,

¿Cuáles son las selecciones favoritas en el Mundial Femenino 2019?

Mundial Femenino 2019 en Francia

A pocos días para que empiece el Mundial de Francia, gran parte de los combinados nacionales ya se encuentran en territorio francés. Y las seleccionas favoritas en el Mundial Femenino 2019 ya trabajan de cara a obtener el trofeo. Son días de muchos nervios, donde ya se respira un ambiente mundialista y lo único que se desea es empezar a ver rodar el balón.

También los medios de comunicación empiezan a calentar la cita, muy presente en los rotativos y programas de televisión de los países participantes. Se espera un gran impacto internacional, tanto a nivel mediático como a nivel institucional.

Top-5 de selecciones favoritas en el Mundial Femenino 2019

En los últimos años, el interés por el fútbol femenino ha subido como la espuma. Y como no podría ser de otra manera, este Mundial de Francia será objeto de todas las miradas del panorama futbolístico, a expensas de conocer a las nuevas reinas del fútbol mundial. ¿Pero quienes son las principales candidatas a ocupar el cetro del fútbol femenino mundial?

Estados Unidos

Las norteamericanas son las vigentes campeonas del mundo, coronadas en Canadá en el año 2015 después de golear a Japón en la final (5-2). Un año después, la cita olímpica de Río de Janeiro tuvo un claro aroma a fracaso, después de quedar muy lejos de la lucha por las medallas. A pesar de este fracaso, todas sus rivales tienen muy presente que la selección estadounidense es la vigente campeona mundial y el país con más mundiales femeninos en su palmarés, con 3 títulos.

Por otro lado, las americanas no parecen llegar a la cita de la mejor manera posible. Inmersas en una lucha social por los derechos de las mujeres en el mundo del deporte, en guerra con su propia federación nacional, y con 11 de las 23 convocadas debutando en una cita mundialista. Dentro de este escenario, la que fuera la jugadora más mediática del combinado nacional y una de las principales artífices de sus grandes éxitos, la portera Hope Solo, ha quedado fuera de la lista por motivos extradeportivos.

Alex Morgan, estrella de la Selección de Estados Unidos

Por suerte, podrán seguir contando con grandes estrellas como Carli Lloyd, Alex Morgan o Julie Ertz. Veremos si este ambiente de rebeldía supone una motivación extra para el equipo. O acaba generando una sensación de inestabilidad nada recomendable para afrontar este tipo de citas.

Japón

Las niponas son las vigentes subcampeonas del mundo, después de perder la final en Canadá frente a los Estados Unidos de forma estrepitosa. Lo cierto es que el conjunto japonés cuenta con una gran experiencia en este tipo de citas, y ya fueron campeonas del mundo en el año 2011.

Pero lo cierto es que el bloque empieza a demandar una renovación de sus efectivos. También cabe destacar que no participan en una gran competición desde el Mundial de Canadá del 2015, ya que no se clasificaron para la disputa de los Juegos Olímpicos en Río del 2016. Lejos del ambiente de inestabilidad que se respira en la concentración norteamericana, lo cierto es que Japón es uno de los países que más fuerte ha apostado por el crecimiento del fútbol femenino.

El país del sol naciente ha invertido una gran cantidad de recursos destinados a la mejora de la formación de técnicos y futbolistas, de las instalaciones y de la divulgación del fútbol femenino. Además, cuentan con grandes jugadoras, como las capitanas Saki Kumagai y Mana Iwabuchi.

Mana Iwabuchi, estrella de la Selección de Japón

Francia

La anfitriona del campeonato y gran esperanza del fútbol europeo para recuperar la corona mundial. Se trata de una selección que cuenta con grandes estrellas del fútbol del viejo continente, e incluye en sus filas a la columna vertebral del Olympique de Lyon, equipo que ha dominado con mano de hierro las últimas 4 Champions League.

