The following two tabs change content below.
Graduado en Magisterio Infantil y estudiando un Máster de Periodismo. Fútbol como manera de vida. Un balón, dos porterías y 22 futbolistas es suficiente para ser feliz

El FC Barcelona no pudo llevarse la victoria de Grecia. Los hombres de Valverde sin excesiva fluidez en el juego contaron con varias ocasiones para llevarse el choque. Messi tanto en la primera mitad con una falta como en el segundo tiempo tuvo en sus botas el 0-1.

A pesar de todo el Olympiacos tuvo sus oportunidades. Sobre todo a partir de la calidad y visión de juego de Fortounis. El heleno tuvo en la primera mitad la mejor ocasión para los locales.

Fortounis controlando un balón frente a Semedo

Fortounis controlando un balón frente a Semedo. mundodeportivo.com

Los culés gozaron de bastante posesión pero contaron con poca profundidad. La magia de Iniesta faltó en el centro del campo y Busquets y Paulinho no supieron llevar la manija del equipo.

Messi volvió a ser el comandante de los culés partiendo desde el centro del campo y llevando los tempos del partido. Suárez también tuvo su participación y contó con una buena ocasión en la primera mitad.

En los minutos finales los catalanes metieron en su campo al Olympiacos. La entrada de Rakitic dio empaque y seguridad al centro del campo de los culés y les permitió seguir subiendo líneas y enlatar a los griegos en su área.

Empate que no sabe mal para los blaugranas ya que la Juventus empató a uno frente al Sporting de Lisboa.