El conflicto de Green y Durant podría cambiar todo en la NBA

pelea entre Green y Durant

Andre Igoudala es un sabio veterano. Cuando Ethan Strauss de The Athletic le pregunta si los Warriors pueden ganar el campeonato a pesar de los roces personales entre Green y Durant, Iggy hizo referencia a los Lakers de Shaq y Kobe y luego dijo:

«Todo tiene un fin«.

Los roces entre Green y Durant

Los roces entre Green y Durant no son nada nuevo. Hemos visto al menos tres intercambios acalorados en cámaras en las tres temporadas de KD en La Bahía. Green es un tipo emocional y conflictivo. Es parte de la identidad de los Warriors. Es el filo peligroso de la navaja que contrarresta los lados más sutiles y delicados de Steph Curry y Klay Thompson.

Pero esta vez es diferente. Zach Lowe, en su podcast, indicó que normalmente la organización de los Warriors es muy abierta con sus declaraciones públicas y privadas. Pero esta vez no había una constante y las reacciones fueron entre un silencio no característico y voces de preocupación.

En el 2016, Draymond tuvo un intercambio verbal violento con el entrenador Steve Kerr. Se dio en el camerino durante el medio tiempo de un partido televisado a nivel nacional. La periodista de NBC, Lisa Salters, estaba justo fuera del camerino y reportó con lujo de detalles el incidente. Green estuvo que ser contenido para no atacar físicamente a Kerr.

Incluso con ese incidente los Warriors no castigaron a Green. Se manejó internamente como toda buena franquicia maneja sus «trapos sucios». Pero lo sucedido este lunes necesitó de un castigo más público y esto no es debido al supuesto ataque verbal de Draymond que se tornó muy personal según reportes. Esto es debido a la otra parte del problema: Kevin Durant.

Draymond Green y Steve Kerr

El carácter de Draymond Green le ha llevado a tener problemas hasta con Steve Kerr.

La fidelidad de Durant a los Warriors

Durant es agente libre este verano y existe la preocupación dentro del equipo campeón que KD puede estar buscando un nuevo hogar. Las razones pueden ser muchas y son conocidas solo por su círculo interno. Ya sabemos que Durant es influenciable y no tiene la misma mentalidad que esperamos de jugadores de su nivel.

Los Warriors entraron en modo control de daños luego del último enfrentamiento entre Green y Durant. Escogieron un bando: el de Kevin Durant. La suspensión de Green es un reflejo del tacto que es necesario al lidiar con Durant. Es como tratar de rescatar un cachorro de la calle. Sin movimientos bruscos y con galletitas en la mano. Solo que se trata de un profesional multimillonario de 7 pies y una obsesión con Rihanna.

Los Warriors – sabiamente – aprendieron de los errores del Thunder. OKC aprendió que no se puede confiar lo que diga Durant. Es necesario tratar de interpretar sus acciones y ofrecer un ambiente sin mayor alteración. Aunque eso signifique sacrificar a una de sus piezas vitales en Green. No queda de más volver al completísimo artículo de Royce Young acerca de la sorpresiva salida de KD de Oklahoma City.

Las consecuencias del roce entre Green y Durant

Es muy posible que este año no veamos ningún cambio dentro de los campeones defensores. No hay nada que una seguidilla de 12 victorias y un campeonato no arreglen. Los cambios se pueden dar el siguiente verano.

La situación fiscal de los de Golden State es complicada. Klay Thompson es agente libre y espera un contrato cercano al máximo. Los Warriors el siguiente año empezarían a pagar impuestos extras por ser un equipo que ha estado sobre el límite salarial al menos tres veces en los últimos cuatro años (el famoso repeater tax). Este año deben pagar $50 millones en impuestos a la liga. Con un nuevo contrato de Thompson (y la opción de jugador de Durant) los Warrios podrían ver una factura de $90 millones sólo en impuestos. Antes de deshacerse de Green o Thompson, Bob Myers necesita la promesa de Durant de quedarse en el equipo. Ya hemos visto que eso es un tema complicado

Durant, Green, Curry, Thompson y Cousins

Durant, Green, Curry, Thompson y Cousins: un núcleo imposible de mantener.

