Un mago al servicio de Rodgers

Con tan solo 23 años, la carrera de James Maddison ha pasado ya por diferentes etapas. Desde su Coventry natal hasta ser una de las sensaciones del Leicester City, el joven inglés ha tenido que sufrir en sus propias carnes temporadas casi en blanco y cesiones de perfil bajo, que a la par de necesarias,  le han servido para llegar al nivel que actualmente está demostrando. Analizamos quién es y cómo juega James Maddison, además de cuáles son sus pronósticos de futuro.

Equipos de James Maddison

Siendo natural de West Midlands, uno de los sueños del pequeño Maddison era debutar en el primer equipo de los ‘Sky Blues’. Poco a poco iba quemando etapas en la cantera y, ya para la temporada 2013/2014, fue nombrado integrante del primer equipo, pero sin llegar a debutar. Su primera oportunidad le llegaría en la siguiente temporada en un encuentro de Copa de la Liga. Salió del banquillo en la derrota que sufrieron ante el Cardiff City. Con el sueño ya cumplido, se afanó en ser titular habitual en el equipo de su ciudad. Este sueño no sería tan fácil de conseguir, ya que esa temporada jugaría tres partidos más, para que después de una lesión de espalda se quedara fuera de las convocatorias el resto de la campaña.


Las pocas actuaciones de las que dispuso le valieron la llamada del Norwich City. Los ‘Canaries’ se llevaban así a un jugador todavía desconocido, pero el cual ya había llamado la atención en varias oficinas de equipos de toda Inglaterra. La inversión era importante -2.6 millones de euros- y por ello decidieron dejar al jugador foguearse de nuevo una temporada más con el Coventry City y  en el histórico Aberdeen escocés. Con los ‘Dons’ disputó únicamente media temporada, en la que marcó las diferencias. En 17 partidos jugados, Maddison anotaría dos goles y daría siete asistencias.

El desempeño mostrado en la Scottish Premiership le valió la vuelta a los ‘Canaries’ para disputar la segunda parte de una temporada difícil. Debutaría al final de la temporada 2016/2017, en la victoria ante el Preston North End por 1-3, donde marcó el último gol del encuentro. Ya la siguiente temporada, y con Daniel Farke a los mandos, sería la de su explosión. Titular desde el primer partido, Maddison disputó 49 encuentros, marcando 15 goles y dando 11 asistencias. Estos números le valieron ser incluido en el Equipo del Año de la Championship y ser nombrado mejor jugador del Norwich City de la temporada.

Equipos actuales de James Maddison: Leicester e Inglaterra

Las oficinas de toda la Premier League echaban humo con informes sobre el mediocampista de Coventry. El Leicester City fue el vencedor de la puja y por 25 millones de euros se llevaban a un jugador que iba a ser importantísimo en el futuro de los ‘Foxes’. La primera temporada, y bajo las órdenes de dos entrenadores (Puel y Rodgers), Maddison se fogueó en la Premier League disputando un total de 36 encuentros en los que anotaría siete goles y repartiría siete asistencias.

En la actual temporada, Maddison está siendo un pilar fundamental para el esquema de Rodgers. Es el jugador que ayuda a desbloquear los partidos gracias a una conexión especial con el gran ídolo de la afición del King Power Stadium, Jamie Vardy. Por el momento, y con 16 jornadas disputadas, Maddison lleva ya 5 goles y 3 asistencias.

Selección de Inglaterra

Maddison ha sido internacional sub-21 para Inglaterra desde 2017. El verano pasado disputó la Eurocopa sub-21 con los ‘Three Lions’ en donde jugó tres encuentros, todos ellos como titular, anotando un único gol ante Croacia.

Con la selección absoluta recibió la primera llamada en octubre de 2018 para los decisivos partidos ante Croacia y España de la UEFA Nations League. Finalmente, su debut con la absoluta llegaría el 14 de noviembre de 2019 en la victoria ante Montenegro por 7-0.

Posición de James Maddison

Esta temporada, Maddison parte como mediocentro creativo para Brendan Rodgers. Ya sea bajo el esquema de 4-2-3-1 o bajo el 4-1-4-1, el de Coventry es el encargado de dar es punto de visión al juego de los ‘Foxes’.

James Maddison Leicester City

En ataques posicionales suele partir desde la posición de interior izquierdo, donde despliega una gran movilidad en la zona de tres cuartos. Es frecuente verle caer a banda izquierda, bien para ser el jugador que pone el centro al área o bien para liberar de marca a Ben Chilwell en sus subidas por banda.

Cómo juega James Maddison

Posee una gran visión de juego que le permite desarrollar un espectacular último pase. En contraataques es el eje de la jugada para Brendan Rodgers. Partiendo desde el centro, su función principal es proveer a Vardy de balones en profundidad, para que el de Sheffield pueda atacar los espacios a la espalda de la defensa. Cuando recibe entre líneas, siempre lo hace con la cabeza alta y ya dibujando cuál será su siguiente movimiento. Filtra balones a las subidas de los laterales o a las internadas de Barnes a carriles interiores o a los desmarques de Vardy.

Si bien no es un jugador puramente organizativo, su capacidad de pase es increíble. Acumula registros muy interesantes. Actualmente promedia un espectacular 86.6% en efectividad de pases, números que le colocan como uno de los mejores pasadores de toda la competición. Estos números se completan con un 30% de efectividad en centros al área, estadística que también le posiciona como un jugador determinante para los ‘Foxes’ en esta faceta.

Su disparo a balón parado es otra de sus especialidades. Posee una diestra envidiable y que actualmente es una de las mejores del campeonato. Cuando las faltas llevan su imprenta, siempre son peligrosas. No solo en faltas directas, también en faltas colgadas al área o en saques de córner. Aprovechando la capacidad de remate de Söyüncü o Evans entre otros, Maddison coloca balones milimétricamente medidos que buscan la cabeza de sus compañeros. Muchas de sus asistencias llegan en estas jugadas, que además, sirven al Leicester para abrir el marcador.

Un enlace del juego con capacidad de desborde

No se prodiga demasiado en las conducciones con balón, ya que es más partidario de actuar como eje conector entre el mediocampo y la delantera a través de pases rápidos, pero su dribbling es bastante bueno. Con un 57.3% de efectividad en el regate, promedia un total de cinco regates por encuentro. Estas estadísticas, coinciden con su habilidad para revolverse en espacios cerrados y salir de situaciones en las que encara una defensa de 2vs1 contra él.

Al ser un jugador con clara vocación ofensiva, su desempeño defensivo es reducido. Sus funciones se limitan a ejercer en primera línea de presión junto a Vardy, dificultando la salida de balón jugado por parte de la defensa.


Expectativas para el futuro

Con solo 23 años y tras 169 partidos como profesional, el techo de James Maddison está aún por definir. Sus buenas actuaciones en el sorprendente Leicester están, de nuevo, proporcionando informes positivos en las oficinas de los grandes de del fútbol inglés. Manchester United y Tottenham ya le consideran un futurible para sus conjuntos, mientras que ya sonó a principios de temporada para completar la plantilla del Liverpool.

Su puesto en la selección inglesa es algo más difuso, ya que tiene bastante competencia en su puesto con jugadores de la talla de Delle Ali, Mason Mount o Jack Grealish. De lo que no hay dudas es de que hay James Maddison para rato y que disfrutaremos de sus virguerías durante mucho tiempo.

Deja un comentario