Roger Ibáñez, juventud y potencial para la defensa de la AS Roma

Hace poco más de un año, la Atalanta de Gasperini se hacía con la ficha de un joven defensor brasileño del que poco o nada se conocía. Él era Roger Ibáñez, y llegó a Bérgamo con el cartel de futuro central de la verde-amarela. La Dea desembolsó casi cuatro millones de euros para arrebatárselo a un Fluminense que apenas dos años antes se había hecho con sus servicios por 150.000€.

¿Volvería a ser un golpe de mercado de los orobici? Si en algo es experta esta Atalanta es en conseguir jugadores desconocidos para el gran público, o en un momento difícil de sus carreras, y relanzarlos a nivel deportivo y económico, consiguiendo así un gran rendimiento sobre el rectángulo de juego y en las arcas del club.


No obstante, en esta ocasión solo lo ha sido para la segunda. Después de pasar un año natural en Bérgamo, Ibañez apenas había disputado 20 minutos de juego con la zamarra nerazzurra. Pese a ello, a Gianluca Petrachi, director deportivo romanista por aquel entonces, no le tembló el pulso para redoblar la cantidad que la Atalanta había pagado un año antes, y así, llevárselo a Roma.

¿Quién es Roger Ibáñez?

El actual jugador giallorosso se inició en el modesto PRS Futebol Clube de Garibaldi, fundado en 2015. Sus condiciones le llevaron rápidamente al Club Sportivo Sergipe de Serie D. Lo que él no podía imaginar es que tan solo medio año después, y con tan solo 19 años, se enfundaría la camiseta del Fluminense. Su potencial captó la atención del club tricolor, que rápidamente se hizo con el defensor para engrosar la primera plantilla.

Su primera campaña fue de adaptación. No olvidemos que el paso de Ibañez del fútbol no profesional al de élite de su país fue meteórico. Durante su primera campaña con el Flu no disputó ni un solo minuto. Fue en el segundo cuando participó en 14 partidos del Brasileirao y en otros 7 de Copa Sudamericana. Algo que le valió para ser convocado por la Selección Sub23 de Brasil.

Roger Ibáñez el día de su presentación con el AS Roma

De padre brasileño y madre uruguaya, Ibáñez posee ambos pasaportes, aunque nada hace indicar que pueda tomar rumbo a las filas del combinado celeste. Con 21 años parece haber llegado el momento en el que pueda sumar minutos de juego, y así crecer y demostrar el potencial que se le presupone pese a su cortísima carrera futbolística.

Cómo juega Roger Ibáñez

Tan cierto es que han sido pocos los partidos oficiales en los que Ibañez ha participado, como que en todos ellos ha evidenciado unas condiciones notables para la práctica del fútbol. Con una altura de 1,86 centímetros, y un cuerpo vigoroso, sorprende su velocidad y extraordinaria zancada. Con un posicionamiento y una marca correcta, suele corregir sus errores en ambas con su potencia física. Veloz en la corrección, es habitual verlo hacer uso de un tackle para cortar ataques rivales.

Además de ello, otro de sus puntos fuertes es la calidad técnica. La demuestra en la salida de balón. Si bien el pase en largo es un aspecto muy mejorable, le gusta romper líneas rivales en conducción, y posee mucha sangre fría para driblar a un rival en zona comprometida, y dar salida en ventaja numérica a sus equipo.

Diamante con mucho por pulir

Su virtud para ganar duelos aéreos no se ve reflejada en la finalización. Sus remates en faltas laterales o saques de esquina suelen ser desacertados. Además, y en no pocas ocasiones, no consigue tomar decisiones óptimas en la salida de balón en conducción o pase, en el momento oportuno de ir al suelo, o incluso, a la hora de enfrentarse en un uno contra uno.

Roger Ibáñez durante su paso por el Atalanta

Sin duda alguna, Fonseca tiene ante sí un diamante en bruto, pero debe saber pulirlo y darle la cantidad de minutos que merece y necesita para mostrarse como un activo importante para el grupo.

¿Cuál es la posición de Roger Ibáñez?

En el Flu hizo las veces de central, tanto por la derecha, como sobre todo, por la izquierda. El equipo brasileño jugaba con defensa de tres, de ahí su conexión con el sistema de juego bergamasco. Llegado en el mercado invernal, Ibañez fue suplente en sus primeros cuatro partidos con la Lupa. Ahí llego el parón por Covid-19, y con la reanudación, solo se ha perdido el choque ante el Milan. Siete encuentros en los que ha sido titular en seis, el primero en defensa de cuatro, y los cinco últimos en defensa de tres centrales.

El cambio de sistema táctico de Fonseca, le garantiza un puesto en el once titular de aquí a final de temporada. Con Roger Ibáñez el club giallorosso posee una pieza distinta a todas las que tiene, y su obligación es sacarle el partido que merece. Teniendo a Mancini y Smalling por delante, el brasileño debe postularse como tercer central y como titular ante un cambio de sistema. Ahora, los tifosi capitalinos saben que hay jugador, lo que nadie conoce es el techo que tiene.

La vida en Roma

Su llegada a la Roma sorprendió mucho. Sus apariciones con la Dea habían sido casi nulas, y apostar por él bien podía considerarse un riesgo notable. Más aún si hablamos de su coste. Ni corto ni perezoso, Petrachi se hizo con la cesión de su ficha por 18 meses, con la obligatoriedad de su compra al término del préstamo. Dicha compra se ha estipulado en 8 millones de euros, a los que se le debe sumar 2 en variables , y un 10% del ingreso de una futura venta que se reserva la Atalanta, siempre que se dé antes del 30 de junio de 2024.

Estadísticas de Roger Ibáñez

EquipoTemporadaPartidosGolesAsistencias
Fluminense2017---
Fluminense201821--
Atalanta2018/191--
Atalanta/Roma2019/208--

Deja un comentario