Para el resto de la NBA eso abre una ventana de oportunidad. Cada gerencia hará las diligencias para informarse de la verdadera situación en Golden State. Veamos equipos cuyos planes pueden cambiar tras lo sucedido entre Green y Durant.

Boston

Los Celtics están teniendo un difícil inicio de temporada. Finalmente tiene a todas sus piezas completas, pero la ofensiva no parece mejorar. Ocupan el lugar 24 en la liga en ofensiva. Hayward aún no está recuperado y Jaylen Brown ha perdido protagonismo. Tatum es un aniquilador, pero se ha enamorado de la media distancia. Puede o no que hayan rumores de canje de Terry Rozier. Empaquetar a Rozier con el futuro pick de Memphis y uno que otro activo puede que sea suficiente para adquirir la última pieza del rompecabezas.

Bucks

Los Bucks deben decidir si el equipo actual alrededor de Giannis es suficientemente bueno para ganar un campeonato, no solamente llegar a la final. Son preguntas diferentes y esto puede tener repercusiones directas en los contratos de Middleton y Eric Bledsoe (ambos agentes libres este verano) y/o su disponibilidad en este «trade deadline«.

Sixers

Philadelphia ya tomó su primer paso a la contención inmediata con el canje de Butler. Si notan que el trono estará disponible la siguiente temporada puede que el experimento de Markelle Fultz en Philly tenga pronta fecha de expiración. Una cuarta estrella o un tirador que pueda crear su propios tiro puede llevar a Philly directo al tope.

Rockets

Luego de deshacerse de Melo, los Rockets ocupan reconstruir su banca. Si su ventana de oportunidad se abre de nuevo podemos esperar a un Morey muy agresivo buscando buyouts y agentes libres.

Spurs

Los Spurs parecen resignados a estar en la parte baja de los playoffs por los siguientes dos años para luego entrar en full modo de reconstrucción. Si los Warriors se debilitan, esto podría empujar a Pop y RC Buford a ofrecer a Gasol y Patty Mills en busca de jugadores que les den una mejor opción al título.

Clippers y Lakers

Los equipos de Los Angeles parecen ser los mejores posicionados ante un declive de los Warriors. Ambos llegan con suficiente espacio salarial para dos jugadores máximos y con talento intrigante para adquirir una super estrella por canje. Kawhi Leonard es el objetivo de ambos. Robarse a Klay Thompson sería un double hit.

LeBron James Kawhi Leonard

¿Acompañará Kawhi Leonard a LeBron James en los Lakers?

Pelicans

Desde el canje por Mirotic, los Pelicans parecen haber encontrado la formula adecuada para ganar con Davis. No hace daño que Jrue Holiday está sano y jugando a un gran nivel. Están a un alero de ser una verdadera potencia. No es de extrañarse que lo sucedido en Golden State dispare las alarmas en New Orleans buscando ese último ingrediente.

Lo que nos lleva a Davis. «La Ceja» es el santo grial. Todos los equipos tienen un ojo puesto en la situación en New Orleans, al menos por los últimos dos años. Boston y los equipos de LA son las mayores amenazas. Cuando mencioné que se «disparan las alarmas» no es una exageración. Saben que los equipos vendrán con ofertas más y más agresivas y la presión de ganar será aún más fuerte. Una cosa es mantenerse a flote en el Oeste sabiendo que existe un equipo imbatible en La Bahía. Eso reduce las expectativas. Otra cosa es tener equipos como Celtics y Lakers susurrando dulces cosas a tu jugador franquicia mientras tu tienes a Wesley Johnson como tu tres titular.

Como dijo el sabio Iggy «Todo tiene un final«. Los Warriors pueden que ya estén viendo el suyo al final del túnel, lo que iniciaría una nueva era en la NBA.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *