Mike D’Antoni, los Houston Rockets y una situación peligrosa

Houston Rockets v Phoenix Suns

5-7 es el balance de Houston Rockets hasta hoy, maquillado con tres victorias consecutivas en su gira por el este. Tras la abultada derrota contra los Thunder y otra derrota contra los Spurs, al fin consiguieron ganar en casa frente a los Pacers. El inicio del mejor equipo de la temporada regular del año pasado está siendo decepcionante. Mike D’Antoni está obligado a hacer reaccionar a los suyos.

Houston Rockets y D’Antoni, en crisis

Las causas principales apuntan a la marcha de puntales defensivos como Trevor Ariza y Luc Mbah a Moute. Así como la retirada temporal del gurú defensivo del entrenador jefe, Jeff Bzdelik. Su vuelta al equipo es todo un alivio para sus aficionados, y para D’Antoni.

D’Antoni ha diseñado los dos ataques más divertidos de este siglo, con permiso de los Warriors, por supuesto. Por un lado, los Suns del seven seconds or less y estos Rockets. Con estos dos equipos ha estado a punto de poder disputar unas finales NBA. Solamente los Spurs de Popovich y Duncan en 2005 y estos inmortales Warriors le han apartado de la gloria. Pero, ¿en qué ha fallado D’Antoni en estos casos?

Volviendo a las finales de conferencia del año pasado, con los Rockets 10 arriba en el marcador al descanso del game 7, se produjo un colapso desde el triple que provocó 27 fallos consecutivos. Demasiado para competir con los Warriors. Mucha gente achacó al banquillo una alternativa para la ofensiva, una rectificación para reconducir la situación.

De nuevo, Popovich se interpuso ante D’Antoni

Una explicación a esa ausencia de cambio, aparte de la ausencia de Chris Paul por lesión, se puede encontrar en el quinto partido de las semifinales de conferencia del año anterior frente a los Spurs. Con Leonard lesionado y los Spurs fundidos, se llegó a la prórroga. Houston decidió ralentizar el juego, contrario a su filosofía. Esto se tradujo en derrota y posterior eliminación en el sexto partido. Por tanto, y volviendo al séptimo partido contra los Warriors, se decidió optar por la opción «morir con lo nuestro». El final de la historia es conocido por todos.

Mismo sistema, diferentes miembros para estos Rockets

Tras la marcha de Ariza y Mbah a Moute, se contrató a Ennis, Carmelo y Carter-Williams. Sobre el papel, peores jugadores en defensa, y con características mejores en ataque, pero diferentes. Seguramente el ataque acabará funcionando y siendo la apisonadora del año pasado en temporada regular. Pero será en la defensa y en los playoffs donde los ajustes introducidos por el entrenador entrarán en juego. Ahí D’Antoni tendrá que demostrar que no sólo es capaz de crear un gran sistema, sino de adaptarlo y perfeccionarlo para competir contra, como mínimo, el segundo mejor equipo de la historia. Con, posiblemente, los dos mejores generadores de ventajas a su disposición, Paul y Harden, Mike, es tu turno.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *