Josh Green: defensa y compromiso en un joven australiano

Como ya sabéis, la temporada de la NCAA no pudo llegar a su fin. No tuvo lugar el siempre emocionante March Madness, que se canceló por primera vez desde su creación en 1939. Por lo tanto, no hemos tenido la oportunidad de ver a algunos de los mejores prospects del próximo Draft en el mejor escenario posible. Hoy analizaremos cómo juega Josh Green, uno de esos nombres.

Porque había un equipo que estaba en el punto de mira de muchos scouts era el de Arizona. Hasta tres de sus jugadores pueden ser elegidos en primera ronda, algo que sucedería por primera vez en la historia de la universidad. Estos son Nico Mannion, Zeke Nnaji y Josh Green. Hoy hablaremos de este último, un escolta nacido en Sidney que será seleccionado, con mucha probabilidad, a mitad o en la parte final de la primera ronda.

Cómo juega Josh Green

Lo primero que vamos a destacar de este jugador australiano es su físico. Con 198 cm de altura y 95 kg, se puede desenvolver realmente bien en la posición de escolta. Es muy atlético, lo cual le ayuda a rebasar a sus defensores en ataque y a neutralizar a su par en defensa. Sus 208 cm de envergadura le convierten en un potencial gran defensor y, además, le ayudan mucho a la hora de proteger el balón y de atrapar rebotes en ambos lados de la cancha.

Cómo juega Josh Green en defensa

Como acabamos de comentar, Josh Green cuenta con todo lo necesario para convertirse en un defensor de élite. Es más, ya en la NCAA ha dado un excelente nivel en ese lado de la cancha. Sus largos brazos le permiten robar una buena cantidad de balones. Ha promediado 1’5 por encuentro esta temporada.

Gracias en buena medida a su físico, es capaz de defender todas las posiciones exteriores. En momentos puntuales, puede incluso encargarse de la defensa de un ala-pívot. También es muy fiable a la hora de atrapar los rebotes defensivos y sus dotes atléticas le ayudan a coger más de uno ofensivo cada partido.

Cómo juega Josh Green en ataque

Si bien juega gran parte de sus minutos como escolta, también puede ejercer de generador. Maneja y protege bien la pelota, por lo que no suele perder demasiados balones. Tiende a tomar buenas decisiones y encuentra con relativa facilidad las ventajas de sus compañeros. Además, puede ser una amenaza desde el triple, distancia desde la cual ha anotado el 36% de sus intentos este curso. Es fiable en el tiro libre. Su porcentaje desde el 4’60 es de un 78%.

Es inteligente y muy poco egoísta. Debido a sus buenas condiciones físicas, se ha visto obligado a jugar en varias posiciones distintas. Y, hasta ahora, no ha tenido ningún problema con ello. Se adapta a lo que necesite el equipo sin ningún problema.

Cómo juega Josh Green: defensa y compromiso en un joven australiano

En qué debe mejorar Josh Green

Pese a ser capaz de anotar de media y larga distancia, Josh Green debe ser más consistente y eficiente con su tiro. Su 42% de acierto en tiros de campo con menos de diez intentos por encuentro (ha jugado algo más de 30 minutos) son una buena prueba de ello. A día de hoy, está muy lejos de convertirse en un buen anotador en la mejor liga del mundo.

Su manejo del balón, como ya hemos dicho antes, es bueno. Sin embargo, todavía puede ser bastante mejor. La mayoría de sus ventajas en ataque las genera gracias a su rapidez y muy pocas veces debido a sus habilidades técnicas. De hecho, domina más bien poco su mano izquierda, por lo que intenta evitar penetraciones por ese lado.

Actualmente, la mayor virtud del jugador de los Wildcats es la defensa. Su fuerza y habilidad para moverse por la cancha le permiten defender múltiples posiciones. Pero, como es habitual en jugadores tan jóvenes, hay ocasiones en las que no gestiona bien su agresividad. Esto le puede llevar, como le ha pasado más de una vez, a sufrir problemas con las faltas personales.

Anteriormente hemos incluido la falta de egoísmo entre sus virtudes. Sin embargo, puede convertirse en un defecto. Suele ser demasiado generoso, especialmente en ataque, y mira el aro menos de lo que debería. En determinadas ocasiones parece que se encuentra muy cómodo ejerciendo como secundario, cuando realmente aspira a mucho más que eso.

Las opciones de Josh Green en el Draft 2020 y en la NBA

Josh Green es uno de los jugadores con más potencial de este Draft, aunque todavía está muy lejos de lo que puede llegar a ser. Las condiciones de este joven australiano (cumplirá 20 años en noviembre) para jugar al baloncesto son excelentes. Tendrá que ir mejorando poco a poco y, si esto sucede, irá ganando minutos y protagonismo en su equipo.

Teniendo en cuenta su posible posición en el sorteo universitario (mediados o final de primera ronda), lo más probable es que caiga en una franquicia con aspiraciones competitivas. Por lo tanto, será complicado verle brillar en su año de novato. Pero si trabaja y continúa mejorando, su tiempo acabará llegando. Y lo hará más pronto que tarde.

Mejores jugadores que se presentan al draft 2020 de la NBA

Este es nuestro análisis pormenorizado de algunos de los mejores jugadores del draft 2020.

LaMello BallCole AnthonyAnthony Edwards
Jaden McDanielsIsaiah StewartJames Wiseman
Théo MaledonNico MannionTyrese Maxey
Deni AvdijaJosh GreenAshton Hagans
Obi Toppin

Deja un comentario