Concurso de Mates del 2000… ¿Qué fue de sus participantes?

¿Qué fue los participantes del concurso de mates del 2000?

Durante toda la historia de la NBA, y más concretamente desde la aparición del All-Star, ha habido una gran cantidad de concursos de mates, de triples… aunque, unos mejores que otros. En los que no son nada destacados, siempre hay alguna actuación que acaba salvando el concurso. Como hace unos años, cuando el último mate de John Wall arregló el concurso.


En los que son buenos hay actuaciones que no son equiparables al resto, bajando el nivel general de la contienda. Por eso es muy difícil que haya concursos que destaquen sobre los demás, quedando muy pocos por encima del resto. Y estos pocos son los concursos que enfrentaron a Michael Jordan y a Dominique Wilkins a finales de la década de los 80. O los de los años 2000 y 2009. De esto último jamás olvidaremos el famoso mate de Nate Robinson sobre Dwight Howard. O el concurso del año 2016, en el que Aaron Gordon y Zach Lavine demostraron ir en contra de la gravedad.  De todos estos, aunque resulte difícil, yo me quedo con el concurso de mates del 2000, analizando en esta entrada cómo le fue la carrera a sus participantes.

El concurso del 2009, los que recibieron la herencia del Concurso de Mates del 2000.
Nate Robinson, siempre contradiciendo la frase de que «el hombre no puede volar». www.sneakerfiles.com

Vince Carter, ganador del concurso de mates del 2000

Empecemos por el ganador del concurso de mates del 2000, Vince Carter. Llegaba como «Sophomore» a aquel concurso y tuvo que dejar atrás los saltos del «pequeño» Steve Francis. Y también los de Jerry Stackhouse (de los mejores matadores de la historia). En la final se enfrentaría al recién nombrado Hall of Famer, su primo, Tracy McGrady.

Tras abrir el concurso con un 360º, muy arriesgado, fue avanzando a la final, quedándose a muy poco de la puntuación perfecta varias veces. Ya en la última ronda, dejó dos mates para la historia, y un gesto que se recordará siempre. Los mates: un molinillo que acabó colgándose del aro con el codo, y un «alley-oop» de McGrady que se pasará entre las piernas antes de hundirla. Y el gesto: «It’s over». Se acabó. Porque esa es la sensación que había en el recinto, que nada de lo que hiciera Tracy podría igualar lo logrado por «Vinsanity«. Y así fue.

Foto perteneciente al Concurso de Mates del 2000
Concurso de Mates del 2000, el Leonardo da Vinci de los mates, el gran inventor. espn.go.com

Qué fue de la carrera de Vince Carter tras el concurso de mates del 2000

Tras este concurso, y la marcha de McGrady a Orlando, se quedará solo en Toronto como máxima arma anotadora. Así consiguió lograr 25 puntos por partido en las 3 primeras temporadas. Sin embargo, bajó su aportación (por lesiones o por desesperación) en sus últimos años en Canadá. Como consecuencia, en 2005 será traspasado a Nueva Jersey. Allí, y al lado de Jason Kidd, volverá a mostrar su mejor nivel, volviéndose un jugador más completo, aunque sin fortuna en los PlayOffs. Tras tres años llenos de logros individuales, puso rumbo a Orlando, con los que alcanzará, en su primera temporada, las Finales de Conferencia, siendo eliminados por Boston Celtics, que jugarían contra Los Angeles Lakers las Finales.

El desenlace de la carrera de uno de los participantes del Concurso de Mates del 2000.
Carter contra Shaq, dominadores en distintos sentidos. rachaeledwards.com

Después de esto, y tras un año sin mucha gloria en Phoenix, volverá a compartir cancha con Jason Kidd en Dallas, llegando en 2014, con 37 años a sus espaldas, a Memphis, donde continuaba hasta unirse a Sacramento este verano, siendo el único jugador de aquel concurso de mates que sigue en activo. Como legado, a pesar de no tener ningún anillo, tiene numerosas participaciones en el All-Star, récords en Toronto, Nueva Jersey o en PlayOffs y, lo más importante, la influencia en tantos jugadores actuales y aficionados, que siguen encandilados de su forma de jugar, aunque sea la sombra de lo que un día llegó a ser. Personalmente, Vince Carter siempre estará entre mis favoritos.

Tras analizar a Vince, y teniendo en cuenta que si no me quedaría un artículo demasiado extenso, me voy a centrar en los ya mencionados McGrady, Steve Francis y Stackhouse, ya que fueron los otros destacados de este concurso de mates. Y empezaré por «T-Mac», ya que toda la polémica que ha habido a su alrededor en los últimos meses (por el HOF) me hace querer empezar diciendo una cosa: SÍ merece estar en el Hall of Fame. No ha ganado ningún anillo, vale, pero Vince Carter tampoco, y cuando se retire allí estará, y nadie dudará de ello, al igual que Yao Ming, Allen Iverson, Charles Barkley (analizado en el último artículo de mi serial de Reyes sin Corona) o Stockton, todos «Hall of Famers«.

McGrady, otro de los matadores del Concurso de Mates del 2000.
A pesar de las críticas, el HoF acabó aceptando la candidatura de 16 años de Tracy McGrady. www.si.com

Y es que McGrady, logró algo mas allá de campeonatos NBA, algo que muy pocos sabían hacer, que era dar espectáculo. Y aunque podáis decir que muchos hacen lo mismo, no, hay muy pocos comparables a McGrady. Parte del top-50 de mejores de la historia, top-5 en puntos por partido en PlayOffs, y una posible leyenda lastrada por las lesiones (suyas propias, y las de Yao Ming). Y de sus jugadas, que son muchas las que son espectaculares, siempre quedará guardada en nuestra memoria una de las actuaciones más decisivas en minutos finales (más «clutch«) de la historia, como fue la del año 2004 contra San Antonio, logrando en tan sólo 35 segundos 13 puntos, y dándole la victoria a Houston con un triple sobre Brent Barry y Tony Parker. Simplemente, McGrady.

Tras él toca hablar del irreverente Steve Francis, que llegó al concurso como Rookie de los Houston Rockets, y que no llegó a disputar 10 temporadas en la NBA, por culpa de su carácter y actitud, sus encontronazos con los entrenadores y su incapacidad para aceptar un rol que no fuera el de jugador franquicia. A pesar de todos estos problemas, acabó con un promedio de 18 puntos, 6 asistencias y casi 6 rebotes, fue Rookie del año, y 3 veces All-Star, y es recordado como un jugador eléctrico y explosivo, que se caracterizaba por el sistema de «Run n’ gun», es decir, coger el rebote, hacer transiciones ofensivas muy veloces, y anotar, ya fuera mediante un mate sobre algún defensor, una asistencia, o un tiro de tres.

Steve Francis, finalista del Concurso de Mates del 2000.
Hasta sus rivales se sorprendían de su verticalidad. www.pinterest.com

Finalmente, el último destacable es Jerry Stackhouse, al que conocieron en un principio como el «próximo Michael Jordan», entre otras razones por su parecido en cuanto al físico, la altura, la forma de jugar, fueron a la misma universidad o los escogieron en la misma posición del Draft. Tras varias temporadas en Philadelphia, fue enviado a Detroit, donde jugará cuando participe en el Concurso de Mates del 2000, y donde logrará su máxima de puntos por partido, que se situaron en 29. Después, en su etapa como jugador de los Dallas Mavericks, tendrá un gran valor para el equipo ya que, con su suspensión en las Finales del año 2006, dejó las cosas más sencillas a los Miami Heat, que se alzaron con el título. Tras esto, jugó en Milwaukee, Miami, Atlanta y Brooklyn, retirándose en el verano de 2013, dejando tras de sí una media de 17 puntos por partido, y casi 1000 partidos jugados, 2 participaciones en All-Star, y 18 temporadas al más alto nivel.

Jerry Stackhouse, otro participante más del Concurso de Mates del 2000.
Jerry y «The Answer», las estrellas más brillantes en el firmamento de Philadelphia. www.slamonline.com

Y una vez analizados todos, uno puede darse cuenta de que todos tienen unas características comunes: fueron unos anotadores descomunales, que rompieron récords, que desataban los gritos y aplausos de la afición, y que ninguno de ellos logró retirarse con un anillo en su poder, a pesar de haberse quedado cerca. Al fin y al cabo, sus carreras son la muestra definitiva de que sí, un anillo es importante, pero no es tan importante como para dejar un legado, ser recordado, y poder entrar en el debate de los mejores jugadores de la historia, porque McGrady y Vince, al menos, están en él.

1 comentario en «Concurso de Mates del 2000… ¿Qué fue de sus participantes?»

Deja un comentario