Cuando fuimos los mejores, Real Zaragoza

»Como no te voy a querer si te he visto ganar seis Copas del Rey»Las nostálgicas gargantas zaragocistas siguen invocando tiempos mejores, y no tan lejanos, para huir cuanto antes del complicado presente que están viviendo. No podemos caer en la trampa de pensar que el Real Zaragoza es un equipo más por muy mediocres que sean sus últimos años.

6 títulos de Copa del Rey, otras 5 finales perdidas, 1 Supercopa de España frente al Valencia de Benítez, 1 Copa de Ferias y una mágica Recopa de Europa frente el Arsenal en el 95 ya nos hacen pensar en un equipo con tiempos mejores que no hace tanto tuteaba a los grande de España, de hecho ocupa el noveno puesto en la clasificación histórica de la liga española.

Hace 5 años se iniciaba de nuevo la travesía por el desierto de la 2ª división. Muchos entrenadores, prácticamente plantilla nueva cada año y una decepción tras otra es la dinámica del equipo en esta etapa. Pero si hay algo que nunca cambia es la afición, que no entiende de categorías y cada domingo acude a su cita con la vieja Romareda y con la esperanza de volver a ver algún día aquel equipo capaz de doblegar a cualquier, y no al revés.

En la década de los 60, y ya en la Romareda después de abandonar el viejo campo de Torrero, conoceríamos a uno de los equipos más destacados del club y apodado »Los Magníficos». Villa, Lapreta, Marcelino, Santos y Canario eran protagonistas de un equipo de leyenda que ganaría 2 Copas y 1 Copa de Ferias.

Los 5 magníficos del Real Zaragoza en los años 60
Los 5 magníficos del Real Zaragoza en los años 60

Este equipo daría paso a otro también muy recordado pero sin la fortuna de levantar ningún título: »Los Zaraguayos». A pesar de no ganar nada, conquistaron el corazón de los zaragocistas con su buen juego y firmando las mejores clasificaciones del club en el campeonato liguero: 3º y 2º puesto en las temporadas 73/74 y 74/75 respectivamente.

En la década siguiente llega una nueva Copa del Rey, en el 86, frente al Barcelona. Equipo asentado en Primera división y con participaciones europeas que quiere seguir creciendo.

A principios de los 90, el zaragocismo conoce a uno de los mejores entrenadores de su historia, un joven Víctor Fernández que salva el equipo del descenso en la promoción. En 1992 llega Alfonso Soláns a la presidencia y gracias a su gran gestión el club conoce unos años memorables. En 1994 llega una nueva Copa del Rey, esta vez frente al Celta de Vigo y en los penaltis, que combinado con una 3ª clasificación en Liga hacen la delicia de los maños.

Un año más tarde llegaría el colofón a esta gran gestión deportiva, un equipo de leyenda conseguía el mayor logro de la historia del club. Se daban cita en el Parque de los Príncipes el Real Zaragoza y todo un Arsenal. Los 11 maños eran: Cedrún, Belsué, Cáceres, Aguado, Solana, Nayim, Poyet, Aragón, Pardeza, Higuera y Esnáider. Se llegaba el último minuto de la segunda parte de la prórroga con empate a uno, los zaragocistas desplazados daban el último aliento a los suyos y en ese momento todos los españoles éramos un poquito del Zaragoza, pero nadie se imaginaba lo que estaba por llegar. Nayim controla un balón casi en el centro del campo y a la altura de los banquillos, mira de reojo la portería y le pega a puerta con toda la intención y con toda el alma. El balón vuela hacía David Seaman y ni en el Parque de los Príncipes ni en Zaragoza respira nadie hasta que el balón toca la red, tras un mal cálculo en el salto del portero inglés. Explota París, Zaragoza y España. Le pegó Nayim, la empujó la Virgen del Pilar y lo celebró todo un país. El Real Zaragoza se coronaba en Europa, los desplazados a París saltaban y lloraban, mientras en la Plaza de España, en el corazón de la ciudad maña, el zaragocismo se aglomeraba para celebrar la mayor conquista de la historia del club. Ese joven Víctor Fernández, que mencionábamos anteriormente, conducía a un gran equipo que será recordado siempre.

Los 11 héroes del Real Zaragoza en París posan antes del inicio de la final
Los 11 héroes del Real Zaragoza en París posan antes del inicio de la final

La temporada siguiente sería muy distinta, Víctor Fernández es destituido y Alfonso Soláns fallece, sería Luis Costa el que reanimaría al equipo.

En la 99/00, Chechu Rojo hace una temporada increíble, a punto de ganar la liga, pero finalmente se queda sin disputar la Champions League ya que en su lugar acude el Real Madrid tras haber ganado su 8ª Champions.

Con el nuevo milenio empezaría una época de altibajos, irregularidades e inestabilidad. En el año 2001 se levanta una nueva Copa, y de nuevo frente al Celta, entrenado por un tal Víctor Fernández. Al año siguiente el equipo vuelve a descender mas de 20 años después a 2ª División. Solo permanecería un año y volvería para volver a triunfar en su competición favorita.

Año 2004, Montjuic, y enfrente el Madrid de los galácticos. Otra vez en la prórroga, esta vez un argentino. Empate a 2 en el marcador y Luciano Galletti se saca un zapatazo en la frontal del área que bota delante de Cesar Sánchez y se cuela dentro de la portería para levantar otra Copa. Zaragoza volvía a estar de fiesta y quería más y más. Un equipo formado por Villa, Milito, Galletti, Movilla, Cani, Ponzio… Qué jugaba un fútbol rápido y vistoso y que quería crecer y seguir codeándose con los grandes de la Liga.

Este mismo año ganan la Supercopa de España al Valencia de Benítez, actual campeón de liga.

En el año 2006, el Real Madrid llegaba a la Romareda para disputar las semifinales de la Copa del Rey. Un gran Zaragoza de la mano de Diego Milito, le endosa un histórico 6-1 para prácticamente sentenciar el pase a la finalísima, que a la postre perderían frente al Espanyol en el Bernabéu.

Con la idea de hacer al club aun más grande, llega Agapito Iglesias, que se hace con la mayoría del paquete accionarial. Invirtiendo dinero ficha a jugadores de renombre pero no consigue formar un equipo que mantenga el alto nivel de los últimos años.

En 2008 y con una plantilla confeccionada para estar en lo más alto consuma el descenso a 2ª en Mallorca. Un gran mazazo al proyecto, aunque los blanquillos solo permanecerían un año en el infierno.

Desde su vuelta a la máxima categoría nada sería lo mismo. Muchos entrenadores, muchos jugadores, continuo descontento de la afición con la directiva, salvaciones en la última jornada y no sin polémica… La inestabilidad volvía a apoderarse del equipo y ningún proyecto ilusionante estaba a la vista.

En 2013 y tras un año muy irregular se consumaba el último descenso de la mano de Manolo Jiménez, el zaragocismo no aguanta más y se vuelve contra el equipo, el entrenador y la directiva. De nuevo a jugar en el infierno, y hasta el día de hoy.

Último descenso del Real Zaragoza en 2013
Último descenso del Real Zaragoza en 2013

Real Zaragoza, equipo con altibajos, pero equipo laureado, con grandísimas plantillas y con títulos nacionales e internacionales que hicieron saltar a toda una ciudad viendo a un equipo especial, reconocible y con carácter que ha dado muchas tardes mágicas y de gran juego en el templo de La Romareda. Un león ahora mismo hundido y herido que seguro no tardará en rugir nuevamente entre los grandes.

Deja un comentario