A pesar de contar con grandes jugadores como Sarah Bouhaddi, Wendie Renard, Le Sommer o Amandine Henry, Balón de Plata del pasado mundial, lo cierto es que la selección gala se ha estrellado en todas y cada una de las citas a las que se ha ido enfrentando. En el último lustro, ni en el Mundial de Canadá en 2015, ni en los JJOO de Río en 2016, ni en la Eurocopa de Países Bajos de 2017, ha podido superar el «techo de cristal» que supone para ellas la ronda de cuartos de final. Deberemos comprobar si la condición de anfitrionas y favoritas al título les supone una motivación extra. O quizás les pueda suponer una presión añadida que puede derivar en ansiedad.

Alemania

Las teutonas se presentan a la cita mundialista después de hacerse con la gloria olímpica en 2016, en Brasil. En la última Eurocopa, por el contrario, no pudieron llegar a semifinales, después de perder en cuartos frente a Dinamarca. Las alemanas son una selección acostumbrada a disputar grandes torneos y llegar hasta las rondas finales.

En el Mundial del 2015, acabaron clasificándose en cuarto lugar, después de perder en semifinales contra Estados Unidos. Si bien es cierto que el oro olímpico en Río supuso un gran éxito, también cabe destacar que sus coronas mundialistas ya quedan un poco lejanas, 2003 y 2007. A nivel de plantilla, Alemania es uno de los conjuntos más veteranos del torneo. Consciente de la edad de sus jugadoras, la seleccionadora ya ha iniciado la transición generacional, incluyendo entre las seleccionadas a jugadores muy jóvenes.

A pesar de esta inclusión de jóvenes jugadores, el núcleo duro del equipo sigue estando formado por jugadoras muy experimentadas. Es el caso de futbolistas como Dzsenifer Marozsán, jugadora del temible Olympique de Lyon, finalista al último The Best y elegida mejor jugadora de la Liga Francesa por tercera vez consecutiva. También encontramos a Lena Goebling, Carolin Simon y Verena Schweers, jugadores muy experimentadas en competiciones de clubes y selecciones.

Dzsenifer Marozsán, estrella de la Selección de Alemania

En este proceso de relevo generacional, cabe destacar la ausencia de dos jugadoras que fueron protagonistas en el último Mundial. En primer lugar, Célia Sasic, Bota de Oro del Mundial de Canadá, la cual decidió retirarse del fútbol con 27 años después de disputar su último gran torneo. Por otro lado, Anja Mittag, Bota de Bronce del último Mundial y retirada de la selección a sus 34 años.

Inglaterra

Probablemente se trate del equipo que llega con mejores sensaciones a la competición, además de ser una de las selecciones que más ha evolucionado en los últimos años. Desde su tardía creación en el año 2009, las inglesas rápidamente han logrado armar una selección de plenas garantías. En las dos últimas grandes competiciones que han disputado, el Mundial de 2015 y la Eurocopa de 2017, las inglesas han llegado hasta la ronda de semifinales. Acabando con la medalla de bronce en la cita mundialista, y cayendo frente a las anfitrionas y posteriores campeonas en la Eurocopa de Países Bajos.

La selección inglesa es un grupo firme y compacto, sin grandes estrellas. Destaca la defensa del Olympique de Lyon, Lucy Bronze, y la delantera del Fútbol Club Barcelona, Toni Duggan. Este Mundial está en el punto de mira de la Federación Inglesa, la cual ha diseñado un período de preparación premundial de élite. El equipo ya lleva semanas concentrado en tierras inglesas, preparándose en el apartado físico junto a marines del ejército británico.

Además, en la competición amistosa «Shebelieves», las Pross han salido victoriosas frente a grandes selecciones como Japón, Estados Unidos o Brasil. Por lo tanto, Inglaterra se postula como una de las grandes favoritas al título por su gran fortaleza grupal y los resultados cosechados durante la preparación premundialista.

