Naby Keïta, un diamante para Klopp

cómo juega Naby Keita Liverpool

El jugador guineano llegó a Anfield tras una buena temporada con el Leipzig, siendo una pieza importante junto a Werner y Forsberg. Analizamos cómo juega Naby Keita y qué aporta en este Liverpool 18-19 de Klopp.

Cómo juega Naby Keita en el Liverpool

Años atrás vimos a Coutinho siendo el enganche y la figura principal para desarrollar el juego del Liverpool. Tras su marcha, parece ser que Naby Keita coge este ‘rol’. Lo hemos visto ya en los primeros partidos, el guineano es capaz de mucho: rapidez en el juego, visibilidad amplia, conducción perfecta, y si tiene la oportunidad, buen chut desde fuera del área.

No es el mismo tipo de jugador que el brasileño, Coutinho es mucho más vertical. Pero las características de Keïta la contrarrestan y hacen del guineano un jugador ‘top’ para este Liverpool.

Si los ‘Reds’ se encuentran con un ataque posicional, Naby Keita puede resolver esta situación. Su capacidad de pase entre líneas y la velocidad, son capaces de romper infinitas barreras. El ex-jugador del Leipzig es capaz de adaptarse a cualquier posición del centro del campo, y esto le permite a Klopp utilizar diferentes variables. El guineano puede jugar de interior, su posición ideal, ya que conecta a la perfección con los atacantes: Salah-Mané-Firmino, tienen un socio perfecto este curso, y esperemos, por el bien del fútbol, que muchos más.

Klopp puede alinear a Keita, también, en el pivote, con su polivalencia, físico y buena salida de balón. Si analizamos cómo juega Naby Keita, vemos que su fichaje por el Liverpool encaja por todos lados. El guineano está hecho para jugar con Klopp y, el estilo Klopp pedía a gritos un jugador con estas características. Sí, solo tiene 23 años y está demostrando de lo que es capaz de hacer, veremos como le va en Anfield y qué ‘rol’ le da Klopp. Con él, el Liverpool gana en muchos aspectos. Tiene a un jugador capaz de todo, un jugador que puede dar muchas alegrías a los aficionados ‘Reds’.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *