Jack Grealish, el emblema de Villa Park

Si hay un nombre que puede definir lo que es el Aston Villa, ese es el de Jack Grealish. El centrocampista británico se ha instalado como uno de los mejores en su posición en la Premier League y hoy os voy a ayudar a entender el por qué, analizando quién es y cómo juega Jack Grealish.

Equipos actuales de Jack Grealish

Si algo ha caracterizado a Grealish en su carrera, ha sido el amor al Aston Villa. Pasó por las categorías inferiores del club villano y en la temporada 12/13 saltó al equipo Sub-23. Una temporada fue suficiente para ver el potencial de Grealish, que ascendió al primer equipo en julio de 2013, aunque fue cedido ese mismo año.


Cesión al Notts County

El Notts County se hizo con los servicios del joven Jack Grealish, en principio hasta el mercado de invierno, aunque la cesión se alargaría hasta final de temporada. Grealish debutó el 14 de septiembre en un partido frente al Milton K. Dons, en el que saltó desde el banquillo en la segunda parte. Tras 38 partidos en el Notts, en los que anotó 5 goles y dio 7 asistencias, Grealish regresó a Birmingham para jugar en el Aston Villa.

Regreso a Villa Park

Su primera temporada con el primer equipo del Aston Villa fue un tanto pobre. Tan solo disputó 17 partidos -7 de ellos como titular- en los que dio 2 asistencias y no logró anotar ningún tanto. En la temporada 2015/16, con unos números similares a los de su primera campaña en Premier, no logró ayudar a su equipo a salvar la categoría y descendió a Championship.

En la segunda división inglesa fue donde Grealish consagró su maduración como futbolista. Desde la campaña 16/17, hasta la 18/19, Grealish se convirtió en un ídolo para la afición Villana. Aunque sus números aún dejaban mucho que desear – tan solo 13 asistencias y 14 goles en 89 partidos- Jack se transformó en un pilar esencial para el equipo.

Tras lograr el ascenso con el Aston Villa en la temporada 18/19, Grealish se ha convertido en el líder indiscutible del equipo. Su retorno a la Premier League ha acaparado las miradas de la mayoría de medios ingleses. Incluso el propio Southgate, seleccionador inglés, se ha dejado ver en varios encuentros del Aston Villa para ojear a Grealish.

Ahora que hemos desmigajado su trayectoria, es el momento de analizar la influencia que está teniendo el centrocampista del Aston Villa en los esquemas de Dean Smith.

Cómo juega Jack Grealish

Aunque Grealish despliega sobre el terreno de juego un arsenal enorme de recursos futbolísticos, quizá podemos destacarle por su capacidad de regate, su agilidad, la forma de aguantar el balón y su visión en el partido.

Jack Grealish Aston Villa 2019-2020

Una de las cualidades de Jack Grealish es su capacidad para jugar tanto de mediocentro como de delantero. Tanto si juega en la zona de ataque, como si lo hace por dentro, a Jack le gusta cortar desde la banda izquierda hacia el centro del campo. Es en ese momento, cuando se coloca en zona de distribución, que el equipo se organiza prácticamente en torno a él -y a McGinn-. Grealish tiene un promedio de pases de 42 por partido – con un 85% de efectividad-.

Por ejemplo, en la derrota por 3-0 frente al Manchester City, Grealish jugó como interior izquierdo y entró en contacto con el balón en 44 ocasiones. Más de la mitad fueron distribuciones a sus compañeros entre el centro del campo y la zona de tres cuartos. En la victoria del Aston Villa por 2-1 ante el Brighton, Grealish partió como delantero izquierdo y entró en contacto con el balón en 87 ocasiones y realizó 67 pases a sus compañeros.

Estos dos ejemplos son un reflejo de que cuando Grealish entra en el juego del equipo, tocando el balón y distribuyendo el juego a sus compañeros, el equipo lo nota y mejora notablemente su juego.

Un regateador nato

Aunque sus estadísticas reflejan que tiene una media de 2 regates por partido, lo cierto es que ese trata de uno de los puntos más fuertes de Grealish. A pesar de tener cierta corpulencia, cuando entra en contacto con el balón es uno de los jugadores más ágiles de toda la Premier League.

En la mayor parte de «uno contra uno» que realiza Grealish durante un partido, o terminan con un regate efectivo, o termina recibiendo falta -recibe una media de 4 por partido-. Y es que el jugador del Aston Villa, cuando encara a los rivales, se convierte en un auténtico quebradero de cabeza. Ya no solo porque, si ve difícil el regate, es capaz de inventar un pase de la nada, también porque es capaz de poner al límite a la defensa rival cuando busca el regate en el área contraria.

La Selección de Inglaterra ya espera a Jack Grealish

Aunque solo se hayan disputado 10 jornadas de la Premier League, el nombre de Grealish está en boca de todo el mundo. El jugador del Aston Villa, a sus 24 años, ha despertado la ilusión entre los aficionados ingleses, que le ven como una posible incorporación de futuro para el centro del campo de la selección inglesa, y que compartiría con otra de las sensaciones del campeonato, James Maddison.

El propio Gareth Southgate, en marzo de 2019, antes del ascenso del Aston Villa, declaró que Jack Grealish debía jugar en la Premier League. Ahora que Grealish está jugando en la máxima categoría del fútbol inglés, y todos los medios se están haciendo eco de su nivel para jugar en la selección, no sería de extrañar que su nombre apareciera en la lista para la EURO 2020.


Deja un comentario