Inglaterra es la actual campeona de la SheBelieves Cup

Otros selecciones que aspiran a ganar el Mundial Femenino 2019

Además de las cinco grandes favoritas al título mundial, existen otros conjuntos que pueden dar la campanada y colarse en la lucha por el título. Por exponer un símil de lo más cercano, nadie se podía esperar que Croacia estaría en la final del último Mundial masculino. Así pues, a continuación se presentan las selecciones que no parten como principales favoritas, pero que pueden llegar a presentar una fuerte batalla en la carrera por el campeonato.

Brasil

En primer lugar, Brasil. Selección histórica donde las haya. Siete veces campeonas de la Copa América, doble subcampeonas olímpicas, y subcampeonas del Mundial de 2007, cuando perdieron la final frente a Alemania. Cuenta con la mejor jugadora de la historia del fútbol femenino, Marta. A sus 33 años ha sido designada en 7 ocasiones la mejor jugadora del planeta y es la actual The Best. Además, es la máxima goleadora histórica de los Mundiales, con 15 tantos. Actualmente milita en la liga de los Estados Unidos, en las filas del Orlando Pride.

Brasil llega a Francia con ganas de reivindicarse, ya que las últimas dos grandes citas han sido todo un fracaso. En el Mundial de 2015, las cariocas quedaron clasificadas en noveno lugar. Y en los JJOO de Río quedaron fuera de las medallas después de perder la final de consolación.

España

En segundo lugar, España. El conjunto de Jorge Vilda llega a Francia con la máxima ambición. Conscientes de no ser las favoritas, pero con muchísima ilusión por hacer un buen papel en el Mundial del país vecino. Los antecedentes no son muy alentadores, pero siguiendo la línea de Inglaterra, la selección española es uno de los conjuntos con mayor evolución en los últimos años a nivel internacional.

Convocatoria de la Selección Española para el Mundial Femenino de 2019 en Francia

En el último Mundial, disputado en Canadá, las españolas debutaban en una cita mundialista, y se notó. Encuadradas en un grupo aparentemente asequible para pasar de ronda, con Brasil, Corea del Sur y Costa Rica, las españolas quedaron últimas de grupo y fueron apeadas del Mundial a las primeras de cambio. La Eurocopa disputada en el 2017 fue una nueva decepción, tras quedar eliminadas en cuartos de final en los penales frente a Austria.

Veremos si la evolución sigue adelante, y podemos ver a la selección española en las ronda finales del Mundial que está a punto de empezar. El seleccionador ha podido armar un gran equipo, formado en gran medida por jugadoras del Fútbol Club Barcelona y el Atlético de Madrid. Además, cuenta con jugadoras con una amplia experiencia a nivel internacional y con estrellas consagradas, como la defensa central del PSG, Irene Paredes.

Holanda

En tercer lugar, Países Bajos. Las Orange cuentan con un bloque joven y descarado, fiel a la filosofía de juego de la escuela holandesa. Aunque no partan como favoritas y hayan tenido que disputar una repesca para llegar al Mundial, son nada más y nada menos que las vigentes campeonas de Europa. Fue en 2017, donde gestionaron su condición de anfitrionas a las mil maravillas. Ganaron su grupo con un pleno de victorias, vencieron en cuartos de final a Suecia por un contundente 2-0. Ya en semifinales, aplastaron a Inglaterra con un 3-0. Y en la final, alcanzaron la gloria después de una divertida final frente a Dinamarca (4-2).

Se trata de un conjunto sin la presión de partir como favoritas. Además, con las ideas claras y la experiencia de haber ganado un campeonato de Europa. Por último, en sus filas cuentan con jugadoras contrastadas en grandes ligas europeas. Dentro del conjunto holandés podemos destacar a la blaugrana Lieke Martens, escogida The Best en el año 2017, o a la extremo del Olympique de Lyon y ex del Liverpool, Shanice Van de Sanden, posiblemente la jugadora más desequilibrante del planeta.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.