jugador del Eintracht de Fráncfort no porta el brazalete de capitán y tampoco es el líder del vestuario, pero su entrega, su sacrificio y su buen desempeño dentro del terreno de juego se antojan fundamentales a la hora de decidir el rumbo que llevará el Eintracht esta temporada.

Equipos de Filip Kostić

FK Radnički 1923

Kostić empieza su carrera como profesional en el equipo de su ciudad, el FK Radnički 1923 de Kragujevac, la cuarta ciudad más grande de Serbia. Después de pasar toda la adolescencia en la cantera del club, debutó para los “diablos rojos” con tan solo 17 años en la temporada 2010-2011, en segunda división serbia. En esta temporada llegaría su primer éxito deportivo, el ascenso a Superliga. La temporada de su debut jugó 30 encuentros y marcó dos goles.


En su siguiente temporada en el club serbio, era ya dueño y señor de la banda izquierda del “Čika Dača”. En los 29 encuentros disputados anotó un total de 3 goles y repartió 9 asistencias. Estas cifras, sumadas a las buenas sensaciones que dejó en la máxima división serbia, propiciaron el interés de clubes grandes nacionales como el Estrella Roja y de internacionales como el Anderlecht o Udinese.

FC Groningen

Son los del norte de Holanda los que finalmente apuestan por el joven serbio y le incorporan a cambio de 1.25 millones de €. En su primera temporada, alterna el filial con el primer equipo disputando un total de 5 encuentros en Eredivisie. En su segunda temporada, es cuando Kostić realiza una gran campaña, actuando de extremo izquierdo y jugando 37 partidos, en los que anotó 12 goles y repartió 8 asistencias, además de ayudar al club a terminar en una meritoria séptima plaza que les daba acceso a disputar las rondas clasificatorias de la UEFA Europa League.

VFB Stuttgart

En el verano de 2014, Kostić desembarca en Stuttgart a cambio de 6 millones de euros, buscando nuevos retos en su carrera. Aunque disputó 30 partidos para los “Schwaben”, no fue titular de la banda izquierda con demasiada regularidad, pero sí pieza clave en la salvación por el descenso de categoría. En su primera temporada en el conjunto alemán consigue 3 goles y asiste hasta en 6 ocasiones.

Filip Kostić, en un partido con la Selección Serbia.
Filip Kostić, en un partido con la Selección Serbia. Imagen de Oleg Bkhambri.

Al igual que en Holanda, su última temporada en el sur de Alemania le permite entrar con bastante más regularidad en el 11 inicial. Además de ser uno de los jugadores más destacados en la pobre temporada del Stuttgart (acabaron descendiendo), el serbio mejoró sus registros de la temporada anterior marcando 5 goles y repartiendo 8 asistencias.

Sus buenos números, sumados al impacto que iba tomando en la Bundesliga, le valieron para sonar con fuerza para clubes de la talla de Valencia, Werder Bremen, Hamburgo o del flamante campeón de la Premier League: el Leicester City.

Hamburger SV

A pesar de las ofertas importantes que tenía a lo largo del viejo continente, y seducido por la idea de jugar en un club histórico de la Bundesliga, Kostić se unió a al club hanseático en verano de 2016 por 14 millones de euros, convirtiéndose así en el fichaje mas caro de su historia.

Para “Der Dino” disputa un total de 61 partidos, anotando 9 goles y asistiendo hasta en 6 ocasiones. Kostić, aun siendo un jugador clave, no fue capaz de ayudar a que el histórico reloj del Volksparkstadion se detuviera por primera y única vez con el descenso a la segunda alemana en aquel fatídico 12 de mayo de 2018.

Eintracht Fráncfort

A finales de agosto de 2018 se confirmaba la cesión por dos temporadas de Kostić al Eintracht. Una cesión que incluía una opción de compra por tan solo 6 millones de euros. Adi Hütter necesitaba un jugador veloz y con características idóneas para desplegar su idea de fútbol, y ahí es donde encajaba el bueno de Filip.

Pieza clave para las “Águilas” en la temporada 18-19, el serbio tuvo que adaptarse a un cambio de posición para encajar en el novedoso sistema de Hütter de 3 centrales.  Siempre desde la banda izquierda, Kostić partía como carrilero izquierdo, una posición novedosa para él, pero que tras el paso de las jornadas fue desempeñando a un gran nivel.

En su primera temporada como jugador de la capital financiera de Alemania, nos deleitó con carreras explosivas, asistencias precisas y mucho descaro. Sus números así lo confirman, con 10 goles y 13 asistencias en un total de 48 partidos repartidos entre Bundesliga y UEFA Europa League. A la sombra de Haller, Rebić y su compatriota Jović, el serbio ha cumplido con creces las expectativas generadas. Los dirigentes del Eintracht no se lo pensaron dos veces a la hora de ejecutar la opción de compra con una temporada de adelanto. Negocio redondo para «Die Adler».

Para esta temporada 2019/2020 el serbio parte como el nuevo líder para Hütter dentro del terreno de juego. Las opciones de los alemanes de levantar un título pasan en gran medida por el fútbol que despliegue el internacional por Serbia.

Cómo juega Filip Kostić

Cuando hablamos de Filip Kostić podemos decir que es un jugador de banda “a la antigua”.  Zurdo cerrado que suele jugar por banda izquierda, ya sea de carrilero o de extremo. Durante los 90 minutos no deja de apurar línea de fondo y poner centros cruzados.  Los delanteros y los mediapuntas saben que de sus botas siempre van a caer balones para el remate. A su vez, no es extraño verle acabar sus propias jugadas, gracias a una buena definición en los metros finales, si bien normalmente opta por trabajar para el delantero.

A pierna cambiada juega en diagonal, despegándose de la banda y dirigiéndose hacia el interior. Con este desplazamiento se abre hueco para el disparo. Verdaderos misiles secos y potentes dirigidos a las escuadras rivales. Kostić es un jugador que con el juego por el lateral opuesto busca el desmarque, apareciendo donde menos se le espera y convirtiéndose en una opción de remate.


Su estupenda conducción unida a su innegociable velocidad le convierten en un peligro inminente cuando empieza sus arrancadas y normalmente suele atraer defensas hacia los costados y, con ello, conseguir liberar espacios para la aparición de otros compañeros en zonas de ataque.

Su jugada principal se fundamenta en arrancar con espacio para romper la espalda de la defensa y buscar el centro al área o la jugada personal. Sin balón, y cuando la jugada se produce por banda contraria, Kostić centra su posición para llegar como un delantero más y crear superioridad ofensiva en área de remate.

A balón parado también es una pieza clave para el equipo donde juega. De nuevo, su potente disparo le perfila como el principal lanzador de faltas del Eintracht desde más allá de los 25 metros.

Un atacante de espacios que sufre en defensa

Kostić no es conocido por ser un jugador acaparador de balón, más allá de las conducciones que hemos comentado. De hecho, en ataque estático, es fundamental para que los hombres de Adi Hütter puedan encontrar espacios y lanzar carreras entrelineas. No siendo un gran pasador, su estadística es adecuada, llegando al 65% de efectividad en sus pases.

La parcela defensiva es quizá su punto más débil. Si bien su velocidad le hace recuperar bastantes balones en campo propio, no se le puede considerar un buen defensor. Sufre ante jugadores habilidosos que busquen “romper” a través del regate. Su defensa en estático tampoco es reseñable. Si hay algo que sí le caracteriza en este terreno es la combatividad con la que suele desempeñarse.

Próximos pasos en la carrera de Filip Kostić

Su esfuerzo, sumado a sus características y su gran desempeño, serán los factores determinantes a la hora de conocer su techo en el fútbol. Si el serbio continúa regalándonos buenas actuaciones esta temporada, el próximo mercado de fichajes podríamos estar hablando de uno de los famosos “culebrones” de verano.

Equipos de la talla del Inter de Milán ya han sonado como interesados en hacerse con sus servicios. Un paso de este calibre significa un gran salto profesional. Un salto en el cual poder luchar por títulos importantes, algo de lo que aún el bueno de Kostić carece y que seguro espera con ahínco.

Estadísticas de Filip Kostić

  • FK Radnički 1923: 59 partidos, 5 goles y 9 asistencias.
  • FC Groningen: 50 partidos, 12 goles y 9 asistencias.
  • VFB Stuttgart: 63 partidos, 8 goles y 14 asistencias.
  • Hamburger SV: 65 partidos, 9 goles y 6 asistencias.
  • Eintracht Fráncfort: 60 partidos, 14 goles y 17 asistencias.

Deja un comentario