, , , , , , , , ,

El agradable dilema de Ernesto Valverde

Coutinho, el traspaso más caro del mercado de fichajes de invierno.
The following two tabs change content below.

Sergio Herrero Valgañón

Estudiante de periodismo. Seguidor de todo lo que se juegue con un balón. Hay que querer la pelota. Del Barça, y de Lebron.

Entradas recientes de Sergio Herrero Valgañón (ver todas)

¿Cuál será el 11 titular del Barcelona tras la recuperación de Dembélé y el fichaje de Coutinho?

Seguramente, la cabeza de Ernesto Valverde no haya dejado de funcionar desde el pasado fin de semana. Dembelé disponible para jugar (fue titular ante el Levante) y Coutinho como excelente refuerzo invernal para la zona de creación y el ataque azulgrana. Dos nuevos diamantes que poder incluir en su ya lujosa plantilla. Ahora bien, colocarlos sin afectar al resto de jugadores ni a la dinámica ascendente del conjunto no parece tarea sencilla.

Es innegable que un gran abanico de posibilidades se le ha abierto al técnico. Poder cambiar el sistema, la forma de juego o el estilo de presión son algunas de las diferentes variantes que los recién llegados (o recuperados, en el caso del joven francés) le ofrecen al Txingurri para mejorar la situación que lleva el equipo azulgrana. El favorable momento en Liga puede darle numerosas oportunidades de cambiar los sistemas o atreverse a modificar las posiciones y tareas de alguno de sus jugadores.

Dembelé será teóricamente uno de los atacantes titulares. La dificultad de su adaptación radica en la preferencia de Valverde por el 4-4-2. Al tener las posiciones más adelantadas dos nombres irreemplazables (Messi y Luis Suárez), el joven francés ocuparía una de las dos bandas, con el correspondiente esfuerzo defensivo que esta posición le obligaría a realizar. Sin duda alguna, el extremo francés preferiría ocupar los carriles exteriores en un 4-3-3, donde sus tareas defensivas serían menores y su gran habilidad, el desborde, podría verse en su máxima expresión.

Dembelé aún tiene que demostrar de qué es capaz para ganarse un puesto en el 11 titular del Bacelona.

Dembelé aún tiene que demostrar de qué es capaz para ganarse un puesto en el 11 titular del Bacelona.

El segundo nombre venido para revolucionar el juego del Barça de Valverde es el de Coutinho. Con la polivalencia como arma principal, el brasileño puede presumir de poder ocupar cualquiera de las posiciones de la creación (volante y banda en un mediocampo de cuatro jugadores, interior en uno de tres) así como las alas en la finalización. Philippe tiene desborde, último pase y acierto de cara a gol. Un jugador llamado a ser diferencial.

Coutinho ilusiona y puede ayudar mucho al juego azulgrana. Su puesto en el 11 titular del Barcelona parece asegurado.

Coutinho ilusiona y puede ayudar mucho al juego azulgrana. Su puesto en el 11 titular del Barcelona parece asegurado.

Por último, Valverde no debe olvidar a los que ya estaban, con un nombre por encima de los demás. Pocos esperaban que Paulinho y su rol en el campo fuesen a estas alturas de la temporada el gran descubrimiento, así como una de las piezas angulares del juego barcelonista. El entrenador no debe olvidarse de él, un jugador diferente al resto, con un físico privilegiado y una habilidad para el oportunismo pocas veces vista. Paulinho, y el resto de centrocampistas han visto crecer la competencia, pero confiarán en mantener su importante papel en la dinámica azulgrana.

Paulinho ha sido la sorpresa de la temporada. ¿Será el sacrificado en el 11 titular del Barcelona ?

Paulinho ha sido la sorpresa de la temporada. ¿Será el sacrificado en el 11 titular del Barcelona ?

El Txingurri tiene las piezas suficientes para marcar época y definir un nuevo estilo en el Camp Nou. Valverde tiene que gestionar los minutos, el modelo de juego y la consecución de los resultados. Se ha ganado la confianza de jugadores y de la afición. Ahora solo le queda apuntalar los nuevos diamantes para alcanzar, a final de temporada, los tan ansiados tesoros.